‘Patria y Vida’: la canción de rap que irritó al régimen cubano | Cultura

0
11

Según la historia oficial cubana, a mediados de la revolución de los 50, uno de los hitos de Fidel Castro y otras guerrillas durante la guerra fueron las tres palabras: Tierra o muerte. Un emblema que se ha repetido un millón de veces en discursos, estatuas o propaganda oficial tan famosa como Siempre hacia la victoria. Pero casi seis décadas después, un grupo de músicos se atrevió a insultar el logo oficial, y el gobierno cubano, incapaz de evitar que la canción fuera transmitida digitalmente, respondió con profundo enojo. Todo comenzó la semana pasada, martes 16 de febrero, cuando los músicos lanzaron una canción convocada en varias plataformas. Hogar y vida.

“Somos la dignidad de todo un pueblo que es pisoteado. A punta de pistola y con palabras que todavía son nada ”, dice la canción de los raperos cubanos Maykel Osorbo y El Funky, quienes viven en la isla, junto a otros músicos que viven fuera de Cuba, como Yotuel, Gente de Zona y Descemer OK. “No más mentiras, mi pueblo pide libertad, no más enseñanza; No llamemos más «hogar o muerte», sino «hogar y vida».

«Este será un himno de libertad», El rapero El Funky le dijo a CubaNet desde La Habana. “Hacer el video fue bastante difícil porque la gente no quiere arriesgarse en la situación en la que nos encontramos. No quieren prestarte luces, no quieren prestarte cámaras. Todo marchaba, bajo enormes rompecabezas en una casa pudimos poner esas cortinas negras para hacer el video y gracias a Dios salió. Pero ya sabes, bajo presión. Todo bajo presión ”.

Aunque los artistas están cantando en una habitación oscura, la edición del video es tan crítica como la letra. Comienza con la quema de un dibujo del héroe cubano José Martí, y las cenizas se revelan detrás de un dólar con la cara de George Washington («Cambia Che Guevara y Martí por moneda», dice la canción sobre el poder del dólar). . . En la segunda mitad del video hay imágenes de represión policial contra el movimiento juvenil de San Isidro, así como una imagen del líder del movimiento, el artista Luis Manuel Otero Alcántara, abrazado a la bandera cubana: hace tres semanas, tanto Otero como z. Como rapero, Maykel fue arrestado temporalmente por las autoridades después de manifestarse frente al parlamento para exigir la renuncia del Ministro de Cultura.

“Y el mundo es consciente de que el movimiento de San Isidro sigue adelante”, dice la canción sobre los cientos de jóvenes que salieron a las calles en noviembre del año pasado y exigió la libertad de expresión tras el encarcelamiento del rapero Daniel Solís Island. Además de criticar el lema de Fidel, la canción habla de la importancia de tolerar las diferencias políticas en la isla (“No dejes correr la sangre si quieres pensar diferente”) o critica la opulencia de los extranjeros en los balnearios cubanos si sus ciudadanos continúan. tratar de emigrar a Estados Unidos para escapar de la pobreza extrema («Anuncie el paraíso en Varadero; Mientras las madres lloran por los niños que se han ido»).

Respuesta del gobierno

En menos de una semana, la canción sumó más de millón y medio de visitas en YouTube, y aunque el gobierno cubano ha intentado durante años ganar más control sobre el discurso político en las redes, no pudo evitar que la canción se extendiera como el fuego. . «Querían borrar nuestra consigna y Cuba la ha hecho viral en redes», escribió el viernes el presidente cubano Miguel Díaz-Canel en su cuenta de Twitter en defensa de Tierra o muertecuando la canción de la oposición ya se había expandido.

El jueves por la noche, el gobierno también logró detener las transmisiones regulares en los canales oficiales para mostrar el himno nacional a las 9 p.m., y los periódicos oficiales también publicaron varios artículos criticando la canción de los raperos. «El ‘arte’ que está a merced de quienes pagan, a cualquier precio y a cualquier precio, huele a azufre en un intento de penetrar la soberanía de una nación a través de la injerencia política más grosera», escribió el funcionario en el diario. Granma, Alusión a una supuesta injerencia extranjera de voces críticas en la isla. «El texto continúa sin la pretensión de la restauración capitalista y el derrocamiento del poder revolucionario», explica otro artículo oficial.

Los esfuerzos por silenciar a los raperos reforzaron la canción en lugar de censurarla. «Dos activistas independientes anoche [Osmel Adrián Rubio y Anyell Valdés] Escribieron ‘Patria y Vida’ en el portal de su casa en La Habana. Hoy las fuerzas de seguridad del régimen sitiaron la casa y cortaron su internet. Tan nervioso está el régimen por esta canción «,José Miguel denunció a Vivanco en Twitter, Director de Human Rights Watch, transmitió el video a sus 159.000 seguidores en Estados Unidos. El vicepresidente del Parlamento Europeo, Dita Charanzová también compartió el video.

“Creo que esta canción refleja el estado del huérfano en el que se encuentra el país. Difícilmente puedo encontrar otra referencia que no sea Donald Trump en la que un presidente reacciona a los artistas calumniándolos. En Cuba esto no solo lo hace Díaz-Canel, sino también todo el aparato estatal ”, dijo a El PAÍS el escritor cubano Carlos Manuel Álvarez. «Esta situación refleja la fragilidad o el estado de miedo del gobierno cubano, que puede sentir que una canción compuesta por seis o siete músicos amenaza su estabilidad política».

El resultado es un nuevo capítulo en la apasionante historia política de la música cubana, en el que algunos cantantes se mantuvieron cercanos al régimen (como el trovador Silvio Rodríguez), mientras que otros se convirtieron en símbolos del exilio cubano (como la reina de la salsa, Celia Cruz). ). y más recientemente, muchos jóvenes raperos que vivían en la isla se han enfrentado al gobierno con sus versos inspirados en el hip-hop más crítico de Estados Unidos (como los raperos Los Aldeanos que ahora están en Miami y llevan varios años hablando). vía La Habana, que «el Che Guevara había cambiado por dinero»).

La cancion de Hogar y vida La estrofa dice: “Se acabó, tú cinco, nueve, doblaré dos; Se acabó, sesenta años bloquean el dominó ”. Es un misterio: el famoso juego de dominó de la isla tiene el número 9 cuando solo funciona hasta el 6 en otros países del Caribe, y está «atascado» cuando no queda ni una ficha por jugar. El quinto nueve, el 59, fue el año glorioso de Fidel cuando ganó la guerra, y los raperos apelan que este ha sido el récord del gobierno durante sesenta años solo para gritar. Tierra o muerte y detener el juego. El récord de los raperos en esta historia, en cambio, es el futuro: doble dos, ya sea en 2020, que vio fortalecido el movimiento de San Isidro, o en 2022, cuando esperan ver una Cuba con mucho más vida que muerte. .

Suscríbete aquí Boletin informativo de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí