Albaola oculta dentro suyo la construcción de entre las réplicas navales mucho más esenciales de todo el mundo.

Ubicada en Pasaia, en un ambiente de colosal valor natural, podemos encontrar Albaola, la Factoría Marítima Vasca. Antes de ingresar en Albaola, creíamos que tenía que ver con un museo, pero en este momento entendemos la verdad. Sin tener en cuenta la figura de museo y usando como eje primordial la construcción de la réplica del ballenero San Juan, Albaola representa leal y dinámicamente la manera de vida del pueblo vasco en el siglo XVI. Un emprendimiento «vivo» que cambia de aspecto según avanza.

Albaola oculta tras sus puertas una extendida lista de puntos de interés por las que deberíamos conocer sus instalaciones, vamos a procurar desglosar ciertas de .

9 causas por las que deberías conocer este tesoro histórico llamado Albaola:

Historia nao San Juan: La crónica de la nao San Juan comienza donde en la actualidad está Albaola, en Pasaia. Es aquí, donde en 1563 comienza la aventura y historia de historia legendaria de entre los primeros buques de carga transoceánicos que partían del País Vasco hacia la novedosa tierra, Terranova. Este navío, ejemplo del poderío naval vasco, naufragó en frente de la costa de Canadá (Red Bay) en 1565.

En 1978 Parcs Canadá lo halla y comienza una investigación de 30 años de duración que tiene como resultado final, los planos mucho más explicados de un buque mercante del siglo XVI. Planos en los que actualmente se fundamenta Albaola para crear la réplica. A consecuencia de esta investigación la nao San Juan se transformó en el símbolo del bien común subacuático de la UNESCO. En el año 2013 con el acompañamiento científico del Gobierno de Canadá y como programa estrella del emprendimiento para enseñar Donostia – San Sebastián como capital cultural Europea en 2016, se comienza a crear la réplica de la nao San Juan.

Construcción contesta nao San Juan: Para la construcción de la réplica del ballenero San Juan se están usando los métodos y materiales habituales, acatando el desarrollo histórico de construcción. Muchos son los materiales precisos para alzar este colosal navío de 28 metros de eslora y 7.5 metros de manga, pero los mucho más relevantes son:

  • 200 robles (composición): Estos 200 robles se obtuvieron de los bosques de Sakana-Barranca, unos bosques empleados históricamente para abastecer las pretensiones de los astilleros vascos. En estos bosques se cultivaban y sostenían los robles guiando sus ramas para conseguir unas curvas inviables de ver en la naturaleza.
  • 20 abetos (mástiles y vergas): Para esta clase de elementos eran precisos árboles de dimensiones gigantes, ciertos de hasta mucho más de 35 metros. Estos se obtuvieron del bosque de Irati, de la misma se conseguían otrora. Para su transporte se usaban los ríos como ahora comentamos en nuestro producto sobre las Almadías de Navarra.
  • 560 m2 de paño y 6 km de cuerdas de cáñamo: Las cuerdas y los paños de cáñamo se obtuvieron del valle del Ebro, un espacio histórico en la confección de estos elementos.

Alquitrán: La impermeabilización del casco es fundamental, para esto usan alquitrán desarrollado de forma artesanal a través de la destilación de resina de pino. Hoy día este alquitrán se consigue en Quintanar de la Sierra (Burgos).

Con todo ello se van a crear las 3 cubiertas del ballenero, por el momento, no se terminó la primera, ¿a qué aguardáis para visitarlo y contarnos el progreso de su construcción?

Participación ciudadana: Xabier Agote, pertenece a las personas clave en este emprendimiento, tenemos la posibilidad de decir que la construcción de la réplica del San Juan es su sueño hecho situación. Albaola, aparece como un emprendimiento popular, apoyado por una amplia red que de a poco y con asistencia de los ciudadanos, compañías y organismos públicos prolonga sus tentáculos hasta llegar a todos y cada uno de los rincones de todo el mundo. Testigo de esto son [email protected] los [email protected] que día a día ayudan adjuntado con los expertos a alzar este histórico navío.

Situación: En Pasaia (antes llamado Pasajes), un concejo cimentado cerca de la bahía del mismo nombre, podemos encontrar Albaola. El ayuntamiento de Pasaia está dividido en 4 distritos, San Juan (en euskera Donibane), San Pedro, Antxo y Trintxerpe. Albaola está en el distrito de San Pedro sobre un viejo astillero al lado de la simbólica draga Jaizkibel y el sendero de Santiago. Las viviendas de pescadores, la bahía, las traineras, los navíos pesqueros y un sinfín de elementos nos hacen gozar de un ambiente marítimo único.

Aconsejamos de forma encarecida la visita del distrito de San Juan – Donibane, un distrito con un hermoso casco histórico, un bonito recorrido costero y bastante encanto.

Si visitáis Albaola a lo largo del fin de semana, tened presente que el ingreso a San Pedro está cortado. Con lo que aconsejamos estacionar el turismo en el aparcamiento de Trintxerpe con la opción de entrar en barco hasta el pantalán propio que Albaola dispone en sus instalaciones.

Viejos oficios: Albaola no solo recobra la historia de historia legendaria de la nao San Juan, asimismo recobra oficios que lamentablemente caen en el olvido. Ejemplo de esto son los carpinteros de ribera, herreros y una extendida lista que descubriréis en vuestra visita a la Factoría.

Precio y horarios: Albaola sostiene abiertas sus puertas a lo largo de todo el año menos los días 1 de Enero y 24, 25 y 31 de Diciembre. Los horarios cambian en relación la temporada del año donde nos hallemos:

  • De Semana Santa a septiembre, de diez:00 a 14:00 horas y de 15:00 a 19:00 horas.
  • De octubre a Semana Santa, de diez:00 a 14: 00 horas y de 15: 00 a 18:00 horas.

En lo que se refiere al precio debemos decir que es un precio con una relación calidad precio buenísima.

  • 7€ para mayores.
  • Gratis para pequeños de hasta 6 años.
  • Cuota achicada 5€ (para conjuntos desde diez personas, familias varias, alumnos, retirados, peregrinos y alumnos.

Las instalaciones: Construidas con elementos reutilizados y madera como materiales primordiales, Albaola consiguió hacer unas instalaciones agradables y prácticas donde poder estudiar datos de la historia del País Vasco extraños para bastantes.

Todo en uno: Así como publicábamos en nuestras cuentas de las comunidades al finalizar la visita de Albaola, este rincón es el todo en uno del País Vasco. El punto de interés turístico mucho más terminado que vimos hasta el día de hoy. La contextualización efectuada por Albaola, nos ofrece la posibilidad de entender con todo aspecto el aporte de los balleneros vascos en el avance de nuestros pueblos y gentes. En , comprobaremos el nexo que existe entre el mar y todas y cada una de las facetas del pueblo vasco.

Acreditaciones: Albaola tiene varios premios que le atestiguan como entre los sitios de mayor interés en el País Vasco. Desde nuestro lugar, concedimos a Albaola la acreditación por hacer un emprendimiento que contribuye a sostener viva nuestra historia, nuestras tradiciones y darlas a entender en el mundo entero. Albaola, un espacio cien% sugerido.

Para mucho más información aconsejamos conocer el sitio web de Albaola si precisáis mucho más información. Les dejamos un vídeo del emprendimiento de Albaola que nos ha encantado.

Actualización del estado de construcción de la nao San Juan en Albaola, avance y evolución de Albaola.

Tras un año desde nuestra primera visita a Albaola, decidimos regresar y ver con nuestros ojos el progreso efectuado sobre la embarcación. Crear un barco del siglo XVI de manera artesanal acarrea muchas horas de trabajo, pero la masa popular y los expertos que trabajan en este emprendimiento realizaron un enorme trabajo. En un año, han levantado un nuevo nivel de la nao San Juan, de a poco nuestro pequeño se está transformando en un enorme.

Indudablemente, vale la pena regresar y conocer como aquella embarcación que visitaste va cobrando vida con el paso de los días.

Actualización de la evolución de Albaola tras nuestra visita en el mes de agosto del año 2016.

Albaola prosigue uniendo oficios, prosigue creando un ballenero vasco a través de técnicas del siglo XVI. Esta vez, asistimos a Albaola con ocasión de un nuevo emprendimiento, una exclusiva novedad, el alquitrán preciso para la construcción del Nao San Juan iba a arrancar su sendero desde Burgos hasta Pasaia. Las carretas de bueyes, como otrora, son las encargadas de efectuar esta ruta llena de óbices que van a deber ser salvados para asegurar el alquitrán preciso para el emprendimiento cultural más esencial de nuestro pueblo.

Tras nuestra visita, tenemos la posibilidad de decir que el Nao San Juan avanza según lo que se espera, el navío va cogiendo forma, nuestro enorme se abre sendero en el pabellón que próximamente lo vera zarpar. Los pequeños datos, las piezas mucho más pequeñas van surgiendo en el horizonte, elementos frágiles, de enorme calidad que próximamente los observaremos abordo del Nao San Juan.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí