Ander González acude todos los días a las casas de Euskal Herria con morder, espacio de ETB-2, para aportar su batería de ideas y recetas fáciles de hacer y sabrosas al gusto. Lleva casi un cuarto de siglo al frente del restaurante Astelena y no sueña con las estrellas, sino con seguir haciendo lo que más ama en el mundo: cocinar. Es un hombre sonriente y divertido que elogia a Ainhoa, la mujer con la que se casó recientemente, su pareja de 12 años y madre de sus dos hijos. «Ella manda en la cocina de casa, es cocinera y lo hace de una manera fantástica», admite. Le tocó el corazón cuando lo invitó a comer de estudiante en Barcelona y le obsequió un filete empanizado. También ha sido recientemente consultor de la empresa navarra de verduras congeladas Verleal.

Es verano y hay muchas cosas que hacer para disfrutar del tiempo libre, incluida la gastronomía. ¿Qué platos me recomiendas?
Hablaré de un plato que me fascina: el tomate campesino. Lo tapo, lo ajusto, le agrego sal y hago un pesto: albahaca, un fruto seco, parmesano y luego agrego una burrata. Esta es mi ensalada de verano. También puedes agregar unos chiles fritos. Es genial, que sabor.

Hablemos del plato principal.
Me encanta la ventresca de atún poco cocida. Y de postre me gusta mucho el helado, que es un buen postre y también un buen aperitivo, aunque nunca me conformo con uno.

A esto se le llama glotonería.
Ja ja ja € Y es cierto, pero una gula muy rica y muy fresca. Me gustan mucho los helados y las cremas de frutas. También me encanta un buen kalimotxo, eso sí, elaborado con un buen vino, un carbónico. Y estoy a punto de contarte cuáles son las cosas que más me gustan del verano.

Avanzar.
Me gusta ir a las sidrerías, que a esa hora no estaban abiertas. Comer en una sidrería con pantalones cortos y camiseta parece una bomba. Me gusta mucho la comida a la parrilla, los brotes, me gusta ese olor que se queda en tu ropa y dices: Ostia, esto es una fiesta.

¿Eres un ser gastronómico también de vacaciones?
Bueno, sí. Para mi cumpleaños (era el 13 de este mes) siempre vamos a un tres estrellas Michelin en cualquier parte de la península. Tenemos una casa en Arantza (Navarra) y además es muy gastronómica, mucha parrillada y mucha cocina. Luego solemos ir a las Landas.

¿También tienes una buena gastronomía en las Landas?
Sí, y ahí se come a horas extrañas, y también embutidos, chorizo ​​€

Quiero decir, comida sana.
No, pero haremos comida sana en otras ocasiones. Cuando me hablas de salud, aparece la imagen de Gabriela (Uriarte). Dice que hay que disfrutar el verano y yo lo hago a mi manera, claro, pero también hago cosas para compensar al otro.

¿Por ejemplo?
Todos los días monto en bicicleta durante dos horas. Por lo general, digo que necesita ganarse el menú y por eso es importante hacer ejercicio, divertirse y comer, incluso si ese menú no siempre es del todo saludable. Deberíamos divertirnos porque durante mucho tiempo hemos pasado muy malos momentos, unos más que otros, pero malos para todos.

¿Está resultando difícil la recuperación profesional tras las restricciones?
Nuestra casa tiene la suerte de que cada vez que reabrimos se llenaba, pero veo que aumentar el ambiente en el barrio, en el centro histórico de San Sebastián, cuesta. No ves extraños. La recuperación de un restaurante, que tiene cincuenta sillas, es diferente al movimiento que puede haber en un bar, porque todo el mundo quiere una terraza. Creo que con lo que hemos pasado, estamos bastante bien. Astelena y mis otros negocios, Jarana y el hotel, están bien.

Aunque hay muchas quejas.
Y los entiendo a todos en una industria como la nuestra. Pasamos por algo que hasta que llegó, solo veíamos en películas. Y eso no es todo, pero espero que todos normalicemos nuestras vidas.

Mantenerse fiel al programa de televisión habrá sido una salida para usted.
Tú dijiste eso. Si no hubiera tenido ese comodín para salir de la casa, no sé qué le habría pasado a mi cabeza. Para nosotros fue muy importante. Hemos vivido una pandemia diferente a las demás, porque teníamos pasaporte de día para poder salir y conectarnos con el mundo.

Un mundo que estaba patas arriba.
Es cierto, pero poder hacer cualquier otra cosa que no sea quedarse en casa fue un cambio para cualquiera. Sin mi familia, pero pude salir, y esto para mí, que soy hiperactivo y no me gusta estar en una silla, fue muy importante.

¿Cuántos años llevas en la cocina?
El próximo verano abriremos el restaurante por 25 años, pero yo había estado con aitas por cuatro años, así que hago los cálculos, casi 30. Desde que tenía 14 años.

Qué hace a un mal estudiante …
Ja, ja, ja… Le dimos la vuelta: todo fue por no ser un buen estudiante. No fue del todo malo, pero fue gandulegi; Fue rápido, inteligente, pero me costó comenzar. Ahora es difícil para mí detenerme.

Y si fuera bueno, ¿habrías terminado siendo chef?
Me hubiera gustado hacer negocios €

Nada que ver y mucho menos creativo, ¿verdad?
Y también es cierto que ser cocinero y hacer negocios te da espíritu emprendedor sin ir a la universidad. No dejes que los de esta carrera me escuchen, me matarán. En definitiva, tener un negocio te muestra cómo es el emprendimiento, pero de una manera muy real.

Me dijeron que su mujer también cocina y que él compite en casa …
Ella gobierna en casa y por supuesto en la cocina de casa. Además, una vez dije en el programa que estaba preparando cenas y cuando llegué a casa, Ainhoa ​​me dijo: Si quieres volver a cenar en casa rectifica.

¿Sí?
Tuve que ir al show y decir: Mi esposa cocina en mi casa. Además, me encanta cómo lo hace, es genial.

¿Sabías cocinar antes de vivir contigo?
Sí. Estudió en el extranjero, se fue a Barcelona muy joven, y este es un comodín que te actualiza. En un piso de estudiantes hay que despertarse.

Para eso están los macarrones con tomate frito del supermercado, ¿verdad?
No eran macarrones con tomate de Orlando, sino guiso, lentejas, garbanzos… La primera vez que me reuní con ella fui a Barcelona y me hizo un filete empanizado. Pensé: Otro lo habría interrogado por no haber sido incriminado. Entonces me dije a mí mismo: Me quedaré aquí. Lo que hace es lo que quiere.

Tras esta declaración gastronómica, creo que no tendrá que rectificar o Ainhoa ​​no tendrá nada en su contra.
Ja, ja, ja, espero que no. La verdad es que somos super buenos. También hubo algo bueno en esta pandemia, que me casé. Después de doce años de compromiso y con dos hijos, nos casamos, así que no todo salió mal durante la pandemia.

Veo que aprovechaste el tiempo.
Dijeron que algunos se separaron, porque pensé: Haremos lo contrario, nos casaremos. Nunca tienes tiempo para una boda, pero más tiempo del que tuvimos con la pandemia que nunca hubiéramos tenido.

¿Sin luna de miel?
El próximo año. Iremos así, pero no mucho, tal vez una semana. Tuvimos una mini luna de miel hace unas semanas en Getaria. Qué puede. Tenemos un niño muy pequeño, de dos años, y no es lo mismo dejar uno o dos.

Es solo una cuestión de chantaje familiar.
¿En leyes? Bueno, tengo suegros que puf son caviar.

Bueno, generalmente no se habla muy bien de los suegros. Lo pondrán sobre un altar.
No podría tener todo lo que tengo sin ellos. Es como en el fútbol: el atacante no marca si no tiene a los demás detrás. En la hostelería pasa lo mismo, tendré mis asuntos, estaré en la tele, pero si no tienes una buena mujer y una buena familia, no podrás hacer nada. Los míos son fundamentales en mi vida. Sin ellos no soy chef ni soy nada.

Cambio de tema. Se convirtió en consultor gastronómico de una empresa de verduras congeladas.
Cuando Verleal me llamó, lo primero que les dije fue que me enviaran el género para probarlo. Me gustó porque tienen un producto muy exquisito, pero les dije que quería ver la fábrica y de dónde venían los productos que ponen en el mercado.

¿No se fiaba?
Te diré que todo está genial, pero quería saber el origen, así que fui a Fustiñana, Navarra. A las nueve de la mañana estaba cosechando el guisante y en tres horas estaba congelado. Esto significa que el guisante está fresco.

A veces surgen dudas sobre los productos congelados …
El producto congelado tiene mala reputación en la casa porque congelamos mal el producto. En casa tarda bastante en congelarse, pero lo que he visto es que en tres horas incluso está envasado.

Ustedes los cocineros siempre recomiendan usar productos de temporada.
Por supuesto que recomendamos productos de temporada, pero eso no significa que no usemos un buen producto congelado, que tiene sus ventajas. Fuera de temporada, el cuerpo también necesita que comas verduras. No todo el año tienes verduras que te gustan y, a veces, no tienes tiempo para prepararlas. Tener buenas verduras en el congelador me ayuda a empezar. Los domingos uso una salsa que me impide picar la cebolla, pelar el pimiento … Nada, porque ya lo he hecho. Al final encuentro tiempo para hacer otras cosas, como servir dos vinos, por ejemplo.

¿Gabriela Uriarte, su colega nutricionista, le ha convencido de que comer sano es lo mejor?
Es el mejor, pero a veces no es el más rico. Creo que convencí a Gabriela más de lo que ella me convenció a mí.

PERSONAL

Edad: 44 años (13 de julio de 1977).

Lugar de nacimiento: Donostia.

Familia: Se acaba de casar con Ainhoa, su compañera de vida desde hace doce años, con quien tiene dos hijos.

Capacitación: Fue alumno de Luis Irizar y se formó en una cocina tradicional, la de su amante y la de su padre, Alfonso.

Trayectoria: Desde hace 25 años dirige el restaurante familiar Astelena, uno de los más populares de la capital guipuzcoana. En televisión arrancó hace varias temporadas con un concurso, La cocina. En él juró. Entonces vino No es un país para los aburridos, donde compartió protagonismo con Ramón Roteta. Con Pequeñas historias recorrió Euskal Herria en busca de todo tipo de tradiciones. Presenta actualmente morder de lunes a viernes. Ahora se ha convertido en chef consultor de la empresa navarra de verduras congeladas Verleal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí