Restaurantes

Mandan todos esos clásicos con acento sureño que a todos nos gusta tirar a la basura sin miramientos.

David De Jorge

Ahora que las cosas son realmente difíciles y no podemos dar un paso sin tropezar con ellas.
la maldición del ‘cansinovirus’ y la autoridad competenteEs un alivio encontrar un oasis de felicidad como la casa que nos acoge hoy, pilotado por una pareja de sevillanos que crean una peculiar taberna llena de arte y trucos. A pesar de la aparición explosiva de los sureños, las lenguas largas dicen que son muy suyos y que no es lo mismo aterrizar un rato para tomar un trago o tapear con ellos y santa Pascua, que sentarse allí las nalgas reales buscan vida. , bueno entonces, ¡sí !, superarás los inconvenientes y el diablo del día a día, dura realidad! Aunque es cierto que este
es común en Cazalla de la Sierra, Ondarroa, Córdoba o en esa vía verde que conecta Apatamonasterio con la ermita de San Telmo y la cima del Amboto.

Freír es la columna vertebral del menú y las tortillas de camarones son esenciales

El escritor Manuel Chaves Nogales ya ha radiografiado el complicado alma de su pueblo natal y lo dejó bien escrito, «una vez pensamos que la inquietud sevillana no era más que una aberración (…) y quizás toda su perplejidad, toda esa complejidad, no es más que una sensación primitiva, bárbaramente subjetiva, invariablemente repetida ante el espectáculo de lo que nos es familiar ».
Sustituye ‘sevillana’ por ‘hondarribitarra’, ‘bilbaína’ o ‘lekeitiarra’ y verás que el genio sigue funcionando como un hechizo. No quiero volverme más maravilloso y provocar aún más pereza en el lector, porque lo que busco hoy no es más que plasmar la crónica comestible de una taberna ‘Sevilla’ y ‘Triana’ por los cuatro costados, que en cambio de arrastrarse entre naranjos, cielos azules, olor a azahar y carruajes, el cerro aparece escandalosamente en el barrio donostiarra de Igara.

La fórmula de Mayca y Ángel es muy sencilla, «conseguirás algo de sol y mucho color, un toque de puerta morisca, tanto de guitarra como de mantón de flecos, lo mismo: cocínalo y mézclalo con arte y tendrás el Arrikitaun». . » Chispum. Inaugurados el 1 de junio de dos mil doce, simplemente volaron la capacidad
levanta la persiana por el deseo de su numerosa clientela de ungir sus manos de embutidos y queso puro de oveja, con punta de solomillo al whisky, atún, bottarga de salmonete, caballa y patatas aliñás. Escoltados por Cristina a la cocina y Diana, cuando en verano la necesitan para ayudar en la barra, mandan con buena caligrafía todos esos clásicos con acento sureño que a todos nos encanta tirar la basura da igual, ¡viva las tapas!

Arrikitaun (Donostia)

  • Dirección
    Igara Bidea, 19 años

  • Teléfono
    843 98 31 41

  • Atmósfera
    Bolsillo Lerele

  • Cocina
    Todo publico

  • Con quien
    Con amigos / familia

Precios

  • Surtido de Ibéricos
    15,50 euros

  • Pendejos de berenjena
    8 euros

  • Variedad de pescado frito
    15,50 euros

  • Lágrimas de pollo
    8 euros

  • Carne guisada PX
    8 euros

  • Patatas «escocesas»
    5 €

El lugar es estrecho y parece la guantera de un Seat Panda, pero lo han armado tomando al público que intenta sentarse en sus mesas reclamando esas especialidades de aquí te llevo y aquí te termino. Fíjate en tu apetito exagerado y no seas como yo, me vuelvo loco pidiendo todo y todo a la vez, porque así te matas el apetito en un abrir y cerrar de ojos y nunca es un buen negocio, ¡carajo! Reprime tus antojos, tómate tu tiempo, ordena con calma, mastica despacio y saborea tu comida con calma, empujándola con un perfume, un buen vino o una cerveza bien gruesa. Mezclan las aceitunas aliñás de Jaén y no se privan de unas buenas chaflas de jamón ibérico y morcilla, lomo, chorizo ​​o salchichón. Antes de la abundante y buena fritura que constituye el eje vertebrador de la carta, es bueno ir con una ración de gambas blancas de Huelva bien seleccionadas. Y para que los vascos amantes de las ‘cras-cras’ y las patatas fritas griten con auténtico gusto, ¡iepaaa!, Pidan ‘pescaíto’ de cascoporro de todo tipo y color, anchoas, masa madre, salmonetes, cazón adobado y otros insectos ‘churruscaítos’ ‘.
No te pierdas las tortillas de gambas, las pequeñas pero voluminosas croquetas de jamón o rabo braseado y esas adictivas ‘bolas’ de berenjenas fritas. Se comen con las dos manos, se sirven bajo salmorejo fresco y una rebanada de pan. De postre, ¡no lo dudes! ‘Lágrimas’ de pollo sevillano, un buen plato de solomillo ibérico al whisky o el fabuloso ‘mechá’ o carne guisada con Pedro Ximénez, ¡mandan al infierno la maldita dieta! ‘

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí