sidrería Artola

La sidrería Artola se creó en el año 2001, un negocio familiar situado en un baserri (caserío) del siglo XVI en el que vamos a poder probar el típico menú de sidrería vasco. En este caserío vamos a tener la posibilidad de gozar de la sidra vasca de temporada, la civilización vasca y de las vistas que nos proporciona sobre la localidad de San Sebastián.

Para anunciar nuestra opinión sobre la sidrería Artola vamos a dividir este producto en 4 apartados:

El local: Un extenso comedor nos ofrece la bienvenida a la sidrería Artola. En el, vamos a encontrar kupelas (barricas) de hasta 5.000 litros acompañadas de mesas corridas para acoger enormes conjuntos. Si deseamos algo mucho más moderno, con un diseño algo mucho más precaución y con calefacción, la sidrería Artola tiene un nuevo comedor para unos 40 comensales.

En nuestra humilde opinión el comedor pequeño es un acierto, en tanto que vamos a poder distanciarnos de la región de «txotx» (la región de las barricas, donde la multitud se acumula aguardando probar la sidra vasca), apartando de esta manera 2 entornos completamente distintas.

La localización: A 6 km de San Sebastián vamos a encontrar la sidrería Artola. Situada a 2 kilometros del centro urbano de la ciudad mucho más conocida de la sidra vasca, Astigarraga, la familia de la sidrería Artola nos aguardan con los brazos libres.

La sidra: Una sidra de buen gusto, fragancia y rigidez. Una sidra (sagardo en euskera) construída sosteniendo exactamente las mismas técnicas que se empleaban nuestros ancestros con manzanas autoctonas.

La comida: El menú de sidrería que degustamos consistía en:

-Chorizo a la sidra.

-Tortilla de bacalao.

-Bacalao frito.

-Chuletón.

En el momento en que acabamos con la chuleta, entre las camareras, muy maja, se nos acerco para preguntar si deseábamos reiterar, cosa que hicimos sin dudar. Como veis, con apetito no nos marchamos a quedar en la sidrería Artola.

-Queso, membrillo (casero), nueces y queso.

El menú, cumplía con todos y cada uno de los requisitos precisos para nuestra aprobación. Calidad y cantidad son 2 características que debe tener todo menú de sidrería vasca.

Si bien no tuvimos la posibilidad de probarla, la sagardotegi (sidrería) Artola asimismo tiene un agroturismo o cas rural de 5 habitaciones. La vivienda, tiene chimenea, calefacciones y una terraza de unos 200 m2 precisamente pudiéndose rentar por habitaciones o entera para conjuntos o familias de hasta 16 integrantes.

Un apunte cuanto menos interesante: Los buses de importante tamaño no tienen la posibilidad de entrar hasta la puerta de la sidrería, situación que los dueños solventan ofertando a los clientes del servicio el servicio de transporte gratis hasta la puerta de su comedor. Un viaje, que se efectúa en una furgoneta que asimismo es utilizada en las trabajos del caserío, creando un ámbito un poco peculiar. Si eres de los que te mareas aconsejamos comunicar al conductor a fin de que no vaya rapidísimo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí