Gastronomía

Asador Xixario, el templo del Besugo en Orio.

Xixario, un asador humilde y de enorme calidad que se ganó a pulso estar entre los más destacados sitios de comidas de Euskadi.

El asador Xixario, Xixario erretegia en euskera, es uno de esos sitios de comidas que jamás falla, un lugar histórico que se hizo con un hueco en la agenda de todo apasionado del buen comer. No posee estrellas Michelin, ni comedores glamurosos, pero tiene el reconocimiento del pueblo vasco, un honor, considerablemente mayor al de cualquier certificación. Y sucede que, el asador Xixario, es uno de esos sitios de comidas de la viaja guarda, uno de esos que viajan de boca a boca, de recomendación en recomendación, de generación en generación. Hasta tal punto, que llegó a la enorme mayoría de personas que procuran los más destacados sitios de comidas de Euskadi, o al menos, esa es nuestra impresión. Popular por su buen realizar entre parrillas, el lugar de comidas Xixario da continuidad a la tradición marinera de Orio, un pueblo situado en medio de una costa vasca que tiene una enorme historia marinera tras de sí. Este asador fue estrenado en 1963 por Xixario, el aita (padre en euskera) del presente dueño, siendo este último, Luis Mari, la segunda generación al cargo de este emblemático lugar de comidas situado en el centro urbano de la ciudad gipuzkoana. En nuestro caso, decidimos ofrecernos un pequeño homenaje tras gozar de «El enorme misterio» una experiencia que acerca el euskera y la civilización vasca a toda persona que esté interesada en conocerlas. Un plan de gran lujo.

Información del Asador Xixario.

  • Nombre: Asador Xixario, Xixario Erretegia en euskera.
  • Especialidad: Platos cocinados en la parrilla, carnes y pescados. nos quedamos con el besugo.
  • Atractivos: Enorme dominio de la parrilla, caldos de enorme calidad, ámbito satisfactorio, buenísima atención.
  • Horario: Miércoles cerrados menos en el mes de julio y agosto. Del 16 de octubre al 3 de diciembre cerrado.
  • Teléfono: 943 830 019
  • Localización: Eusko Gudarien kalea 2, Orio, Gipuzkoa, Euskadi.

La trainera de Orio, entre las mucho más laureadas de nuestras aguas, es leal testigo de la tradición pesquera de este ayuntamiento. Y sucede que, las traineras, uno de nuestros deportes rurales, uno de nuestros herri kirolak, tiene su origen en los pescadores y en la gente que, bogando, procuraban llegar a la mayor brevedad a los navíos que llegaban de mar adentro para guiarlos puerto adentro. La primera perseverancia redactada de la participación de la trainera de Orio en una regata, nos hace viajar en el tiempo hasta 1879, hasta la primera edición de las Regatas de la Concha de San Sebastián. Lo que se dijo, una vida relacionada al mar, exactamente la misma la familia que dirige el Asador Xixario.

Asador Xixario, mucho más de 50 años entre parrillas.

El Asador Xixario, pertenece a las vivencias de Kosta Gastronomika, una idea de la comarca de Urola Kosta (Aia, Getaria, Orio, Zarautz y Zumaia) donde nos ofrecen comprender todos sus ayuntamientos tomando la gastronomía como eje central. En un caso así, el Asador Xixario, situado en el centro de la ciudad de Orio, nos ofrece saber la manera clásico de cocinar el Besugo, para después recorrer la ciudad a nuestro aire.

Luis Mari Uranga: Un tipo humilde y familiar al que podemos encontrar entre parrillas, en su salsa. Un individuo muy próxima, con el que tuvimos una atrayente charla sobre de qué manera cocinar el besugo a la parrilla, el misterio del carbón o la procedencia de su materia prima. En el momento en que le preguntamos sobre el éxito del Xixario, no presume de su éxito, mucho más bien lo opuesto, «tuvimos instantes buenos y instantes pésimos, como todos» nos dice. Les aconsejamos preguntar sin pudor alguno, no conocimos a un individuo que, siendo responsable y dueño de de los mejores sitios de comidas de Euskadi sea mucho más humilde y natural que Luis Mari. A propósito, aprovechamos el instante para hacerle una pregunta por el popular anisakis, el parasito que habita en enorme porcentaje del pescado que ingerimos, y que esta representando entre los mayores comederos de cabeza del cliente. «No existe ningún género de inconveniente, la gente que tienen alergia al anisakis nos informan y congelamos el pescado. Aun existe gente, que, aun teniendo alergia, come únicamente la cola, ya que comentan que el anisakis no se prolonga por esta parte». Como veis, en el Xixario lo tienen todo pensado para sugerir una experiencia plena al visitante.

Historia: Tras nuestra experiencia entre las parrillas del asador Xixario, tuvimos la fortuna de poder charlar un largo tiempo con Luis Mari sobre la peculiar historia del Asador Xixario. De nuevo, la pasión por el mar y la pesca eran los claros personajes principales, atención por el hecho de que no posee desperdicio alguno.

Xixario Uranga, aita de Luis Mari y pescador de profesión, atravesaba las aguas de nuestra costa todos los días con su barco de bajura hasta el momento en que en 1966 tuvo entre las peores vivencias de su historia. El barco en el que faenaba, se encaró a un horrible temporal que logró que el barco se hundiese. ha podido salir sano y salvo, pero el susto no pasaría inadvertido entre los suyos. Su mujer, madre de 3 hijos, no deseaba regresar a tener que pasar por ese género de vivencias, con lo que solicitó a Xixario que cambiase el mar por la tierra, pero este se negó. Ante semejante situación, su mujer no se rindió, decidió reunir a los amigos de su marido y al secretario de la Cofradía de Pescadores de Orio, a fin de que entre todos, convencieran a Xixario a fin de que dejara de salir a pescar. La estrategia fue un éxito, dejo de faenar y abrió un lugar de comidas en la lonja donde guardaban los utensilios de pesca. De esta forma, el 13 de abril de 1966, el asador Xixario abrió sus puertas, siendo el sitio donde los hijos de Xixario, Ramón y Luis Mari, aprendieron la profesión y donde pasaron la mayoría de sus vidas. En el momento en que Xixario se jubiló, sus hijos y su mujer se hicieron cargo del asador, hasta entonces, en 1982, Xixario fue de nuevo feliz en el mar, se adquirió una chipironera de madera de diez metros y volvió a caminar las aguas de la costa vasca haciéndose popular por la calidad y proporción de sus atrapas. Tras su muerte, el lugar de comidas que transporta su nombre prosiguió rumbo fijo hasta transformarse en de los mejores sitios de comidas de Euskadi.

Te puede interesar  3 Sitios donde comer Chuletón en Guipúzcoa

Lamentablemente, Ramón, entre los 2 hermanos, murió, dejando el lugar de comidas a cargo de Luis Mari. Hoy día, a puntito de jubilarse, Luis Mari nos dice que el futuro del asador Xixario es un poco dudoso, sus sobrinos no tienen intención de continuar con el negocio familiar y todo apunta a que la tradición de los Uranga con las parrillas llegó a su fin. Pero relajados, parece ser, el sustituto de Luis Mari ahora está entre las filas del Asador Xixario, y sucede que, Juan Carlos Martinez Beltran, un mexicano que transporta mucho más de 13 años haciendo un trabajo codo con codo con los Uranga y que maneja la parrilla tal y como si seria del propio Orio, se ha precisado para ocupar el puesto. Disponemos Xixario para años.

Comedores: El asador tiene 2 comedores, uno interior y otro exterior. El interior, pequeño y agradable, tiene unas 6 mesas que dan cogida a unas 34 personas. Al tiempo que el exterior, una terraza cubierta con aptitud para unas 60 personas hace las exquisiteces de todos y cada uno de los que visitamos el Xixario en temporada estival (de abril a octubre). Debemos señalar que las mesas de la terraza, son corridas, como las mesas que habituamos a ver en las sagardotegis (sidrerías vascas). Como veis, el asador Xixario, no tiene comedores muy espaciosos, con lo que aconsejamos reservar a la mayor brevedad.

Nuestra selección: Asistimos al asador Xixario tras gozar de “El enorme misterio” una experiencia donde, aparte de exhibirnos el euskera y la civilización vasca, asimismo nos invitaron a un óptimo hamaiketako (almuerzo de las 11 en euskera) en la sociedad Pulpo de Zumaia. Conque, ahora veníamos servidos. Nuestra selección en el asador Xixario fueron unas anchoas como entrantes y un óptimo besugo de algo mucho más de un kilo como plato fuerte, todo ello acompañado por una botella de txakoli k5, de la bodega de Karlos Arguiñano. De esta forma, sobre el papel, igual no semeja enorme cosa, pero nos quedamos completamente saciados y contentos. Les lo aconsejamos.

Distribuidor: Luis Mari no oculta nada, en el momento en que le preguntamos por la procedencia de la materia prima, de su pescado, nos dice sin pelos en la lengua que se habla del mismo distribuidor que provee al resto de enormes sitios de comidas de la región, entre , el Katxiña, un lugar de comidas del que les hablamos en precedentes productos. Según nos comenta, este distribuidor recorre los puertos de toda la península intentando encontrar los más destacados besugos. La mayor parte de las ocasiones, el pescado es comprado en el puerto de cuota, pero asimismo se compra en Asturias o Galicia. Es interesante ver como mucho más del 80% de las solicitudes del asador Xixario tienen dentro un besugo, el pescado clásico de Orio. ¿Y nosotros? ¿Por cuál les decantáis?

Especialidades: Si bien en el Asador Xixario desarrollan tanto pescado como carne a la parrilla, la especialidad de la vivienda es precisamente el pescado, el besugo para ser mucho más precisos. Una especialidad que según Luis Mari Uranga no posee secreto alguno. El misterio de la receta del besugo al estilo Orio está en la parrilla, el besugo y el refrito.

Receta del besugo a la parrilla del Xixario.

  • 1.- Comprar un óptimo besugo, de calidad y fresco.
  • 2.- Se prepara para la parrilla (descamado, limpio, sin tripas), se unta en aceite, se le pone bien de sal marina (la sal gordita de siempre) y directo a la parrilla, sin besuguera ni inventos.
  • 3.- Recordad que el besugo a la parrilla debe cocinarse cerrado, sin abrir. Para esto, hay que supervisar el besugo en todo instante, dándole vueltas cada 5 minutos a lo largo de unos 20 o 25 minutos, todo es dependiente de la fuerza de las brasas.
  • 4.- En el momento en que la espina comienza a dejarse ver entre la carne, es señal de que el besugo está ya listo para sacarlo de la parrilla.
  • 5.- Una vez cocinado, se muestra en un plato tal y como si de un libro se tratara, abierto. Se quita la espina y se prepara el llamado refrito (aceite de oliva, vinagre, ajo laminado y algo de cayena), pero ojo, cuando este refrito a bañado el pescado, debemos retirarlo para pasarlo por la sartén y después regresar a mojar la parte. Todo ello con el único propósito de reducirlo.
  • 6.-Lo servimos en la mesa acompañado de un óptimo Txakoli de denominación de origen de Getaria y ¡a gozar!
Te puede interesar  Akelarre, la joya de Pedro Subijana

no conseguimos realizar un besugo como el que comimos en este lugar de comidas de Orio, pero siguiendo estos consejos elaboramos uno que se encontraba realmente bueno, y sucede que, según dicen, se precisan muchas horas de ejerce para resultar un profesor parrillero.

Clásico: El asador Xixario es un local de siempre donde las tradiciones son enorme responsables de su éxito. De esta forma tenemos la posibilidad de detallar el lugar y la manera de cocinar del lugar de comidas que el día de hoy nos ocupa. Y sucede que, sin perturbación alguna, supieron sostener exactamente la misma calidad con las que se les reconoce desde el instante que abrieron el lugar en 1966.

Precio: El asador Xixario únicamente cuanta con carta en su local, no tiene menús ni otro género de fórmulas a las que nos encontramos tan acostumbrados actualmente. El valor medio de este lugar de comidas podríamos ubicarlo sobre los 50€ por comensal, si bien este apunte, es muy subjetivo, puesto que es dependiente completamente de lo que consumamos. En resumen, podríamos decir que lo bueno se paga, y sucede que, si bien no es costoso, no tenemos la posibilidad de procurar asistir a de los mejores sitios de comidas de pescado de Euskadi y abonar menos de 50€ por comer. De cualquier manera, hay una experiencia gastronómica que nos ofrece probar el besugo al estilo Orio acompañada de una aceptable copa de Txakoli por unos 35€ por persona. Si les decantáis por esta alternativa, les aconsejamos preguntar disponibilidad en la oficina de turismo de Orio, teléfono 943 83 55 65.

Bisiguaren festa: Orio, acoge en el mes de julio la celebración en honor al besugo, la celebración famosa como «Bisiguaren festa», un acontecimiento multitudinario, en el que el Xixario tiende a estar con perfección representado por Luis Mari. Como apunte, debemos señalar que se acostumbran a llegar a cocinar mucho más de 500 besugos en unas escasas horas, prácticamente nada.

Carta: La carta del asador Xixario es bien simple, entra en solo una hoja, no es muy amplia, eso sí, todo de enorme calidad. Mejor poco y de calidad, que bastante y de poca calidad, ¿no creéis? Les dejamos lo que tiende a ser la “base” de su carta día tras día:

Entrantes

  • Gambas
  • Langostinos
  • Ensalada mezclada
  • Ensalada habitual
  • Jamón ibérico
  • Espárragos

Pescados

  • Besugo
  • Cogote Merluza
  • Rape
  • Rodaballo

Carnes

Postres

  • Cuajada
  • Queso
  • Flan
  • Tartas variadas.

Carta de vinos diferente.

Aconsejamos preguntar en nuestro local antes de efectuar nuestras decisión, en tanto que esta carta es tan únicamente una base sobre la que trabajan, probablemente halla ediciones en relación a lo que señalamos en el presente artículo.

Atención: La atención fue especial desde comienzo a fin, ninguna pega. Servicio veloz y de calidad, poco mucho más se puede soliciar.

TurismoVasco Tiketa: Como habéis podido revisar, el Asador Xixario es de los mejores sitios de comidas de Orio, aun de Euskadi, con lo que la visita a este lugar de comidas emblemático de nuestra costa queda cien% sugerida. Es por esto, que hicimos distribución a Luis Mari de nuestra humilde acreditación TurismoVasco Tiketa, un adhesivo, que da fe de la calidad de este lugar gipuzkoano.

Vídeo: De nuevo, hemos subido a nuestro canal de YouTube un pequeño vídeo sin modificar de nuestra experiencia en el Asador Xixario, en el, podéis revisar su parrilla, sus terraza de mesas corridas y su espléndida localización. Ojalá os resulte de asistencia para haceros un concepto de lo que les vais a conseguir.

  • Exterior del Asador Xixario.
  • Orio desde la iglesia de San Nikolas.

Xixario, es un lugar de comidas para gozar de la comida clásico vasca como jamás antes lo habíais hecho, apuntadlo en vuestras agendas. No les arrepentiréis. Ahora sabéis, que de la misma en el resto de productos, podéis dejar vuestras inquietudes y recomendaciones a través de un comentario, intentaremos responder cuanto antes. On egin!

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba