Inicio Economía BBVA Research prevé que la actividad en Castilla y León descienda un...

BBVA Research prevé que la actividad en Castilla y León descienda un 10,6% en 2020


Según las previsiones de BBVA Research, el PIB de Castilla y León podría caer un 10,6% en 2020. La aplicación de medidas de contención durante más tiempo del previsto inicialmente, el mayor impacto de las restricciones sobre la demanda interna, la fuerte reducción del gasto en bienes y servicios de producción nacional y la caída del sector turístico explican esta fuerte contracción. Para 2021, el crecimiento podría ser del 6%.

Si se cumplen estas previsiones, se perderían 27.500 puestos de trabajo en 2020 y 2021 en su conjunto. En cualquier caso, la principal incertidumbre radica en la evolución de la pandemia y en la eficacia de las medidas adoptadas para limitar el contagio.

El último informe ‘Situación de Castilla y León’, presentado hoy por Miguel Cardoso, economista jefe para España de BBVA Research, y Yolanda Martínez-Bajo, directora del Territorio Noroeste de BBVA, señala que la actividad económica en Castilla y León ha caído algo más de 14% en el acumulado en el primer semestre de 2020 respecto al cierre de 2019. Por ello, para 2020 el Servicio de Estudios BBVA rebaja las previsiones de crecimiento hasta el 10,6%, lo que supone un menor impacto de la crisis que en el conjunto de Economía española.

Esta evolución se debe a una mayor duración de la prevista de las medidas de contención, un mayor impacto de las restricciones sobre la demanda interna, especialmente en el consumo social, la disminución del gasto de las familias castellanas y leonesas, principalmente en bienes y servicios de producción nacional, y colapso del sector turístico.

La reducción del gasto de los hogares en la región durante el primer semestre del año habría sido algo menor que la caída en el conjunto de España. Este descenso se habría concentrado en sectores de consumo social como la restauración, el ocio y el turismo, con un menor peso en la economía de Castilla y León. Por el contrario, se observó un impulso en el comercio electrónico, los productos alimenticios y los productos y servicios de salud.

Asimismo, la reducción del consumo de no residentes ha tenido un impacto menor en el PIB de Castilla y León, ya que el peso del turismo exterior en la economía regional es menor que en el conjunto de España.

Por otro lado, la caída de las exportaciones de bienes castellanos y leoneses alcanzó el 25% interanual en los meses de marzo a mayo, una reducción mayor que la del PIB y también la de España. Esto se debe, en parte, a la importante contracción que han experimentado las exportaciones en sectores estratégicos para Castilla y León, como el automóvil, en el que se redujeron a la mitad en el período de marzo a junio.

La economía castellana y leonesa no volverá a su nivel anterior a la crisis antes de finales de 2021

Desde mediados de mayo, la relajación de las restricciones de movilidad y la apertura de empresas han favorecido una intensa recuperación económica. Además, el notable impulso fiscal en España y Castilla y León, así como los ambiciosos anuncios de política a nivel europeo y el impulso del crédito refuerzan las expectativas de recuperación en los próximos trimestres.

En Castilla y León destaca el pacto de reconstrucción, un plan de 780 millones de euros del Plan Social y 250 millones de euros para Sanidad.

En este contexto, BBVA Research espera que el PIB castellano y leonés crezca un 6% en 2021, lo que sería insuficiente para recuperar el nivel de actividad anterior a la crisis del COVID-19.

Hacia finales del próximo año, la economía castellana y leonesa aún podría estar un 3,5% por debajo del nivel de actividad observado a finales de 2019. Sin embargo, la incertidumbre sigue siendo alta y la mayoría de los riesgos siguen sesgando a la baja en las previsiones. Sin embargo, para impulsar la capacidad de crecimiento será necesario consolidar algunas políticas a nivel europeo y construir consensos a nivel nacional.

Impacto heterogéneo de la crisis en el mercado laboral castellano y leonés

Según las previsiones de BBVA Research, el empleo podría caer un 3,4% en 2020. En 2021, el crecimiento podría ser del 0,6%. En total, en Castilla y León se podrían perder 27.500 puestos de trabajo en el bienio 2020-2021, lo que supone un aumento de la tasa de paro de 1,8 puntos porcentuales, hasta situarse cerca del 13,4% de media en 2021.

El impacto de la crisis ha sido significativo, aunque heterogéneo y con algunas diferencias con respecto a 2008. Por edades, en la crisis actual los mayores de 35 años representan más de la mitad de las personas que han perdido su empleo frente a una quinta parte en la crisis anterior.

Sin embargo, al igual que en 2008, la caída del empleo sigue siendo mayor entre los jóvenes. Por sectores, si bien la hostelería tiene un menor peso en la región, la especialización industrial en los sectores con menor uso del teletrabajo tiene un impacto negativo en el empleo regional. Desde el punto de vista territorial, hasta junio los datos de afiliación a la Seguridad Social mostraban un mayor impacto en Palencia, Burgos y Salamanca.

Factores de incertidumbre

En un entorno de alta incertidumbre, los riesgos son importantes, aunque a la baja. La principal limitación para la recuperación radica en la evolución de la pandemia y la eficacia de las medidas tomadas para limitar el contagio, que adquiere aún más relevancia con los recientes brotes en Valladolid o Salamanca, que obligan a las solicitudes de reducción de movilidad y actividad.

Por tanto, es prioritario mejorar la capacidad del sistema sanitario para afrontar posibles brotes, desarrollar fármacos eficaces en el tratamiento y una vacuna que elimine definitivamente el riesgo de contagio.

Asimismo, la incertidumbre está limitando el gasto de los hogares, que se ha ralentizado con cada fase de desescalada. Aunque la gente ha vuelto a consumir en entornos sociales, el gasto en restauración, entretenimiento o alojamiento sigue por debajo de los niveles observados hace un año. Esto no solo se debe al miedo al contagio y las restricciones que aún persisten en la oferta, sino también a la situación del mercado laboral.

BBVA Research señala la necesidad de un amplio consenso para tomar medidas que puedan incrementar la capacidad de crecimiento de las economías española, castellana y leonesa, así como impulsar reformas que ayuden a asegurar la sostenibilidad de las finanzas públicas a medio plazo, que reduzcan la precariedad. mercado laboral, permitiendo ajustes más eficientes en las empresas y aumentando la competencia y la productividad.

.



Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -CRONICA NAVARRACRONICA NAVARRA

aCTUALIDAD

Todo lo que necesita saber sobre un coche eléctrico de la A a la Z

La irrupción de los coches eléctricos en nuestro mercado también nos ha traído nuevos conceptos, magnitudes y unidades de medida con los que...

Plan Renove 2020: ¿Qué motor le interesa más para su próximo coche?

Las ayudas del Plan Renove puestas en marcha por el Gobierno para reactivar la automoción es un incentivo para acceder a vehículos más...

No hay lugar para Trump en el arcoíris

María Melo se encuentra entre los muchos millones de estadounidenses que nunca creyeron una victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales de...

El huracán Jacinda sacude al mundo

La fórmula para ganar unas elecciones con una abrumadora mayoría, sin precedentes en el último medio siglo, tiene un nombre propio: 'jacindamanía'. Así...

Comentarios Recientes