Inicio Vivir Bien Champú y gel de baño al peso

Champú y gel de baño al peso

Champú y gel de baño al peso

Quédense con estas dos expresiones: cosmética sólida. Este criterio, tan popular últimamente, comprende «un movimiento que va más allá del estado en el que se comercializa un producto de belleza o bien higiene personal. Grosso modo, se trata de un género de cosmética que crea menos restos y es más sostenible y respetuosa con el medio ambiente, tanto en sus formulaciones como en el formato de presentación y el embalaje, elaborado siempre con materiales biodegradables», sintetiza Tomás Muret Ramón, vocal nacional de Farmacéuticos de Dermofarmacia. Después de numerosas décadas de «absoluto reinado de las texturas líquidas», cada vez son más las marcas que se animan con los tratamientos anatómicos en formato compacto, empujadas por la creciente demanda de esta clase de artículos.

Aunque las cantidades que mueve hoy en día la cosmética sólida todavía son «irrisorias» en comparación con la venta de artículos líquidos tradicionales como los geles de baño, champús o perfumes, la verdad es que las firmas que han apostado por este criterio tienen cada vez más seguidores, más que nada entre los consumidores más jóvenes. «El mundo está modificando y las nuevas generaciones requieren a la industria artículos sostenibles, biodegradables y con un bajo encontronazo ambiental», acepta Muret Ramón. Un nicho de mercado prácticamente «irreconocible y desabastecido» hasta hace bien poco y que cubre la llamada cosmética sólida, tanto con su filosofía de venta ‘plastic free’ como en la elaboración de sus propios artículos, muchos de comercializados al peso para evadir el uso de envoltorios.

«Mucha gente ni se había parado a suponer en los artículos de empleo diario como una parte de nuestra huella ambiental. No obstante, cada vez son más los clientes dispuestos a hacer pequeños cambios en su historia diaria para poner su granito de arena en la conservación del planeta», coinciden los responsables de marcas como Lush o Solito, dos de las firmas referentes en este tipo de cosmética. Mas sólo algunas de las marcas tienen una visión únicamente ecologista. «En nuestro caso hacemos cosmética sólida desde hace ya 12 años. El visionario fue mi padre. Todo empezó con unos jabones naturales que fabricaba con plantas de su invernadero y fórmulas propias. Murió de repente y seguí con su sueño. Él lo hacía por cuidar al planeta, yo reconozco que tengo una visión más hedonista. Los aceites esenciales puros, los ingredientes naturales… para mí son un lujo para el cuerpo», señala Paula González, propietaria de la tienda online ‘The Singular Olivia’.

El catálogo de productos con ‘resto cero’ no para de crecer. Desde los tradicionales champús, jabones y bombas de baño hasta desodorizantes, perfumes, maquillajes y también pasta dental. «Su enorme desventaja es que no todos y cada uno de los ingredientes cosméticos se pueden solidificar, por lo que su capacidad de producción queda achicada a una sucesión de artículos específicos», enseña Muret Ramón.

Desde el Antiguo Egipto

El criterio no es nuevo. Los linimentos sólidos ya se utilizaban en el antiguo Egipto para ofrecer rubor a las mejillas (óxido de hierro o bien hemetita) o bien delinear los ojos con una mezcla de galena (mineral del plomo) y grasas. La primordial diferencia en relación a los productos líquidos que pueblan las estanterías de mercados y tiendas especializadas es que se elaboran con fórmulas sin agua o bien con muy poca cantidad, por lo cual el aspecto final de algunos artículos se semeja frecuentemente a una pastilla de jabón natural o inclusive a una piedra pomez. En el caso de los champús y geles sólidos es requisito mojarlos antes bajo la ducha para que se hidraten y hagan espuma, en tanto que los formatos semisólidos como los desodorantes necesitan la aplicación con los dedos y las lociones anatómicos en barra se aplican de manera directa sobre la piel. Con respecto al uso, sirven precisamente para lo mismo que los de siempre.

Entre los mayores retos de esta clase de cosmética es exactamente «mejorar las formulaciones» para llevar a cabo productos cada vez más atractivos para el enorme público. «Los laboratorios y los ingredientes exóticos están vetados, conque aquí es donde entramos nosotros, invirtiendo en materias primas lujosas y en un avance de producto film y caro. Acertadamente, el resultado es totalmente sorprendente. No tiene que ver con agrupar dos elementos y vender. Es un desarrollo hecho a medida, donde lo sustancial es la calidad», precisa la directiva de ‘The Singular Olivia’, que termina de sacar al mercado su primera línea de champús sólidos.

Con respecto al costo, esta clase de artículos tienden a ser algo más caros que los tradicionales. Las marcas justifican la diferencia por la mayor concentración y calidad de los elementos usados en las formulaciones, la mayoría de origen natural. No obstante, «su enorme partida comercial es básicamente medioambiental, debido a que no desarrollan tantos residuos y resultan más sostenibles. No obstante, hay que dejar muy claro que toda la cosmética que se comercializa en Europa está doblegada a una intensa legislación y control de parte de las autoridades. O sea, todos y cada uno de los ingredientes y concentraciones de un producto cosmético están regulados de tal manera que no cabe la posibilidad de encontrar un solo ingrediente tóxico en ningún producto, ya sea de cosmética clásico, sólida, ecológica o bien vegana», precisa el vocal nacional de Farmacéuticos de Dermofarmacia.

ALGUNOS EJEMPLOS

Jabón natural
Es el origen de la cosmética sólida tal y como la conocemos hoy en día. Los jabones naturales es uno de sus artículos estrella. Los hay de todo tipo y la mayor parte se venden en pastillas sin envoltorio.
Champú
Es uno de los artículos con mayor proyección. Los hay concretos para cada tipo de pelo. El truco para que una pastilla dure más tiempo es colocarla en una jabonera y evadir que se moje.
Perfume
Los perfumes sólidos se acostumbran comercializar en cajas de metal o bien en barras y se aplican de manera directa sobre la piel. Hay una extensa variedad de aromas y se formulan sin alcohol, parabenos ni parafina.
Desodorante
No es simple encontrar un óptimo desodorizante sólido, quizás se encuentra dentro de los artículos menos conseguido de esta clase de cosmética en relación a la clásico. Aún de esta forma, existen algunas opciones atrayentes.
Base de maquillaje
En el neceser también hay espacio para los productos de maquillaje, como la base de color. En este formato también se tienen la posibilidad de hallar artículos como corrector, barra de labios o iluminador.



Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -CRONICA NAVARRACRONICA NAVARRA

aCTUALIDAD

Solo el 8% de los menores transmiten el coronavirus, según un estudio

Solo el 8% (86 casos) de 1.081 niños menores de 18 años con covid-19 confirmados entre el 1 de julio y el 31 de...

Musac organiza un ciclo de conferencias online junto con la Universidad de Salamanca con motivo del Día Mundial del Sida

El ciclo de conferencias sobre el Archivo Abierto de VIH / Sida: cruces temporales y territoriales tiene como objetivo abrir al público los contenidos...

Banco Sabadell interrumpe negociaciones para una posible fusión con BBVA

BBVA y Banco Sabadell han decidido cerrar las conversaciones sobre una posible fusión no llegar a un acuerdo sobre el tipo de cambio. ...

Bruselas desglosa la medida clave del plan de automoción

De dicho a hecho, en el caso de la deducción por innovación en los procesos productivos para las grandes empresas, al final será de...

Comentarios Recientes