Inicio Vivir Bien ¿Cómo buscas vida en otro planeta?

¿Cómo buscas vida en otro planeta?


Aunque llevamos millones de años observando el cielo que nos cubre la cabeza, los humanos aún no hemos podido saber si estamos, o no, solos en el universo. En la década de 1950, el físico nuclear Enrico Fermi calculó que había alrededor de 300 mil millones de estrellas en la Vía Láctea, con la posibilidad física de que se pudiera encontrar una gran cantidad de planetas habitables cerca de ellas.

Considerando que hay miles de millones de galaxias, Fermi consideró que debería haber miles de civilizaciones. Por otro lado, “con las tecnologías basadas en cohetes que hemos desarrollado para los viajes espaciales, una civilización como la nuestra tardaría entre 5 y 50 millones de años en colonizar nuestra galaxia. Esto debería haber sucedido varias veces en la historia, por lo que uno se pregunta dónde está la evidencia de tales civilizaciones «, dice Kevin Knuth, profesor asociado de física en la Universidad de Albany, Nueva York, en un artículo en The Conversation. La contradicción entre la ausencia de vida inteligente extraterrestre conocida y las posibilidades estadísticas de su existencia es lo que se ha llamado la ‘paradoja de Fermi’.

Sin embargo, los humanos, a pesar de esta realidad, nos esforzamos por seguir buscando. Desde mediados del siglo XX, cuando los avances tecnológicos permitieron una investigación más profunda del universo, se ha intentado, sin éxito, detectar signos de esta vida. Aún así, hemos logrado algunos avances y, a día de hoy, sabemos que hay 55 exoplanetas (planetas fuera del sistema solar) que reúnen las condiciones para albergar vida, según datos del Laboratorio de Habitabilidad Planetaria (PHL) de la Universidad de Puerto Rico en Arecibo.

IMG 4955%202 k0vE

«La NASA ya está realizando estudios preliminares para una misión tripulada a Marte a mediados de la década de 2030».
Fernando abilleira

Esta lista está organizada según el índice de similitud de los exoplanetas con la Tierra y se basa, fundamentalmente, en las observaciones del telescopio espacial Kepler de la NASA. Algunos nombres notables de exoplanetas habitables son: Kepler-1649c, Teegarden co TOI 700d. El problema es que la mayoría están demasiado lejos de nosotros. Por ejemplo, K2-18b está a 111 años luz, a unos 1.000 billones de kilómetros de la Tierra. Esta es una distancia imposible para enviar una sonda para explorar con la tecnología actual, por lo que a medida que avanza la industria espacial, continuamos buscando posibilidades más cercanas a casa.

Vivir en marte

Las misiones más ambiciosas de las últimas décadas han sido explorar nuestros planetas vecinos. Venus, que es la más cercana a nosotros, ha sido declarada inhóspita, pero en Marte, aunque no se han visto marcianos, se ha comprobado que “hace más de 3.000 millones de años había ríos, lagos e incluso océanos en su superficie. en otras palabras, era similar a la Tierra ”, dice Fernando Abilleira, gerente de navegación y diseño de España para la misión Mars 2020 de la NASA.

El agua líquida, superficial o subterránea, es el ingrediente fundamental para que un planeta sea habitable. A esto hay que sumar otras como la energía (solar o térmica) y las moléculas inorgánicas (carbono, hidrógeno, nitrógeno, oxígeno, fósforo …) ”, afirma Bernard Foing, científico de la Agencia Espacial Europea (ESA), director de ILEWG EuroMoonMars y un investigador de Mars-Express / ExoMars. El experto agrega que Marte aún tiene reservas de hielo en los polos y en sus trópicos, y que mantiene una actividad volcánica que pudo haber permitido la supervivencia de ciertas formas de vida debajo de la superficie. «Esta vida podría ser diferente de la vida terrestre, por lo que necesitamos técnicas de detección más universales y sensibles para detectarlas», dice.

fernando k0vE

«Hace más de 3.000 millones de años, Marte era un planeta similar a la Tierra, con ríos, lagos y océanos»
Fernando abilleira

Sin embargo, la verdad es que el planeta rojo se resiste a ser colonizado. De hecho, El 60% de las misiones dirigidas hacia él han fallado, Y es que dejar el confort que nos proporciona la atmósfera terrestre tiene sus riesgos, tanto para un humano como para una máquina. Por ello, para llegar a otro planeta y, en este caso, a Marte, es necesario construir sondas complejas adaptadas al espacio, fabricar cohetes con potentes motores interplanetarios que los propulsen fuera de la Tierra, sobrevivir a un viaje espacial de seis meses, inserte la sonda en la atmósfera marciana en la posición, ángulo y velocidad correctos, protéjala con un escudo térmico para que no se derrita al ser sometida a temperaturas muy altas (alrededor de 1.500 grados centígrados), despliegue un paracaídas hipersónico y subsónico, realice una desaceleración final extrema en la que puedes pasar de 20.000 kilómetros por hora a ocho en pocos minutos (La delgada atmósfera de Marte no frena lo suficiente los vehículos y muchos chocan); aterrizar suavemente y, finalmente, desplegar energía, comunicaciones, sistemas científicos y rover (vehículos de exploración espacial diseñados para moverse en la superficie de un planeta). Entonces puede comenzar el escaneo.

¡Todo este ajetreo y bullicio para colocar un objeto inanimado en la superficie marciana! No es de extrañar, por tanto, que todavía tengamos que esperar para ver los atardeceres azules en Marte. Entre los desafíos está: «desarrollar la tecnología necesaria para aterrizar grandes módulos o proteger a la tripulación de la radiación que existe durante los viajes interplanetarios y en el propio cuerpo celeste», Expresa Abilleira.

Por supuesto, el deseo de poner un pie en Marte puede superar más que cualquier barrera. Por esta razón, la NASA, además de las misiones no tripuladas que está llevando a cabo actualmente, ya está realizando estudios preliminares para lanzar la primera misión tripulada de la historia al Planeta Rojo a mediados de la década de 2030. Lo que no le falta es competencia. Otros países como Rusia, China o los Emiratos Árabes Unidos también han lanzado recientemente misiones a Marte con el fin de liderar esta carrera espacial. Por su parte, la empresa aeroespacial privada SpaceX, creada por el fundador de Tesla, Elon Musk, también ha desvelado sus planes para construir una ciudad de un millón de habitantes en Marte para 2050.

«Perseverance tiene un sistema de almacenamiento de muestras pionero»

El 30 de julio, la NASA lanzó su última misión a Marte, Mars 2020 Perseverance, desde Launch Pad 41 en el Centro Espacial Kennedy en Cabo Cañaveral, Florida. El vehículo espacial despegó unido a la punta del cohete Atlas V a las 7:50 am (hora local) y está programado para aterrizar en Marte el 18 de febrero de 2021. Este nuevo rover se ha inspirado en su predecesor, Curiosity, y es diseñado para mejorar el conocimiento geológico de Marte y buscar signos de vida pasada.

Perseverance aterrizará en el cráter Jezero y estudiará el entorno a través de un instrumento español conocido como MEDA, que recogerá datos sobre la velocidad y dirección del viento, temperatura, radiación, humedad e incluso el tamaño del polvo. Su sistema de almacenamiento de muestras es el primero en la historia de la exploración de Marte. Además, cuenta con un sistema de navegación relativa al terreno que le permitirá esquivar zonas peligrosas (acantilados, campos de roca, dunas de arena) de forma autónoma ”, dice Abilleira. La NASA y la ESA están trabajando juntas para lanzar una misión, no antes de 2026, que puede traer estas muestras de regreso a la Tierra para un análisis más detallado.

El rover también tendrá otro instrumento conocido como MOXIE que intentará generar oxígeno a partir del dióxido de carbono en la atmósfera. El oxígeno es fundamental para futuras misiones tripuladas, ya que puede usarse para que los astronautas respiren o como combustible.

.



Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -CRONICA NAVARRACRONICA NAVARRA

aCTUALIDAD

La vieja guardia decide lo clásico menos clásico

Semana de estado de alarma. Eso es lo que piden Real Madrid y Barcelona tras cada partido de esta temporada. Ha...

Las visitas a museos caen más del 50% en la capital leonesa

La pandemia causa estragos en los museos de León. La crisis del coronavirus se nota en estos espacios culturales de la capital leonesa...

El ‘Pole’ de Hamilton, el clásico de los sábados

En un año en el que la previsión se ha convertido en un juego de azar, Lewis Hamilton se ha convertido en la...

La Diputación de León inicia una colaboración estable con el Museo Arqueológico de Cacabelos

El Instituto Leonés de Cultura de la Diputación ha iniciado una colaboración estable con el Museo Arqueológico de Cacabelos, el MARCA, a través...

Comentarios Recientes