Conoce la costa que divide Donostia de Pasaia explorando en el barco que une sus puertos.

Si hace unos días les charlábamos del increíble recorrido que une Donostia – San Sebastián y Pasaia pasando por el Monte Ulia y el faro de la Plata, el día de hoy, les invitamos a comprender exactamente el mismo paseo por mar, una visión completamente diferente. Una ruta marítima a través de la que disponemos la posibilidad de gozar de la hermosura de entre las ciudades mucho más lindas de Europa (Donostia – San Sebastián) y los encantos de entre los puertos mucho más interesantes del Cantábrico (Pasaia).

Los barrancos, la parte vieja de la ciudad más importante gipuzkoana, el monte Urgul, la playa de la Concha, la playa de la Zurriola, el faro de la Plata, la bocana de Pasaia, Albaola, Mater Museoa, la motora o la vivienda de Víctor Hugo son solo varios de los atractivos de este paseo en barco. Un plan veraniego, con el que la Agencia de Avance Comarcal Oarsoaldea y la Dirección de Turismo de la Diputación Foral de Gipuzkoa, nos invitan a saber los encantos de la costa gipuzkoana. Esta ruta en barco se antoja idónea para todas y cada una esas personas que desean comprender la ciudad más importante gipuzkoana y Pasaia, entre los pueblos ribereños con mucho más encanto que podemos encontrar en las inmediaciones de Donostia. Estos 2 espacios, nos presentan una pasmante lista de atractivos, una extensa variedad de museos y sitios para conocer, que están relacionados directamente con la historia, cultura y hermosura del pueblo vasco.

Información barco Donostia – Pasaia.

  • Origen: Puerto de Donostia San Sebastián.
  • Destino: Puerto de Pasaia.
  • Reservas: Aquí.
  • Temporada: Únicamente en temporada estival. A preguntar.
  • Teléfonos: 943 41 51 51 y 943 41 51 53.
  • Horario: Todos los días, a las 11:00.
  • Aptitud: 11 personas.
  • Duración: 30 minutos.
  • Precio: 16€, pequeños de 0 a 3 años gratis.
  • Promotores: Agencia de Avance Comarcal Oarsoaldea y la Dirección de Turismo de la Diputación Foral de Gipuzkoa.
  • Localización: Mollaberria Kalea, Donostia – San Sebastián, Euskal Herria.

El transporte usado, entre las embarcaciones de la compañía de turismo activo Itxaszerbi, nos traslada desde la Hermosa Easo (nombre empleado para denominar a Donostia) hasta Albaola, el enorme emprendimiento cultural vasco actualmente. Y sucede que, conocer Pasaia sin pasar por Albaola es un genuino delito, en verdad, existe la oportunidad de contratar esta ruta marítima adjuntado con la entrada a Albaola, un paquete lleno de sorpresas del que aconsejamos gozar.

Ruta marítima Donostia – Pasaia, barrancos y también historia vasca.

Este paseo en barco quiere anunciar los pueblos anexos a la ciudad más importante gipuzkoana de una manera simple, cómoda y entretenida. Y sucede que, lamentablemente, muchos son los pasajeros que ha día de el día de hoy prosiguen visitando únicamente la ciudad más importante gipuzkoana. Un hecho, que provoca que dejen de lado genuinas maravillas como Pasaia, un pueblo que está a menos de 15 minutos en turismo de la ciudad más importante de Gipuzkoa y que representa entre los rincones ribereños mucho más simbólicos y también históricos de Euskal Herria. Repetid con , Gipuzkoa no solo es Donostia – San Sebastián.

Única: La ruta Donostia – Pasaia únicamente se proporciona a lo largo de un par de semanas de la temporada estival, realizando que se intente un servicio único. En un caso así, año 2017, el recorrido en barco entre Donostia – San Sebastián y Pasaia únicamente esta libre del 7 al 20 de agosto.

Donostia – San Sebastián: El puerto de origen, el muelle de la ciudad más importante gipuzkoana, nos deja saber la localidad a través de el hermoso recorrido que dispone por toda la costa. Y sucede que, si en nuestro producto sobre qué ver en Bilbao, señalábamos proseguir la ría para saber lo más importante de la ciudad más importante bizkaina, esta vez, aconsejamos tomar como referencia el mar, entre los enormes atractivos de Donostia – San Sebastián. Mencionado lo anterior, el Monte Ulia y el Monte Igeldo limitan nuestro recorrido, al tiempo que sitios como la parte vieja, el Aquarium, el monte Urgull, el Museo San Telmo, el parque temático de Igeldo o las playas de Zurriola, la Concha y Ondarreta se muestran como visibles representantes de la región que visitamos. Donostia San Sebastián no posee desperdicio alguno, disfrutad.

Pasaia: No nos cansamos de reiterar que Pasaia es uno de esos sitios épicos, históricos y cautivadores que conquista a todo el que que lo visita. La bocana de su puerto natural deja claro que es diferente al resto de puertos del Cantábrico, al tiempo que su crónica, tradición y cultura, nos presentan un sinnúmero de atractivos qué ver en un espacio muy achicado. Todo lo mencionado lo podéis revisar en nuestro producto sobre Pasaia, un artículo en el que quedan patentes todos y cada uno de los encantos de este pueblo costero:

Pasai Donibane (San Juan) pertenece a los espacios mucho más atractivos de nuestra costa, un espacio, que aconsejamos “patear” de arriba abajo mientras que nos divertimos como pequeños con sus calles de piedras, inmuebles con historia y unas vistas de eliminar el hipo.

Oarsoaldea: Esta comarca gipuzkoana tiene monte y mar por partes iguales. Un territorio, en el que enormes extraños como el fuerte San Marcos llaman nuestra atención en el interior mientras que los barrancos del Jaizkibel recrean a los fanáticos del mar.

Ruta en barco: Una vez presentados los puertos de origen y destino, centrémonos en lo entretenido, la ruta en barco. El País Vasco siempre y en todo momento fué un pueblo que ha vivido de cara al mar, una tradición que si bien en menor medida prosigue muy viva en nuestros pueblos ribereños.

Como sabéis, no es la primera oportunidad que navegamos al lado de la costa vasca, nuestras vivencias en barco a San Juan de Gaztelugatxe o Geoparkea (por ejemplo) nos habían dejado tan buen gusto de boca que hemos amado gozar de esta ruta. Y sucede que partir de entre las ciudades vascas mucho más lindas de Euskadi, como Donostia, y finalizar en una comarca mágica, como Oarsoaldea, ¿no suena nada mal verdad? Este recorrido marítimo nos deja contemplar maravillas naturales como la bahía de la Concha, los barrancos del monte Ulia y el puerto de Pasaia, prácticamente nada.

Esta aventura comienza al lado de la parte vieja de Donostia – San Sebastián, en exactamente el mismo muelle desde el que sale el barco a la isla, en el muelle mucho más exterior, en Mollaberria Kalea. Es aquí, donde el pequeño catamarán nos recopila para atravesar la bahía de la Concha y salir con rumbo a Pasaia.

Dejamos atrás la Concha para andar en oposición al recorrido nuevo (Aquarium, estatua Construcción Vacía de Eduardo Chillida, Urgull, Museo San Telmo…), el kursaal y la playa de la Zurriola, o sea, prácticamente toda la costa de Donostia. Una vez dejada la protección de los diques que resguardan la localidad, nos adentramos en la región de barrancos del Monte Ulia, una región de enorme valor natural que antecede al Faro de la Plata, un minúsculo punto en el horizonte que nos señala la proximidad de la bocana del puerto de Pasaia, una entrada natural compuesta por los montes de Ulia y Jaizkibel que al lado del mar crean un increíble paraje que deja con la boca abierta a todo el que lo visualiza.

Una vez en Pasaia, el barco hace un primer atraque en el embarcadero de Albaola, una visita obligada para todos los que desconocen el emprendimiento y cuyas entradas se tienen la posibilidad de conseguir de modo opcional al lado de la reserva de la travesía.

La gente que no desean conocer Albaola tienen la oportunidad de continuar hasta el desenlace del camino, y desembarcar en el embarcadero de Pasai Donibane, un espacio en el que aconsejamos baño, recorrido y comida, un plan muy extenso con el que pasar el día en un espacio con bastante encanto de la costa vasca.

Dónde comer: Si bien la gastronomía vasca en Pasaia tiene una enorme representación, siempre y en todo momento nos decantamos por uno de nuestros locales favoritos, Ziaboga. Este lugar resulta idóneo para todas y cada una esas personas que desean gozar de la cocina vasca de temporada, es aquí, donde comúnmente, en todos nuestros viajes a Pasaia, nos divertimos del increíble fish and chips (pescado de temporada con patatas). Eso sí, esta vez, hemos amado ignorar nuestro amado fish and chips para evaluar un menú variado donde el pescado es el rey. El lugar de comidas Ziaboga está situado en la plaza primordial de Pasaia Donibane, al lado del mar.

Para la gente que únicamente quieren picar algo mientras que gozan de unas increíbles vistas, aconsejamos Alabortza Kantina, una suerte de «txiringito» situado sobre la bocana de la bahía de Pasaia, entre el monte Jaizkibel y el monte Ulia, en el que la naturaleza es la enorme personaje principal. Esta terraza sostiene una aceptable relación calidad – precio en sus porciones, mucho más aun si tenemos en consideración su privilegiada situación. En nuestro caso, hicimos un bonito hamaiketako a partir de patatas bravas y calamares, unos platos adecuados y unos costos no desmesurados. Hete aquí un mapa de la localización de Kantina Alabontza.

Vuelta a Donostia: El servicio del que el día de hoy les charlamos es únicamente de ida, realizando que sea obligación que contemos con un plan para nuestra vuelta. Llegados a este punto poseemos múltiples opciones, andando, haciendo la ruta Pasaia- Donostia, esto es, exactamente la misma ruta que hemos efectuado por mar pero andando. Si les animáis, recomendamos la lectura de nuestro producto «Faro de la Plata, ruta Ulia – Pasaia», eso sí, el que informa no es traidor, esta ruta tiene múltiples etapas de enorme desnivel. Por otro lado, una vez acabemos de comer en Pasai Donibane, podemos emplear el transporte público, el autobús. Para esto, debemos dirigirnos hasta el frontón, hacia la parte alta de San Juan, en las afueras del núcleo histórico. Es aquí, donde podemos encontrar la parada de la línea A01, un autobús que nos acerca hasta exactamente el mismo centro de Donostia en 15 minutos precisamente a un precio de 1.7€ por persona.

Precio: 16€. Un precio un poco alto para una ruta en barco de 30 minutos precisamente. Asimismo es cierto, que, el barco, de pequeñas dimensiones, nada debe ver con las embarcaciones turísticas masificadas. Hablamos de un pequeño catamarán de escasa aptitud (11 personas) que provoca que la salida cuente con todas y cada una de las comodidades de una ruta privada. Aun de esta manera, prosigue pareciéndonos un precio un poco elevado, sabiendo que el presupuesto para el transporte no termina aquí, en tanto que debemos agregarle el valor del autobús de vuelta a Donostia. Sin ningún género de dudas, este es el único aspecto negativo de esta experiencia marítima.

Reservas: Las entradas para la ruta en barco Donostia – Pasaia se tienen la posibilidad de reservar en persona en las áreas de trabajo de turismo, a través de internet en el sitio web de turismo de San Sebastián o a través de teléfono, nosotros elegís. Aconsejamos reservar, puesto que la aptitud de la embarcación es mínima y se llena con sencillez. Hete aquí mucho más información para conseguir las entradas:

  • Teléfonos: 943 41 51 51 y 943 41 51 53
  • Página: www.sansebastianreservas.com
  • Áreas de trabajo: Oficina de Explore San Sebastián Zona (Alameda del Bulevar, 6) o en la oficina de Pasai Donibane (Casa de Víctor Hugo).

Caso de que no se tenga reserva y no estén todas y cada una de las plazas terminadas, se puede comprar la entrada de manera directa en el barco, eso sí, aconsejamos reservar, no cuesta nada y estamos seguros nuestra plaza.

Nos agradaría explotar la ocasión para agradecer públicamente a todos y cada uno de los integrantes de la Agencia de Avance Comarcal Oarsoaldea, y en especial a Olatz, por asistirnos a saber cada rincón de esta fantástica región de nuestra querida Euskal Herria. Indudablemente, la ruta en barco Donostia – Pasaia, nos contribuye una visión única de nuestra costa, una experiencia 100% aconsejable.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí