Inicio Kirolak Dmare brinda por tercera vez en Brindisi

Dmare brinda por tercera vez en Brindisi


A veces burlón, a veces feroz, siempre caprichoso, el viento sopló hacia Brindisi, el punto de fuga del día del Giro de Italia. En un relieve llano y de meseta, un plato hondo, cualquier golpe genera un enorme oleaje. Instintivamente, ese silbido que anuncia el viento es el preludio del malestar de los corredores; el miedo atávico del pelotón. El viento encoge a los ciclistas para arrinconarlos en un rincón, donde vive el miedo. Pello Bilbao advirtió el día anterior sobre las posibilidades de que el viento arremoline de lado y que los problemas vendrían con esas rachas a pesar de que el mayor desnivel del itinerario era un bache.

Acertó el Gernikarra en su presagio, que sufrió el estallido de las rachas al amanecer. El viento nunca hace distinciones. Los equipara a todos. Como la navaja que afeita recluta y corta su personalidad. En un día agitado por el vientoArnaud Démare mostró el escudo. El rey de la velocidad del Giro habla francés. Démare ondeó su bandera en Brindisi.

El viento arrasa con todo, no solo los árboles. Durante la primera hora, la carrera corrió a toda velocidad, huyendo de sí misma, corriendo aterrorizada ante el balanceante viento, dispuesta a emboscadas. El pelotón disparó el velocímetro a 56 kilómetros por hora en ese estallido de genio e inquietud. Un paseo en moto. Loco en una bicicleta. El caos.

Problemas para Pello Bilbao

Con el viento cortando de su lado, los ventiladores brotaron de inmediato. Deceuninck y el Jumbo se afilaron. Cornet llamada. Sacaron el látigo y formaron un pelotón de fusilamiento. El viento enfureció a uno ya otro. En esa atmósfera histriónica e histeria de masas, Pello Bilbao, Fuglsang, Yates, Pozzovivo € fueron cortados Víctimas del ajedrez belgas y holandesas, maestros del baile en el viento.

Nibali, Kruijswijk y el líder, Almeida, se sentían cómodos con el viento, refugiados detrás del escudo de sus guardaespaldas. Aeolus sopló a su favor en una etapa corta que no permitía distracciones. El Giro rodaba a toda velocidad. Corrió Pello Bilbao, Fuglsang, Majka, Pozzovivo y Yates, destacó al principio. Tuvieron que encender las sirenas para iluminar su persecución y reducir el retraso, que llegó a medio minuto.

El pulso entre los dos grupos se mantuvo durante treinta kilómetros, los más agitados. Astana, Education First y Bahrein remaron duro y lograron suturar la herida a tiempo. Solo quedó una cicatriz en su memoria. La carrera continuó disparada, pero relajada entre los aristócratas, una vez que sopló el viento y él solo se dedicó a empujar. Entonces se llamó la danza de guerra de los velocistas.

Groupama tomó el tren para Démare y los franceses, que Tuvo que poner su hombro contra Molano, dispuesto a boicotear e interponerse en el ballet de los franceses, volvió a ganar enfáticamente. Ni siquiera Sagan, que esta vez tomó su matrícula y se agarró al volante, pudo superar al velocista francés varios cuerpos por delante del resto. Démare corrió desde lejos, rebosante de confianza, poder y resistencia para embolsarse su tercera victoria en el Giro. Démare brindis en Brindisi.

.



Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -CRONICA NAVARRACRONICA NAVARRA

aCTUALIDAD

Abogado de Maradona denuncia negligencia médica: «Fue una idiotez criminal»

Matías Morla, agente y abogado de Diego Armando Maradona, no presenció este jueves el velorio del astro argentino y decidió denunciar en un comunicado...

La vacuna Oxford aumenta la inmunidad en personas mayores sanas

Continúa la cascada de noticias esperanzadoras sobre las vacunas covid. Horas después de que la farmacéutica Pfizer aumentara la efectividad de su fórmula...

Argentina se despide de Maradona

Argentina sigue en estado de shock. Muchos todavía no creen que "El Diego" esté muerto. Las lágrimas no acaban por despedir al...

Fallece de covid el inspector de Policía Pablo Martínez, padre y esposo de Triana y Montserrat, condenado por el crimen de Isabel Carrasco

Triana usó a su padre como escape: "Algunos policías están tratando de identificarnos"Triana Martínez, hija de Montserrat González, autor confeso del asesinato de Isabel...

Comentarios Recientes