Inicio Actualidad El 22% de las mujeres españolas pierden su trabajo como madres

El 22% de las mujeres españolas pierden su trabajo como madres


El mercado laboral y el sistema de vida implantado en España son despiadados con la maternidad. Las dificultades de las mujeres para conciliar su trabajo con la vida familiar llegan a tal punto que el 22% de las mujeres españolas han perdido su empleo como madres. Así, 1 de cada 10 mujeres renuncia a su trabajo por no poder compaginarlo con el cuidado de sus hijos.; 6% no renovaron el contrato y la misma proporción fue disparada a quedar embarazada o haber tenido un bebé. Ésta es una de las conclusiones más dolorosas de la macroencuesta ‘Las invisibles’, patrocinada por la Asociación Yo no Renuncio, perteneciente al Club de Malasmadres. En el estudio sociológico, en el que han participado 94.182 mujeres que han ofrecido sus respuestas electrónicamente, también se encuentra que una de cada tres ha sufrido algún tipo de discriminación laboral por razón de su maternidad.

El motivo de la existencia de una natalidad española tan baja (1,23 niños), que no asegura el relevo generacional, no se debe a que las mujeres se hayan vuelto egoístas, como se suele argumentar. La investigación destaca que la caída de la fecundidad se debe más bien a obstáculos externos. No por nada, El 68% de las mujeres españolas habría tenido más hijos si hubiera tenido mejores medidas de conciliación, como la adecuación de la jornada laboral sin pérdida de salario.

Como muestra de que el mercado laboral no ayuda a conciliar la vida laboral y familiar, el estudio revela que sólo el 16% disfruta de la jornada intensiva. Para Laura Baena, fundadora del Club de Malasmadres, las medidas de conciliación vigentes en España están «desfasadas» y «obligan a las mujeres a abandonar su carrera laboral». Fórmulas como la reducción de jornada o la excedencia convierten a las mujeres en ciudadanas de segunda, condenadas a la resignación y la resignación.

De mujeres que hubieran querido extender su descendencia, Al 50% de las madres de dos hijos les hubiera gustado más. Razones económicas (35%) y falta de tiempo (29%) son los principales impedimentos más citados por los encuestados. La autora del informe, Maite Egoscozabal, cree que “la sociedad confunde el hecho de tener menos hijos con un cambio de valores, pero la realidad subyacente es la discriminación y la precariedad laboral que lleva a las mujeres a renunciar a lo que sería su ideal”.

«’Mobbing materno’

Según Baena, las mujeres sufren una discriminación tan frecuente que se convierten en víctimas de «mobbing» materno «. Un hecho que apoya esta afirmación es que El 37% de las madres ha sufrido marginación por no lograr la promoción profesional desde la maternidad (22%), se les han reducido sus responsabilidades (8%) o han sido apartadas por sus propias compañeras o jefes (8%).

La visión economista de la vida lleva a una de cada cinco mujeres a perder su trabajo. Y si intentas encontrar otro, estás en desventaja. “Mirar con desconfianza a una mujer de unos treinta años en una entrevista de trabajo o una que comunica que está embarazada a sus colegas es lamentablemente común. Esta sospecha es la mirada social que juzga y asume que esa mujer dejará de ser productiva a partir de ahora, ya que priorizará el cuidado de sus hijos o hijas sobre su trabajo ”, dice el informe.

La encuesta, que se realizó en febrero, antes de la pandemia, muestra la escasa flexibilidad de las empresas para compactar la jornada laboral. Solo el 16% puede beneficiarse de la jornada laboral continua durante todo el año, modalidad que encuentra mayor implantación en empresas e instituciones públicas (23%) que en las privadas (13%). Laura Baena argumentó que el teletrabajo debe convertirse en un «imperativo legal». Antes del coronavirus obligaba a apostar por el trabajo a distancia, el 15% de las mujeres españolas contratadas en empresas privadas lo utilizaba frente al 4% de las que trabajan en el sector público. Baena defendió que el teletrabajo se ajuste a la perspectiva de género y no se convierta en un medio que invisibilice aún más a las mujeres.

Cuando se trata de criar y educar a los niños, siete de cada diez dicen sentirse solos y el 60% se siente culpable por la sensación de no poder llegar a todo.

En las primeras semanas, coincidiendo con el permiso parental, el principal apoyo de la madre es el padre (75% de los casos). Pero en la siguiente etapa, de 0 a 3 años, el apoyo de los padres para el cuidado de los hijos se reduce al 6% de los casos.

A partir de los 3 años, cuando los niños tienden a enfermarse y tienen que ser recogidos de la escuela, son las madres las que interrumpen su jornada laboral (38% de los casos). Las abuelas colaboran en el 36% de los casos, una participación mucho mayor que la de los padres (8%).

.



Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -CRONICA NAVARRACRONICA NAVARRA

aCTUALIDAD

Land Rover Defender: ¿a la altura del mito?

El Land Rover Defender fue el primer SUV fabricado en Europa y es un modelo icónico en la historia del automóvil. Con...

Peugeot 3008 Hybrid 4: Electrificado, razonable y muy competitivo

Como muchos ya saben, la Unión Europea impondrá fuertes sanciones a los fabricantes de automóviles que no cumplan con una estricta reducción de...

El hermoso Mercedes que sedujo a Picasso, su fotógrafo y la dirección soviética

En 1945, la industria automovilística alemana fue completamente destruida después de la guerra. Pero la ayuda económica llega rápidamente tanto del Reino...

Comentarios Recientes