Inicio Economía El crédito crece a su ritmo más rápido desde la crisis financiera...

El crédito crece a su ritmo más rápido desde la crisis financiera gracias al ICO


El crédito había aumentado un 2,5% interanual hasta junio, algo que no ocurría desde el final de la crisis financiera de 2008, según datos del Banco de España. Y la clave de este comportamiento se encuentra en el programa de garantías del Estado: el 41% del volumen de crédito disponible en nuevas operaciones con fines comerciales en el primer semestre del año ha sido garantizado por el Estado. Aunque, como explica Ángel Estrada, director general de Estabilidad, Regulación y Resolución Financiera, en muchos casos las empresas han utilizado préstamos con garantía para depositarlos en los bancos. «Ahora es el momento de tener cuidado, de fabricar colchones», dice. Estrada también explica que las garantías del Estado están haciendo posible que el índice de dudoso del banco se mantenga contenido. Y el hecho de que el crédito esté aumentando también contribuye a esta misma circunstancia. Aunque Estrada admite que hay ciertos segmentos donde la morosidad está aumentando fuertemente, como el crédito al consumo, donde está creciendo a tasas del 20%. Y, además, existen actividades empresariales que enfrentan un riesgo especial, como restaurantes, hoteles o alojamientos.

El crecimiento del crédito y, por tanto, el aumento del endeudamiento del sector privado, junto con la fuerte caída de los beneficios y la rentabilidad provocada por la pandemia, afectarán la solvencia, especialmente de las pequeñas empresas de los sectores más importantes. expuestos a la crisis y también de los hogares más vulnerables. Si bien las familias han incrementado sus ahorros, los ratios de endeudamiento y carga financiera también han aumentado en algunas de ellas porque sus ingresos se han reducido.

De ahí que, sobre todo por la virulencia de la segunda ola de la pandemia y las nuevas medidas de restricción de actividad que están adoptando muchos gobiernos, Estrada anticipa nuevas medidas que, para ser efectivas, deben ser adoptadas a nivel europeo, como la ampliación de garantías. y moratorias más selectivas con sus beneficiarios; intervención en el capital social y reestructuración de la deuda empresarial y familiar; y la creación de sociedades de gestión de activos, eufemismo del «banco malo».

Actualmente, las moratorias al pago de los créditos concedidos en España representan el 4,7% del crédito bancario total, con un total de 50.000 millones de euros. A estas moratorias se accede sobre todo, como ha detectado el Banco de España, a los hogares más vulnerables. Y el supervisor teme que, una vez finalizado el período de gracia, si la actividad económica no se recupera, estos hogares comiencen a aumentar la morosidad bancaria.

Los bancos más pequeños, los más protegidos

Precisamente, medidas como moratorias o garantías han permitido que los datos de morosidad no se hayan deteriorado por el momento y que la solvencia del sector financiero no haya disminuido. Pero el Banco de España sí espera que se reduzcan los ratios de capital, según los ejercicios de estrés que ha realizado bajo dos escenarios: uno más benigno que contempla una caída del PIB del 1,6% en tres años y otro más severo según donde la contracción de la actividad alcanzaría el 5,7%.

Las entidades financieras españolas más significativas y con mayor actividad internacional sufrirían una caída de su solvencia -a partir del 11,8% – de dos puntos en el primer escenario y de 3,9 puntos en el más adverso. Las entidades significativas nacionales, que parten del 13% del capital, registrarían un descenso en su solvencia de un punto en el primer caso y de 4,6 puntos en el peor; mientras que las instituciones menos significativas y bajo supervisión nacional directa, que tienen un ratio de capital inicial de 17,9%, podrían mejorar su ratio de capital en 0,8 puntos en el escenario base, mientras que en el adverso la caída sería de 1,3 puntos. Los bancos más pequeños serían más resistentes porque tienen una mayor concentración en activos menos afectados por la crisis, como la deuda pública, que se ha mantenido estable gracias a la intervención del Banco Central Europeo, o el crédito hipotecario, que suele sufrir menos morosidad.

En todo caso, según Estrada, los tres grupos de entidades financieras muestran «una adecuada capacidad de resistencia agregada», aunque el entorno también está marcado por una gran incertidumbre y heterogeneidad en la situación de cada una de ellas.

.



Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -CRONICA NAVARRACRONICA NAVARRA

aCTUALIDAD

Intervinieron 600 gramos de hachís escondidos en tres envases de turrón en San Andrés del Rabanedo

Agentes de la Policía Nacional de la Comisaría de San Andrés del Rabanedo Procedieron a identificar y detener a un hombre como presunto autor...

Alemania extenderá las severas restricciones hasta el 20 de diciembre

Alemania mantendrá estrictas restricciones para combatir el coronavirus, incluido el cierre de restaurantes, bares y hoteles, hasta al menos el 20 de diciembre y...

León firmará 460 nuevos contratos en la campaña del Black Friday, una de las cifras más bajas

La campaña de Viernes Negro 2020 Será atípico por la crisis sanitaria vivida y la incertidumbre provocada por la segunda ola de contagios, el...

Ontiveros: «Este trimestre será muy negativo en términos de crecimiento para las empresas»

La pandemia mundial fue un shock histórico para los mercados. Muchos países se enfrentan a graves problemas de sobreendeudamiento, lo que inevitablemente conlleva...

Comentarios Recientes