Inicio Actualidad El dulce secreto de un superventas

El dulce secreto de un superventas


Javier Sierra (Teruel, 49 años), Premio Planeta 2017 con ‘El fuego invisible’ y más de cinco millones de copias vendidas en 45 países, aprovecha que sus hijos ya van al colegio a sumergirse en su nueva novela, una historia llena de enigmas que congeló la pandemia.

lunes

09.30 horas. El verdadero comienzo del año es el primer día del año escolar. Los niños sacan billetera, libros y un estuche -este año también computadora y conexión a internet, por si las cosas van mal con el Covid-, y me regalan unas horas matutinas de silencio en casa que decidí aprovechar. . A principios de verano fui a imprimir mi novela ‘El mensaje de Pandora’, y ahora es el momento de empezar a ordenar las notas para el próximo proyecto. Uno que fue truncado por la pandemia. He apilado todo lo que necesito sobre la mesa: dos cuadernos de espiral blancos, un surtido de post-its de colores, diez libros de arte que quiero reseñar y un frasco de dos kilos de gominolas, combustible esencial para las próximas horas.

16.30 horas. No he notado el paso del tiempo. Cuando miro el reloj, la hora del almuerzo y el noticiero se me han escapado. Eva, mi mujer, tan discreta como siempre, ha andado por la casa con un secretismo conventual y no me ha llamado a la mesa. Sabes que mi momento de mantel y charla es la cena, con los niños. Martín, el mayor (13), está preparando una conferencia para un congreso en Barcelona en el que voy a participar y no sé si la pandemia dejará de celebrarse. No importa. Sofía (12) ha vuelto de clase con cara de querer contarme todo. Ha llegado el momento de dejar mi campo de batalla y entrar en el tuyo.

17.30 horas. Se enciende la pantalla del móvil. Es Raquel Gisbert, mi editora en Planeta. Quiere introducir en ‘el canal’ (como ella llama a las librerías y grandes almacenes) algún elemento vinculado a mi última novela que pueda ayudar a hacerla visible. He estado encantado con estos desafíos durante años y prometo pensar en ello.

martes

11.00 horas. En medio de mi segunda sesión de trabajo con el nuevo libro me doy cuenta de que no tengo música para acompañarme. Cuando empiezo a buscar en iTunes algo nuevo -siempre espero un Pink Floyd, Alan Parsons o Vangelis que nunca llegue- recuerdo que mañana tengo mi intervención semanal en el programa de Carlos Herrera en COPE y no he elegido el tema de la hablar. Estaciono las gominolas y echo un vistazo rápido a las noticias de los últimos días.

13.45 horas. Hay demasiada información sobre Covid y las vacunas en las páginas de ciencia. Apenas dejan espacio para los últimos descubrimientos astronómicos o arqueológicos, que son los que más me interesan. Aún así, encontré un tema sobre excavaciones en Grecia.

17.00 horas. Es imposible sacar a Grecia de mi cabeza. Esa cultura me ha ido atrapando poco a poco en los últimos años: los oráculos se han convertido en una obsesión. No puedo resistirme a reseñar ‘Fidelidad a Grecia’, que acaba de publicar Emilio Lledó. Sé que el santo (o las musas) se ha ido al cielo … pero es un viaje dulce.

miércoles

11.45 horas. No he pisado el estudio COPE durante meses debido al Covid. Me conecto con la emisora ​​a través de una aplicación para iPhone que da un sonido impecable, pero que te roba la experiencia de ver las caras de mis compañeros de radio. Hay algo triste en eso. La tecnología nos permite estar conectados pero nos roba la emoción de la reunión. Creo que todo pasará … y les hablo de Grecia.

12.30 h. Me acerco a la oficina de correos. Tengo una sección allí que espero abrir dos veces por semana. Normalmente recibo libros y cartas de lectores que me dan horas de emoción.

20.30 horas. Durante el verano, Martín y Sofía me pidieron que viera conmigo los mejores capítulos de la serie ‘Expediente X’, incluido ‘Tooms’, la historia de un criminal que se coló en las casas de sus víctimas alargando su cuerpo por los conductos de aire. acondicionamiento. Y mis hijos, que sabían que en ‘otra vida’ yo era presidente del Club de Amigos de esa serie, me exigen explicaciones. Escondo mis gomitas para que no se queden sin combustible, pero en un descanso me levanto para enviar un correo a Raquel Gisbert con una propuesta para ‘el canal’ … y las descubren.

jueves

10.00 horas. ¡Empiezo a escribir! No es nada serio todavía. Tengo la pared contra la que se apoya mi mesa llena de fotos, mapas, cuadros e imanes de museos de arte. Cada elemento esconde un matiz, un detalle que quiero incorporar a mi historia.

18.45 horas. Dejo descansar las primeras cinco páginas de mi próximo trabajo. No es mucho. Ni siquiera sé si sobrevivirán a la lectura que haré mañana temprano. Todavía me llevará unas semanas atreverme a enviárselos a Juan Eslava Galán o David Zurdo, dos amigos y grandes escritores con los que comparto páginas de primera vez y que diseccionan con criterio implacable, pero también con infinito cariño.

20.30 horas. Me reuniré con Clara Tahoces para cenar. Nos conocimos hace 30 años, cuando vine a Madrid a estudiar Periodismo. Nos vimos en reuniones de interesados ​​en parapsicología que terminaron al mil uno en un VIPS. Desde entonces repetimos allí y recordamos viejos tiempos.

viernes

09.30 horas. Los niños me lo dejaron claro cuando entré al colegio: este fin de semana toca escapar a un rincón «con cuentos». Les he propuesto El Escorial, donde su madre y yo empezamos a salir, y donde dibujé dos de mis novelas, ‘La dama azul’ y ‘El maestro del Prado’. Será una buena oportunidad para contarles la leyenda del perro negro que aulló en tiempos de Felipe II para advertir que existía una de las puertas del infierno. Sonrío para mí mismo ante el plan.

13.30 h. El tarro de gominolas ya es la mitad. Culpo a ‘Expediente X’ pero lo aparto de mí pensando que tanta azúcar no debe ser buena … O sí. Las páginas de ayer han sobrevivido e incluso han crecido. La historia toma forma. Y, animado, tomo un descanso: busco tres nombres de amigos en la guía telefónica y los llamo. En tiempos de pandemia hay que hablar como nunca antes. La palabra es el mejor premio del escritor, hablado o escrito, no importa.

.



Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -CRONICA NAVARRACRONICA NAVARRA

aCTUALIDAD

Koeman: «Estamos acostumbrados a jugar con uno menos»

Satisfecho con el juego de su equipo y con la actuación de sus atacantes en la derrota del Ferencváros húngaro. Así se...

Trapero y los jefes de los Mossos absueltos por el ‘procés’

La Audiencia Nacional ha absuelto al mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Luís Trapero, por sus actuaciones durante el proceso secesionista en Cataluña...

Trapero absuelto de todos los cargos por desacuerdo en la corte

El desacuerdo entre los miembros de la Audiencia Nacional que juzgó a Josep Lluis Trapero ha derivado en la absolución del alcalde de...

Martínez Camí ve «inviable» poder reprogramar tantos partidos aplazados

El central argentino del Abanca Ademar ve a Pedro Martínez Camí "Imposible" reprogramar tantos juegos pospuestos debido a la incidencia del coronavirus y...

Comentarios Recientes