Inicio Economía El Gobierno prevé integrar las pensiones no contributivas en la renta mínima

El Gobierno prevé integrar las pensiones no contributivas en la renta mínima


Se avecinan cambios en el sistema de pensiones. El Pacto de Toledo sigue trabajando contrarreloj para establecer las pautas que marcarán una reforma que se resiste. El acuerdo está «a punto de llegar», según ha asegurado hoy en el Congreso el consejero de Seguridad Social, José Luis Escrivá, quien ha subrayado que esto acabará con la incertidumbre que rodea a los jubilados y los beneficios se revalorizarán con el IPC. Pero a su vez, adelantó la que puede ser otra de las medidas que se tomarán para acabar con el déficit de la Seguridad Social y garantizar su sostenibilidad.

Las pensiones no contributivas se «integrarán en el futuro» en el esquema de Renta Mínima Vital (IMV), dijo. Es decir, dejarán de ser consideradas pensiones como tales, no serán pagadas por la Seguridad Social -con cargo a los Presupuestos del Estado- y serán absorbidas en la IMV recientemente aprobada. Se trata de una medida que forma parte de una de las recomendaciones que el Pacto de Toledo ya prácticamente ha cerrado: separar las fuentes de financiación a la Seguridad Social gratuita de todos los gastos que no sean debidamente contributivos. Esto significaría que el Estado pasaría a financiar unos 23.000 millones que ahora paga el sistema por políticas no contributivas, entre las que se encuentran las pensiones no contributivas, pero también políticas activas de empleo (bonificaciones, reducciones de cuotas …), prestaciones por nacimiento. , complemento de maternidad, gastos administrativos …

Además, entre los planes de Escrivá está el de definir mejor estas ayudas no contributivas para que estén diseñadas no solo en función del beneficiario individual, sino del hogar, que se espera que aborde mejor las situaciones de vulnerabilidad. Es el caso de la renta mínima, cuyo importe oscila entre los 462 euros y los 1.015 euros, en función de la renta declarada y de la composición de los hogares (se establecen doce tarifas distintas en función del número de miembros).

La ministra, a su vez, animó a las Comunidades Autónomas -que son las que gestionan las pensiones no contributivas, a pesar de que las financia la Seguridad Social- a utilizar ese dinero que solían utilizar en el IMV y que ahora el Estado Asume mejorar este tipo de pensiones, que suelen ser muy bajas, ya que la ley les da un margen para complementarlas hasta en un 30% más.

Y es que Escrivá reconoció la necesidad de seguir mejorando la redistribución dentro del sistema de pensiones y recordó que, en esta línea, los mínimos se han subido más en los últimos años. «Es una línea en la que debemos seguir avanzando (…). Los pensionistas con menores rentas suelen vivir menos y beneficiarse menos del sistema y se justifica introducir más progresividad ”, explicó el expresidente de AIReF, quien pidió los mecanismos más adecuados para hacerlo dentro de los acuerdos del Pacto de Toledo.

2.6 billones de gasto

De hecho, lo que esta comisión parlamentaria también tiene entre manos es establecer cuál es la adecuación de las pensiones y si las pensiones más bajas deben revalorizarse aún más. Porque las más de 450.000 personas que se benefician actualmente de una prestación no contributiva apenas alcanzan los 400 euros mensuales. Así, de media, un pensionado por invalidez no contributivo percibe una media de 444 euros mensuales, cantidad que es menor para la jubilación: 397 euros mensuales, cantidad inferior al mínimo fijado para la renta mínima.

El perfil más común de quienes reciben estas ayudas es el de una mujer española, casada –aunque a nivel mundial el número de pensionistas solteros es mayor–, que vive integrada en una unidad económica formada por dos y tres personas.

El pasado mes de julio se dedicaron 187 millones al pago de estas nóminas, con lo que el presupuesto anual de esta partida presupuestaria supera los 2.600 millones de euros.

Casi 500 millones de puestos de trabajo perdidos debido a la pandemia

La pandemia provocó en el segundo trimestre de 2020 una pérdida de jornada laboral equivalente a 495 millones de puestos de trabajo, según un nuevo informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre los efectos de esta crisis en el mercado laboral global, que empeora las cifras de el estudio anterior, cuando hablaba de 400 millones. Esto se debe a que en este período se destruyó el 17,3% de las horas de trabajo. Los países de ingresos medianos bajos, como América Latina, son los más afectados, registrando una pérdida de horas de trabajo de alrededor del 23,3% (240 millones de empleos equivalentes a tiempo completo). Lo peor es que las perspectivas no mejoran mucho, ya que la OIT pronostica que en el segundo semestre de 2020 se perderán otros 590 millones de puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, lo que supondrá un descenso del 8,6% en el cuarto trimestre y el 12,1%. % en el tercero.

.



Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -CRONICA NAVARRACRONICA NAVARRA

aCTUALIDAD

Zidane recupera a Hazard tras reivindicarse en el Camp Nou

Eden Hazard está de vuelta. El belga entró en la lista de Zinedine Zidane para el partido que enfrentará el martes al...

Hamilton rompe el récord de victorias de Schumacher

El británico Lewis Hamilton (Mercedes), seis veces campeón del mundo, logró la victoria en la duodécima prueba del Campeonato del Mundo de Fórmula...

Sánchez anuncia estado de alarma hasta mayo con toque de queda nacional

El Consejo de Ministros ha aprobado este domingo el decreto que implementará un nuevo estado de alarma en toda España, excepto en Canarias,...

La pandemia avanza desatada en León con 316 nuevos casos, 61 en 24 horas y ocho muertes más

Cientos de casos diarios, el número de muertos crece en varios dígitos todos los días y la segunda ola que pasa como un...

Comentarios Recientes