Inicio Actualidad El 'Niño de Elche' resucita al elfo hooligan de Val del Omar

El ‘Niño de Elche’ resucita al elfo hooligan de Val del Omar


Hace 71 años José Val del Omar, (Granada, 1904 – Madrid, 1982) Comenzó a explorar un territorio desconocido para el arte en España. Fascinado por el poder del sonido, escribió ‘Auto Sacramental Invisible’, una pieza radicalmente vanguardista y hoy olvidada. Otro heterodoxo, ‘Niño de Elche’ (1985), Francisco Contreras en su DNI, rescata ahora al duende «cómico y gamberro» de esa rara composición que ‘relee’ en una instalación sonora de 40 minutos. Se presenta en el Museo Reina Sofía hasta el 26 de abril de 2021 y se incorporará a su colección.

Val del Omar elaboró ​​un guión en el que distribuido cuidadosamente el sonido, con voces, música y ruidos muy diferentes a través de 14 altavoces. Fue una propuesta estética provocativa que anticipó las reflexiones que en los años 60 llevarían a la aparición de la expresión del ‘arte sonoro’.

“La colección del museo no es estática ni cerrada, y al incorporar esta pieza rescatamos un momento clave en la historia de la cultura y apostamos por la multidisciplinariedad que une Val de Omar con el ‘Niño de Elche’”, dice Manuel Borja- Vilel, director del Reina Sofía. De esta manera, incorpora el arte sonoro a la colección y cede terreno «al elemento gamberro, lúdico y aventurero de ambos creadores».

Poética crítica

Auto Sacramental Invisible. Una representación sonora basada en Val del Omar ‘se integra en el pentagrama poético de’ Niño de Elche ‘, que se cuestiona de manera «crítica» sobre las guerras, el pecado original o la tecnología, e incorpora dicotomías presentes en el guión original, como la modernidad. -anti-modernidad, propaganda-emancipación o cultura institucional y popular.

El primero de los dos espacios de la propuesta es una sala en la que la creación de la composición de Val del Omar se contextualiza histórica y documentalmente diseñado por el arquitecto Lluís Alexandre. Se exhiben dos páginas de uno de los cuatro guiones que el granadino realizó con notas y notas manuscritas para explicar de manera «concreta» cómo se tuvo que articular la voz para lograr la tonalidad deseada para esta pieza, y dónde se lee : «actuar primero: voces resonantes con un tono envolvente».

El segundo y teatral espacio es el de la instalación, donde flotan entre la oscuridad y las luces los sonidos guturales del ‘Niño de Elche’, que reproduce con su voz la rara panoplia sonora articulada por Val de Omar. El cantaor ilicitano juega con el guión original, mezclando los altavoces con lámparas votivas en una instalación realizada junto al arquitecto Lluís Casanovas y que casa y entrelaza los ritmos de luz y sonido. «Tratamos de contaminar y habitar ese espacio», dice el artista, que mezcla ‘quejíos’ con raíces flamencas profundas, voces atormentadas y ecos extraños con temas de Frank Sinatra como ‘My way’.

“Sinatra puede representar eso de la modernidad que el capitalismo supone en nuestras vidas, pero es un referente más, como los que aluden a Madrid, o lo que suscita la mística sobre el padre y la madre”, dice el ‘Niño de Elche’. «Todo esto me ayuda a reflexionar críticamente sobre estos temas, partiendo siempre de la concepción sonora del Val del Omar», añade uno de los artistas más heterodoxos del panorama cultural actual. Reconocido por su papel principal como cantaor, su obra busca nuevas propuestas que combinen disciplinas tan dispares como el flamenco, la performance, la música electrónica o el rock.

Parcialmente representado en 1952, el auto sacramental original era prácticamente desconocido y puede entenderse como «el eslabón perdido» en la evolución estética de Val del Omar, artista crucial en la colección del museo, según Borja-Vilel. “Se sitúa entre el realismo documental del joven cineasta de los años 30 y su ‘Tríptico elemental de España’, de los años 50”, explica el director del Reina Sofía. Encargó la instalación que ha realizado el museo y con ella abre su colección a otros registros. “Implica que en la era Covid pensamos en cómo serán los museos en el futuro. En un cambio del proceso en el que ya no se trata tanto de traer y trasladar cosas, cajas y aviones, sino de promover la investigación, la historia, cambiar formas de producción cultural para que sea más económica y sostenible ”, concluye Borja-Villel. .

.



Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -CRONICA NAVARRACRONICA NAVARRA

aCTUALIDAD

Koeman: «Estamos acostumbrados a jugar con uno menos»

Satisfecho con el juego de su equipo y con la actuación de sus atacantes en la derrota del Ferencváros húngaro. Así se...

Trapero y los jefes de los Mossos absueltos por el ‘procés’

La Audiencia Nacional ha absuelto al mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Luís Trapero, por sus actuaciones durante el proceso secesionista en Cataluña...

Trapero absuelto de todos los cargos por desacuerdo en la corte

El desacuerdo entre los miembros de la Audiencia Nacional que juzgó a Josep Lluis Trapero ha derivado en la absolución del alcalde de...

Martínez Camí ve «inviable» poder reprogramar tantos partidos aplazados

El central argentino del Abanca Ademar ve a Pedro Martínez Camí "Imposible" reprogramar tantos juegos pospuestos debido a la incidencia del coronavirus y...

Comentarios Recientes