Inicio Real Sociedad Están aquí para quedarse

Están aquí para quedarse

Minuto 59. Real 1, Getafe 0. Martín
Zubimendi recoge una pelota en la cancha del oponente, gira y pone un cuero medido en el ala derecha. Allí, rompiendo al rival por detrás, aparece Andoni
Gorosabel. Lo controla con el pecho, orientado, apura la línea de fondo y centra el área donde se cuecen los goles para que Djene Espacio libre a la esquina.


Anoeta se habría puesto de pie para aplaudir la acción. Ritmo, profundidad, visión y talento en una acción firmada por dos futbolistas que hace apenas unos meses, antes del encierro, no aparecían en el ‘once’ que el seguidor txuri urdin recitó apresuradamente. Hoy parece difícil pensar en un cartel de gala que no cuente con ambos.

A los 24 años Gorosabel disputó su partido número 28 en Primera División. El de Zubimendi, De 21 años, fue el número 13. En total, poco más de una temporada para dos de los jugadores que brillaron con luz propia ante el Getafe.

El centrocampista apareció brillantemente tras el encierro y el lateral, a la sombra de Zaldua Hasta este curso, está aprovechando su oportunidad en este inicio liguero. Ambos enfrentaron un nuevo desafío. Con el equipo herido tras la angustia del pasado martes, el Getafe llegó líder a Anoeta, con el marcador de goles encajados a cero y con la vitola de un equipo rudo, de un rival desagradable. No tardó mucho en mostrar por qué, pero, en el escenario, en el papel, no apto para imbéciles, Gorosabel Y Zubimendi hicieron lo que saben hacer. Salieron a jugar y no se intimidaron. Nada de eso.


El carril de Arrasate volvió a regalar un catálogo de subidas constantes por banda. Fue rehecho a la pipa de Cucurella, que le costó la amarilla. Lejos de verse afectado, de guardar la ropa, de pensar por si acaso, se alió con Para tu mirar una y otra vez hacer cosquillas Aceituna. El penalti nació de una profunda entrega suya.

Magia envuelta

Zubimendi se hizo más grande con el paso de los minutos. Inteligente en defensa, ocupando el campo y rompiendo el guión cuando era necesario, el donostiarra empezó a repartir el balón, sacando balones largos que obligaron al Getafe a volver. Su entendimiento con los centrales y Merino Y Silva parece óptimo. La lesión de pretemporada ya pasó. El número ’36’ se parece cada vez más a ‘4’.

Gorosabel Y Zubimendi Han llegado al ‘once’ para quedarse. Es una magnífica noticia de una Real que ha vuelto a dar en el blanco en su apuesta por dar paso al equipo local. La respuesta del Devastador y el Donostiarra no puede ser más emocionante.

Alrededor de la jerarquía de Merino, la magia de Silva o la calidad de sus hombres de ataque, la Real ha construido un marco cada vez más sólido que da equilibrio al equipo. Con Le Normand Y Aritz, con Monreal solvente y con Gorosabel Y Zubimendi cada vez más consolidado. Sirva la victoria ante el Getafe como indicación



Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -CRONICA NAVARRACRONICA NAVARRA

aCTUALIDAD

Land Rover Defender: ¿a la altura del mito?

El Land Rover Defender fue el primer SUV fabricado en Europa y es un modelo icónico en la historia del automóvil. Con...

Peugeot 3008 Hybrid 4: Electrificado, razonable y muy competitivo

Como muchos ya saben, la Unión Europea impondrá fuertes sanciones a los fabricantes de automóviles que no cumplan con una estricta reducción de...

El hermoso Mercedes que sedujo a Picasso, su fotógrafo y la dirección soviética

En 1945, la industria automovilística alemana fue completamente destruida después de la guerra. Pero la ayuda económica llega rápidamente tanto del Reino...

Comentarios Recientes