Descargar pista

Con 999 metros, Ganekogorta está lejos de estar entre las montañas más altas de Bizkaia: tiene 25.000 «Centenarios» por encima. Sin embargo, esto cambia cuando se mira el protagonismo. Allí brilla con luz propia como el cuarto pico más importante de la zona, solo superado por Gorbeia, Anboto y Oiz. Desconocido, su irregularidad pierde demanda. Sus ascensos más importantes y explosivos se originan en el valle de Kadagua. Prácticamente mil metros, a los que se suman otros doscientos si coronamos también la Gallarraga, hermano menor pero no menos coloso. La opción elegida como punto de partida es Sodupe.

HITOS

Ganekogorta / Belaute:

999 metros. (TGIF: 30T 501664.46 E 4783278.52 N)

Arabatxu:

984 metros (TGIF: 30T 500788.38 E 4783060.14 N)

Gallarga:

901 metros (TGIF: 30T 499389.99 Y 4782660.21 N)

Biderdi / Larrentxu:

877 metros (TGIF: 30T 502974.93 E 4783636.89 N)

Cómo llegar:

BI-636 (corredor de las Encartaciones) en Sodupe.

Cartografía:

MTN 61-III (Mimetiz) y 61-IV (Arizgoiti), 1: 25.000, del IGN.

Información MIDE

Programa:

5h.00 ‘(2h.00’ en Gallarraga y 3h.00 ‘en Ganekogorta).

Distancia:

15,6 kilómetros.

Pendiente positiva:

1250 mt.

Severidad promedio:

3

Dificultades de orientación:

3

Dificultad del terreno:

4

Esfuerzo necesario:

4

Como la intención es completar el cruce Sodupe-Bilbao y no depender de vehículos particulares, iniciamos la excursión desde la estación de FEVE en el enclave. Cruzamos el río Kadagua y, antes de la iglesia de San Vicente Mártir, continuamos (a la izquierda) por Allende Zelaia Kalea, cerca del río Izalde, afluente del Kadagua. Le damos la espalda tras pasar bajo un puente para subir entre las bonitas casas de los Elubarri. Al final del distrito, cuando la pendiente se dobla (a la derecha) para subir hacia los caseríos más altos de la localidad, seguimos recto por una pista de hormigón que pasa por debajo de la carretera estatal y gira a la izquierda para bajar paralelamente a ella a un acceso al corredor Encartaciones (0h.15). Seguimos (a la derecha) la pista de hormigón que recorre el fondo del valle, que da acceso a varios caseríos, hasta el final. Vadeamos el arroyo Miñaur y continuamos por un bonito sendero que discurre por su margen. Más tarde se convierte en calle. Cuando se pega al cauce del río es el momento de vadearlo de nuevo (valla) para tomar una pista por la que iniciamos la propia subida. Pasaron dos kilómetros de «aproximación» antes de comenzar aquí el kilómetro vertical hasta Ganekogorta. La pista dibuja un par de zigzags para llegar al cordal (0h.50 ‘), donde sigue ganando altura sin detenerse. Comienza la parte más desafiante de la escalada. Conviene tomárselo con calma. Es solo un kilómetro, pero tiene un desnivel medio de casi un 30% y rampas de hasta un 45%. Los últimos metros son a campo abierto antes de salir por pista llana. Por ella (a la izquierda) volvemos a la línea de demarcación y reanudamos la subida por un camino que, un poco más alto, sube junto a una malla metálica y una pista. Llegamos a una puerta cerrada con llave, pasamos al otro lado y seguimos subiendo, aunque de inmediato cortamos (hacia la izquierda) a través de un bosque recién plantado. Salimos a la pista, la caminamos unos metros (a la izquierda) y seguimos subiendo. Ya vamos hacia el último tramo de subida. Tras cruzar otra pista, el sendero asciende entre aulagas hasta la sierra. Aunque sigue subiendo, se siente como una caminata en comparación con la caída vertical que acabamos de salvar. La cumbre (2h00 ‘), aireada y clara, ofrece magníficas vistas, limitadas solo al este por el hermano mayor, el’ cuerno ‘Ganekogorta. Hacia él vamos. Continuamos por la cresta durante cien metros hasta un hito. Señala el vertiginoso camino que desciende por el corte al norte de la montaña y desemboca en una chimenea de diez metros que debemos subir con ayuda de una cuerda. Un tramo técnico que exige la máxima atención, una vez bajado sólo hay que recorrer la sierra -su cemere, Pagero y Arrabatxu, son opcionales- hasta Ganekogorta (3h00 ‘). Solo queda ir a Bilbao. Optamos por el antiguo camino de la fuente del Espino, que discurre por la vertiente sur del ‘Ganeko’ y el Biderdi. Volvemos sobre la ruta hasta una colina a cien metros de la cima. El camino de partida atraviesa unos campos antes de descender hasta el collado de Kurtzegane (señalizado GR-123), donde comienza el camino (izquierda). Disfrutamos de la refrescante primavera temprano. La forma divertida tiene una sorpresa en su parte final. Casi llegado al paso de Zollo, los municipios de Zollo y Arrankudiaga han erigido el hermoso refugio ‘Biderdi’, abierto. No tardó en converger con la habitual ruta de ascenso a Ganekogorta desde Pagasarri, a cuyos campos llegamos sin más noticias. A partir de ahí, la vuelta a Bilbao (5h00 ‘) la hacen todos de la forma que más les guste.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí