Getaria, entre los pueblos ribereños de Gipuzkoa con mucho más encanto, nos sugiere ir a gozar de su naturaleza, tradiciones, historia y gastronomía.

Un pasmante paraje costero, un atractivo puerto pesquero y un bello núcleo histórico dan sitio al concejo que vio nacer a 2 de los enormes individuos de la historia vasca, Juan Sebastián Elkano y Cristóbal Balenciaga. Getaria, ciudad gipuzkoana ubicada en la comarca de Urola Kosta, se muestra frente el planeta como de los mejores espacios gastronómicos de Euskal Herria, pero no solo por su gastronomía se conoce a Getaria, esta pequeña villa ribereña de precisamente diez km cuadrados de extensión y de 2.700 pobladores, asimismo es famosa por sus bodegas de Txakoli, sus playas, su crónica y la peculiar silueta que forma junto el monte San Antón, una manera, a la que debe el sobrenombre de «el ratón de Getaria».

Información de Getaria.

  • Pobladores: 2.726
  • Extensión: diez,6 km cuadrados.
  • Atractivos: Museos, barrancos, playa, bodegas de Txakoli, gastronomía, sendas ribereñas.
  • Localización: Comarca de Uribe Kosta, Gipuzkoa.

Getaria, qué llevar a cabo y qué ver en el pueblo del ratón gipuzkoano.

Cubierto de viñedos de Hondarrabi Zuri (pluralidad autóctona de vid) y del mar Cantábrico, Getaria, es uno de esos pueblos que dejan huella en el sendero, una ciudad autentica, de las de antes. Su situación, a menos de 25 km de la ciudad más importante gipuzkoana, Donostia-San Sebastián, nos deja gozar de Getaria en cualquier fuga a Gipuzkoa, una pequeña aventura que aconsejamos a ojos cerrados.

Localización: Entre las playas de Gaztape y Malkorbe, cerca de donde las laderas de viñedos rozan el mar, podemos encontrar el núcleo urbano de Getaria, un pequeño entresijo de calles que nos llevan de manera directa al puerto, al mar. Si bien la región baja de la ciudad reúne la mayor parte de los atractivos de Getaria, las vistas conseguidas desde los puntos mucho más altos del ayuntamiento, bien meritan una visita. Getaria está en la comarca de Urola Kosta, entre los ayuntamientos de Zarautz y Zumaia, en medio de una costa vasca, una ocasión idónea para gozar del Geoparkea, un espacio costero compuesto por las localidades de Zumaia, Deba y Mutriku en el que tenemos la posibilidad de ver la narración de la tierra.

Historia: Si bien hay rastros de asentamientos Romanos en la villa, la crónica de Getaria se comenzó a gestar con el fuero que la transformó en villa a fines del siglo XII, un archivo, firmado por el rey Sancho VI de Navarra que lamentablemente se perdió, causa, por la que hoy día no tenemos la posibilidad de constatar la fecha precisa de este suceso histórico. En un bonito ademán por dejar perseverancia de este instante, podemos encontrar al lado del municipio de la ciudad una placa conmemorativa que afirma de este modo: «Getariako herriak, Getaria XII. mendean Nafar erreinuak sorturiko hiribildua dela azaldu nahi du. Getariako Udala, 2012ko ekainaren 9an.» (El pueblo de Getaria desea constatar que Getaria es una villa construída en el siglo XII por el Reino de Navarra. Municipio de Getaria a 9 de Junio de 2012). Getaria sufrió numerosos asaltos durante su crónica, y sucede que, ser entre los mayores y mucho más esenciales puertos pesqueros y mercantiles de la temporada le ha salido costoso a esta pequeña ciudad gipuzkoana. La pesca de ballenas, una manera de vida muy popularizada en la costa vasca, marco Getaria, una villa, que, a lo largo de cientos y cientos de años vio como su economía medraba merced a estos gigantes del mar, un hecho que lo observamos reflejado en sus escudos.

Fiestas: Las fiestas patronales de Getaria se festejan la semana del 6 de agosto, festividad en honor a San Salvador. Entre las muchas ocupaciones del programa de fiestas podemos encontrar los «Herri Kirolak», los deportes rurales vascos, uno de nuestros espectáculos mucho más habituales y también históricos, un acontecimiento impresionante y único del que aconsejamos gozar. Otros de los santurrones condecorados en Getaria son San Pedro (29 de junio) y San Antón (17 de enero).

Patrimonio Histórico: Este concejo amurallado anteriormente, es en la actualidad un grupo digno de contemplar, lamentablemente, los repetidos asaltos sufridos por la villa hicieron que actualmente no se preserven elementos de sus murallas y torres. Toda visita de Getaria debe iniciar en la calle primordial (kale Nagusia en euskera), recorriendo el entresijo de calles paralelas y desniveladas que nos conducen hasta la Iglesia de San Salvador, rincón donde podemos encontrar entre los espacios mucho más interesantes arquitectónicamente comentando, el pasadizo de Katrapona, un camino bajo la iglesia de San Salvador que une la calle mayor con las escaleras del Puerto, un recuerdo de las defensas de la villa.

Gastronomía: Si por algo es conocida Getaria, es por su cultura gastronómica, un aspecto, en el que toman enorme importancia las parrillas, el pescado y el vino local, el Txakoli. Prestad atención por el hecho de que les vamos a desglosar el menú propio de esta ciudad ribereña: un óptimo pescado salvaje a la parrilla acompañado de un Txakoli con Denominación de Origen Getariako Txakolina, ¿simple verdad? En Getaria sobran los sitios de comidas que dan buenas materias primas cocinadas a la parrilla, pero nos encontramos frente a la obligación de recomendaros el lugar de comidas Iribar Jatetxea, un lugar de comidas que nos ofreció una experiencia gastronómica de disparidad, especialidad: rodaballo salvaje a la parrilla. Si bien Getaria maneja perfectamente el pescado a la brasa, asimismo es viable gozar de un óptimo pintxo – pote por las calles de la ciudad, una manera completamente “diferente” de comer, que representa entre las practicas mucho más demandadas de Euskal Herria. Podéis efectuar nuestra misma fórmula, pintxo-poteo + lugar de comidas, únicamente sugerido para los mucho más glotones.

Visitas a bodegas de Txakoli: Los viñedos de Hondarrabi Zuri que invaden Getaria, pertenecen a la Denominación de Origen Getariako Txakolia, entre las Designaciones de Origen mucho más reconocidas y demandadas de Txakoli. Si bien es viable gozar de los caldos de Getaria en alguno de sus bares y sitios de comidas, aconsejamos tirar al monte para entender en primera persona los misterios de los viñedos y las bodegas de la ciudad. Nuestra recomendación no es otra que la bodega de nuestro chef mucho más mediático, Karlos Arguiñano, la bodega K5, no está en Getaria, pero está a solamente 25 minutos y forma parte a la Denominación de Origen Getariako Txakolia.

Conserveras: La pesca es desde tiempos ancestrales un método de vida de Getaria, una historia, que comenzó con la pesca de la ballena y que pervive hasta nuestros días. En Getaria, en el puerto, podemos encontrar conserveras que efectúan visitas a sus instalaciones complementadas con catas de sus artículos, otra experiencia a apuntar.

Costa y mar: La costa de Getaria nos da multitud de opciones, sus playas, Malkorbe, Gaztetape y Orruaga, proponen al visitante una extensa variedad de espacios donde escoger y gozar. La playa mucho más grande, el arenal de Malkorbe, 430 metros, es el mucho más demandado para proyectos de familia al paso que las playas de Gaztetape y Orruaga, con concretes mucho más salvajes y peligrosos, es ocupado todos los días por los surfistas mucho más miedosos. La costa de Getaria, el mar y su oleaje, transforman a este pueblo costero en un espacio perfecto para entrenar varios deportes acuáticos como el surf o el submarinismo, indudablemente, Getaria nos proporciona todo lo preciso para gozar del turismo activo a enorme nivel.

Ruta Zarautz – Getaria: Ubicada prácticamente a nivel de mar, con el romper de las olas a nuestro pies, podemos encontrar la carretera que une las localidades de Zarautz y Getaria, una carretera que conquista. Bien caminando o en vehículo, observamos primordial gozar de este paseo, una vista, que nos deja atisbar el contorno de Getaria desde la lejanía, una fotografía habitual, la del Ratón de Getaria.

Monumento a Elkano: Juan Sebastián Elkano, el primer marinero en ofrecer la vuelta al planeta, nació en Getaria en 1487. Elkano, llego a Sanlúcar de Barrameda el 6 de septiembre de 1522 tras tomar el mando de la nave de Magallanes a su muerte, un increíble logro, al que hace mención el monumento que transporta su nombre. El monumento desarrollado por Victorio Cacho se levanta sobre la muralla del siglo XVII albergando dentro suyo los nombres del resto de pasajeros que consiguieron ofrecer la vuelta al planeta al lado de . Si decidimos pasear por las angostas calles de Getaria, tenemos la posibilidad de ver varios monumentos a este aventurero gipuzkoano, es tal la relevancia del logro logrado por Elkano, que cada 4 años y coincidiendo con el verano, Getaria efectúa la recreación de su desembarco. Indudablemente, un espectáculo que vale la pena ser visto y cuya primera teatralización data de 1922.

Sendero de Santiago: Getaria forma una parte del Sendero Norte de Santiago, el Sendero de la Costa. Entre las sendas mucho más usadas por los peregrinos y asimismo entre las mucho más viejas según los historiadores. Esta ruta empieza en Hondarribia y deja Gipuzkoa para adentrarse en tierras bizkainas tras el paso por Mutriku, un sendero que nos da lo destacado del monte y del mar.

Ratón de Getaria: En la parte final del puerto de la ciudad podemos encontrar lo que hasta el siglo XV era una isla, el monte San Antón, hoy día unido a tierra estable de manera artificial. Es viable subir hasta el punto mucho más prominente de este coloso y gozar de las vistas que nos da. El monte de San Antón y su unión por tierra con Getaria crean una curiosa forma en el horizonte, el Raton de Getaria.

Casco Histórico: El casco histórico de Getaria está ubicado sobre un cabo rocoso en oposición al monte San Antón. En el centro del mismo, la iglesia de San Salvador, observa desde las alturas los palacios góticos y barrocos que destacan entre las angostas calles que le cubren. Casco Histórico – Puerto Pesquero – Monte San Antón, un trió que no debemos perdernos en toda fuga a Getaria.

Museo Balenciaga: El museo Balenciaga, es el homenaje a entre los vanguardistas de la tendencia, Cristóbal Balenciaga. Este profesor, creo diseños que marcaron una temporada y que prosiguen sirviendo hoy en dia como fuente de inspiración. El museo está enclavado en un edificio singular anexo al palacio Aldamar, un espacio que tiene una región de acogida, cafetería, tienda, salón para el visionado de vídeos y diferentes salas en las que tenemos la posibilidad de ver las producciones de este sastre que deslumbro Paris.

Getaria es un ayuntamiento que no les podéis perder en tu viaje al País Vasco, gozar de la brisa del mar Cantábrico mientras que recorréis sus bodegas de Txakoli o degustáis sus pescados a la parrilla está disponible para todos nosotros, ¿les lo vais a perder? apuntad, Getaria.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí