Los cuatro ejes de Gorbeia

Gorbeia, Aldamin, Lekanda y Gorosteta son los principales picos del macizo. Encadenarlos es posible, aunque no fácil

Descargar pista

Gorbeia es el macizo más importante de Bizkaia y Álava. La Cruz no es solo el buque insignia de ambos territorios. Alberga decenas de picos con personalidad propia. En su vertiente vizcaína, por ejemplo, sus cuatro picos más altos se encuentran entre los seis más relevantes del Catálogo de los Picos de este territorio: Gorbeia, Aldamin, Lekanda y Gorosteta. Solo el Zalama (1.336 m.) Y el Anboto (1.331 m.) Tienen suficiente. Su proximidad también les permite ser encadenados por Pagomakurre en un solo cruce, en el que intentaron evitar las carreteras más transitadas del Parque. El resultado es una caminata desafiante (casi 1.500 metros de desnivel en 15 kilómetros), en tramos y senderos todoterreno (el GPS será de gran ayuda), pero absolutamente reconfortante. En Pagomakurre tomamos la pista que sube a Arraba. Al final de la primera subida, a escasos 250 metros del aparcamiento, en una zona donde todos los árboles están protegidos con vallas, tomamos (a la derecha) un camino que gana altura rápidamente. Evitando varios afloramientos rocosos, acaba dejando la madera en el primero de los balcones que protegen a Itxina. Aprovechando los caminos que buscan los escalones más cómodos, seguimos subiendo hasta encontrarnos, bajo el Lekanda, al pie de una gran cantera. Lo cruzamos y, a la izquierda, buscamos la entrada a un gran canal. Subimos abruptamente hasta el paso entre Lekanda e Igalirrintza. A la izquierda está la cumbre (1h.00 ‘), donde las vistas reconfortan el cansancio. Bajamos (hitos) hacia el sur hasta el paso de Kargaleku (1h.20 ‘). Aquí se abren dos caminos. el de la izquierda, abundantemente señalizado, conduce a las neveras. Primero nos encontramos con Neberantz, un gran agujero a la izquierda de la carretera. Más adelante, el camino desciende y se bifurca cerca de un gran abismo. A la izquierda se sube a una plataforma con las ruinas de una txabola. Es Neberabarri (1h.45 ‘).

HITOS

  • Gorbeia:
    1,482 metros (TGIF: 30T 517816.26 E 4764609.28 N)

  • Aldamino:
    1,373 metros (TGIF: 30T 518181.31 E 4765271.72 N)

  • Lekanda:
    1,309 m (TGIF: 30T 516680.00 E 4768314.00 N)

  • Gorosteta:
    1.259 metros (TGIF: 30T 515830.93 E 476685.82 N)

  • Cómo llegar:
    A-8 para Usánsolo, N-240 para Areatza y pista de hormigón para Pagomakurre.

  • Cartografía:
    MTN 87-III (San Juan), 1: 25.000, del IGN.

Información MIDE

  • Programa:
    5h.00 ‘(1h.00’ en Lekanda, 3h.40 ‘en Gorbeia y 4h.00’ en Aldamin). 5h.00 ‘(1h.00’ en Lekanda, 3h.40 ‘en Gorbeia y 4h.00’ en Aldamino).

  • Distancia:
    15,0 kilómetros.

  • Pendiente positiva:
    1475 mt.

  • Severidad promedio:
    3

  • Dificultades de orientación:
    3

  • Dificultad del terreno:
    4

  • Esfuerzo necesario:
    4

Se trata de un puente de arco de medio punto de piedra, construido sobre un abismo de 26 metros de profundidad, del que se ha levantado el hielo. Es uno de los principales vestigios del patrimonio arqueológico de Gorbeia. Reanudamos el camino cruzando el puente y siguiendo el camino, que desemboca en una amplia franja de hierba. La remontamos (izquierda) hasta el collado de Gorosteta (2h00 ‘). Subiendo el lapiaz, la cima está a solo diez minutos. De regreso al collado, debemos bajar a la derecha en el collado de Mandobide, desde donde descendemos a los campos de Arraba. Lo que haremos es seguir la sierra entre Arraba y Zastegi hacia Gatzarrieta, que la cierra en su extremo oriental en el collado de Aldape. No llegamos a la cima, en su colina anterior bajamos (a la derecha) hasta Zastegi, al pie del Urratza. Allí iniciamos el ascenso a Gorbeia. Tomamos (a la izquierda) un camino que se interna en el bosque de hayas, atraviesa unos campos cubiertos de helechos y vadea un arroyo antes de dejar el campo abierto. Subimos por la pendiente cercana al bosque de hayas (hitos) hasta llegar al modesto Arranbaltza (hito superior). Con la cruz a la vista, dejamos el lapiaz detrás de nosotros y caminamos por la ancha loma hasta la cima (3h40 ‘). Solo queda el Aldamin para completar nuestros particulares ases de póquer de Gorbeia. A partir de aquí, además, la ruta serpentea por caminos conocidos y trillados. Bajamos al collado de Aldamiñape y subimos entre las rocas hasta el gran pico de Aldamin (4h00 ‘). Es hora de volver. La cresta occidental de Aldamin se ofrece como una alternativa interesante y alpina para descender a Egiriñao, pero la dejamos para mejor ocasión con las piernas más frescas. Regresamos a Aldamiñape y nos dirigimos hacia Pagomakurre por la ruta tradicional que pasa por Egiriñao, el puerto de Aldape y Arraba. Se necesitará otra hora disfrutando del paisaje para completar un viaje de cinco horas sin contar las paradas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí