Inicio Kultura La Butaca "Gorka en 'Patria' quiere vivir; Nstor en 'Hil kanpaiak' quiere sobrevivir"

«Gorka en ‘Patria’ quiere vivir; Nstor en ‘Hil kanpaiak’ quiere sobrevivir»


Ha estado dos veces en Zinemaldia con ‘Patria’ y con la película ‘Hil kanpaiak’. ‘Hondar ahoak’, una serie para ETB-1, está pendiente de lanzamiento

donostia – Eneko Sagardoy es muy joven, demasiado joven para el currículum que tiene durante los diez años que lleva interpretando. No le gusta la grandilocuencia con que los medios a veces lo describen. Hace su trabajo consciente de las intermitencias de un trabajo irregular pero apasionante. Mañana se estrena en HBO Patria. En esta serie, una de las series que más expectativas ha levantado, es Gorka, personaje con el que se identifica y que lo describe como el más parecido a él de todos los que ha interpretado. «Gorka es como yo, quiere vivir, Nestor en Hil Kanpaiak, sobrevivir «.

‘Patria’, ‘Hil kanpaiak’ y ‘Hondar ahoak’, dos series y una película a estrenar. El suyo es puro vicio de trabajo.

–Y mucho. Ja, ja, ja, no me puedo quejar. Tengo dos películas para estrenar: Mia y moi del director Borja de la Vega y Contando ovejas de José Corral. He trabajado mucho. Cuando pasa todo esto de Zinemaldia, puedo ensayar Madre coraje que estrenamos en nada en el Teatro Arriaga. Esta obra iba a estrenarse en marzo, pero la pandemia canceló todo.

¿Cómo es tu personaje en una película tan negra, tan oscura y misteriosa como ‘Hil Kanpaiak’?

–Y tanto que es como dices. Tengo dos personajes, Néstor y Aitor, son hermanos gemelos. La trama se centra en una familia que vive en la mayor frialdad. Les asusta el pasado, Aitor fue asesinado y ese pasado los ha martirizado. Mi personaje tiene una relación muy hostil con sus padres. La película comienza cuando el padre encuentra unos huesos y serán estos restos los que remuevan las heridas familiares, las que surgieron con la muerte del hermano.

Una historia inquietante.

–Esta historia completa la narra Imanol Rayo, un director al que admiro mucho. Ha sido muy fiel a su estilo, a sus silencios, a sus tomas estáticas ya una música magistral, llena de voces que no sabes si vienen del cielo o del infierno. Es una película muy inquietante y muy atmosférica, pero no abstracta por eso. Es misterio, es cine negro.

¿Se siente cómodo un personaje en una historia llena de silencios?

–Me encanta que sea así. Soy muy partidario de pulir muy bien el texto y dejar solo lo esencial, me parece mucho más interesante. Silence, como actor, realmente lo disfruto. Hay que llenarse de muchas otras cosas: gestos, respiración, mirada… Es un trabajo menos evidente, más minucioso.

¿Comprometido?

-Eso también. Me gusta que los directores confíen en los actores para llenar esos silencios. Es un trabajo más sugerente, más arriesgado y en el que me siento muy a gusto.

Solo tiene 26 años y un currículum asombroso.

–Ja, ja, ja € Mucha gente me dice que me parece increíble que tenga 26 años y que parezca mayor. Me siento muy afortunado. He trabajado mucho en cine, lo cual es difícil. He hecho historias muy diferentes como Handia en el momento o Patria ahora.

Dos personajes muy diferentes: Nestor en ‘Hil kanpaiak’ y Gorka en ‘Patria’.

–Néstor es un joven totalmente destrozado, sin esperanzas, sin ilusiones y muy asustado. Gorka, aunque también tiene un punto introspectivo o silencioso, tiene toda la vida por delante. Gorka tiene ilusiones y motivaciones, quiere vivir; Nestor está sobreviviendo. Gorka en Patria constantemente estás mostrando lo que quieres, lo que piensas y con lo que no estás de acuerdo. Néstor es más tranquilo que los huesos que encuentran y está lleno de ira, rabia y deseos de venganza.

Habiendo visto ambas obras, es Gorka quien más se parece a ti.

-Gorka está tranquilo, con dolor, pero también con la ilusión de la reconstrucción. Sin duda, Gorka es quien más se me parece. Lo más que he hecho. Desde el principio señalé lo poco que me costaba acercarme al personaje.

‘Patria’, una serie con expectación y polémica desde el minuto uno. Levanta pasiones y aún no se ha estrenado.

–Va a levantar mucho ruido, mucho polvo. Pero después de ese ruido y ese polvo, cuando todos lo veamos con más claridad y desde la tranquilidad, la serie dará una gran oportunidad para iniciar conversaciones y hablar de un tema importante.

¿Por qué elegiste ser actor?

– Todos, pero todos, actuamos más o menos teatralmente en la vida. Hay códigos, hay mentiras, hay miedos y en este escenario, todos jugamos diferentes roles en el día.

Pero no profesionalizamos las mentiras y los miedos.

– Creo mucho esos papeles y descubrí en el teatro un espacio donde podía jugar ese juego pero con una excusa y otras miradas que me decían: «Yo creo lo que estás haciendo y lo que me estás diciendo aunque lo sepamos es una mentira.» Ese pacto de verdad o mentira me ha atraído mucho, me ha protegido mucho, me ha emocionado. Una amiga me dijo, y estoy de acuerdo con ella, para nosotros el teatro ha sido una excusa para vivir.

Mucho cine, televisión y teatro en euskera. ¿Te sientes más cómodo que en español?

–Los dos idiomas son lenguas maternas para mí. Me siento muy a gusto en ambos. Mi lenguaje emocional, el que hablo con mis padres y con mi hermano, es el euskera. Es un lenguaje que me resulta muy natural. Pero el español es una herramienta que utilizo mucho para mi trabajo y con muchos amigos.

¿Te imaginaste este carrerón cuando estabas en la ikastola y dabas tus primeros pasos en el escenario?

-¡De ​​ninguna manera! Si estaba en el bachillerato y me iba a estudiar Euskal Filologia o Filosofía. No tenía ni idea de lo que iba a hacer. De hecho, no estudié Arte Dramático, estudié Comunicación Audiovisual porque me parecía imposible que me fuera a vivir de esto. Entonces me atraparon en Goenkale mientras hace la carrera. Conseguí mi primer sueldo y dije: «¡Ostias! Bueno, yo puedo vivir de esto, parece que me creen y no parece que me vaya tan mal». Ser actor ha sido algo que ha sucedido. Hacer cine ni siquiera estaba en mis mejores sueños, era un mundo que me atraía mucho, pero lo veía muy lejano y difícil de entrar, ni siquiera lo pensaba.

¿Y ahora que está adentro?

-Bueno, todo es mucho más pequeño y sencillo de lo que parecía desde fuera. Me encuentro cada vez más relajado, más a gusto y más consciente de lo que estoy haciendo y de la suerte que tengo.

¿Puedes vivir con tus códigos y mentiras o hay momentos que no vemos desde afuera y que son de absoluta recesión?

–Sin duda, en todos los comercios hay momentos de bajón, en el nuestro hay muchos bajones. No puedo decirte en noviembre lo que voy a hacer. Admiro a los actores que llevan tantos años en esta profesión y me pregunto: «¿Cómo han logrado mantenerse estables emocionalmente durante tanto tiempo con este trabajo?» La intermitencia de nuestro comercio es dura, muy dura. No puede hacer planes a muy largo plazo y, si lo hace, está tomando riesgos.

¿Es buena la intermitencia?

–Estoy aprendiendo y afrontando determinadas situaciones. Me gusta tener todo muy controlado y este trabajo no deja ese control en mis manos. Sufro un poco, pero es cierto que para cuando empiezo a preocuparme consigo otro trabajo, así que no me voy a quejar mucho.

‘Handia’ fue una película muy importante para el cine vasco. ¿Temías que el éxito que lograste con esta película se convirtiera en una sombra muy larga y ensombreciera otros de tus trabajos y fuera un lastre para el futuro?

–Cuando haces un trabajo tan reconocido y la película es tan querida y respetada por el público, temes que la sombra sea más larga que tú y te cubra. Pero han pasado tres años desde que lo estrenamos, dos desde que gané el Goya y ahora encajo muy bien con todo lo que me pasó. Estoy muy agradecido, todo lo que me ha traído ha sido bueno y, afortunadamente, he hecho otros trabajos con los que estoy muy contento y hay otros trabajos que me entusiasman mucho. También, Handia Es una película que me gusta como espectador.

¿Se creía que eras tú quien estaba designado para subir a recoger el Goya o creías que vivías en una realidad paralela?

– La realidad paralela es cierta. Estuve meses en esa realidad, necesitaba tiempo para entender lo que pasó €

Eras un niño, muy joven.

-Eso también. Pero creo que nadie está preparado para semejantes golpes de emoción, reconocimiento y circo mediático. No lo estaba, me costó mucho asumirlo.

Bueno, no ha estado tan mal.

–En el día a día nada cambia cuando recibes un Goya, pero en los medios y en los ojos del otro que te mira, hay cambios, hay que ver cómo cambia la forma en que te hablan. Tienes que gestionar todas esas emociones que llevas dentro y las que desprenden los demás.

¿La fama se sube a la cabeza?

– Tienes que recordarte muchas cosas para quedarte en la Tierra, no bajar la guardia y no olvidar que ser actor es un trabajo increíblemente irregular. Sintetizar lo que pasó me hizo mucho bien.

¿Y cómo lo sintetizaste?

– Había gente a la que le gustaba mucho mi trabajo. Nada más. Estaba claro que iba a mantener los pies en el suelo, pero fue mi entorno lo que me asustó y me dijo: «Eneko, ahora no crezcas, sigue igual». Creo que esos consejos fueron más relleno que realidad.

Un hombre feliz?

– Feliz con lo que hago.

«Nestor en ‘Hil kanpaiak’ es un hombre lleno de ira y con ganas de venganza. Gorka en ‘Patria’ está lleno de ilusiones»

«Cuando gané el Goya me tomó tiempo, meses, aceptar lo sucedido. No estaba preparado para ese golpe emocional».

«Me siento cómodo trabajando en euskera y castellano. Mi lenguaje emocional, el que hablo en casa, es el euskera»

«La profesión de actor es tremendamente irregular e intermitente, no puedo decirte lo que voy a hacer en noviembre»

.



Fuente

Artículo anteriorGrandes batallas | Leonnews
Artículo siguienteNotas de Mikel Recalde

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -CRONICA NAVARRACRONICA NAVARRA

aCTUALIDAD

La Real abre en casa ante un rival de Champions

Sin público, porque la Real finalmente cedió la entrada de aficionados por la situación de salud actual, pero con cartel alto, el Reale...

BMW Serie 4 Coupé: elegancia deportiva con mucho descaro

El nuevo BMW Serie 4 Coupé se mantiene fiel al modelo que salió al mercado en 2013, pero lo hace adaptándose a los...

Ford Mustang Mach-E: nuevo significado de la palabra «electrizante»

Ford expande la familia Mustang por primera vez en 55 años. Y no podía ser de otra manera que llevar al famoso...

Cómo cambiar la batería del automóvil

Las baterías tienden a descargarse o dar problemas después de 3 años de compra. Por tanto, a la hora de elegir una...

Comentarios Recientes