Inicio Kultura La Butaca Isabel Pea y Rodrigo Sorogoyen: "Nos interesa lo que tiene un prejuicio...

Isabel Pea y Rodrigo Sorogoyen: «Nos interesa lo que tiene un prejuicio radical»

Isabel Pea y Rodrigo Sorogoyen: «Nos interesa lo que tiene un prejuicio radical»

Son autores de películas de éxito, les gusta escribir juntos y disfrutan contando historias juntos. Dicen que antes de llegar al texto final siempre hay discusiones, diálogos y enfrentamientos, pero sin gritos. Además de Antidisturbios, son autores de películas tan reconocidas como El Reino o Que dios nos perdone.

¿Cómo definirías Antidisturbios?
Rodrigo Sorogoyen
: Yo diría que es una serie policial de personajes que habla del presente y del sistema.

¿Por qué es tan coral?
Isabel Peña
: Hay muchos tipos de control de disturbios, y por eso Rodrigo y yo queríamos que nuestra camioneta estuviera poblada por seis seres humanos muy diferentes. Una de las claves que queríamos jugar con la serie era mostrar que debajo de cada uniforme hay hombres diferentes, con vidas muy distintas y con un sentimiento que nada tiene que ver el uno con el otro.
R. S.: Lo mismo ocurre en todas las profesiones; Puede haber un vínculo común, pero incluso cuando se enfrenta a un problema profesional, las reacciones son diferentes.

¿Cómo llegaron ustedes dos a escribir una historia sobre esta fuerza policial?
RS
: De la fascinación que siempre ha desprendido el cuerpo de la policía antidisturbios. Es un cuerpo tan demonizado, tan estigmatizado por gran parte de la sociedad … También lo es por la propia policía, y de hecho es el cuerpo policial más odiado por todos.
IP: Fue interesante satisfacer también nuestra curiosidad como narradores y guionistas. Ambos estamos muy interesados ​​en lo que se predispone de manera tan radical. Creemos que son personas como los demás, pero trabajadores que tienen un contacto muy intenso con la violencia, y su vida laboral tiene que hacer mella de alguna manera en su forma de entender la vida, en su forma de querer y en su forma de vivir. estar en este mundo.

Serán personajes con los que se podrá abordar un amplio abanico de temas …
R. S
.: Sí, el rango es infinito. Podríamos decir que podríamos encontrarlo en cualquier lugar, pero adentrarse en el mundo del control de disturbios ha abierto muchas posibilidades y muchas situaciones de intensidad. Da para hablar de numerosos conflictos internos, tanto a nivel personal como profesional, pero también da para lidiar con un sistema que los usa muchas veces como títeres, y ellos mismos tienen que lidiar con esa realidad en muchas ocasiones.

Mal pensado, podríamos entenderlo como un blanqueamiento de la imagen que tiene este cuerpo.
R. S
.: Quien vea esta serie no podrá entender lo que dices.
IP: Sobre todo queríamos entrar en la vida de unos chicos que no conocemos para nada, que sabemos que actúan en determinadas ocasiones y que se ajustan a estereotipos sociales que a veces no tienen mucho que ver con ellos.

Se supone que han hecho una documentación intensa para llevarnos a las pantallas Antidisturbios. ¿Ha tenido contacto con los agentes reales de este organismo?
RS
: Sí, y lo hacemos en todos nuestros trabajos. Es una de las partes más divertidas cuando consideramos un proyecto. Sin documentación no haríamos películas ni series. Ver la realidad de lo que queremos hacer ficción nos ayuda a descubrir contenidos en los que quizás no hayamos pensado, y también a desarrollar algunas tramas.
IP: A la hora de realizar el proyecto hemos entrevistado a auténticos antidisturbios, y lo hemos hecho tanto para la fase de guión como para la fase de preproducción de la serie. Obviamente, no teníamos idea de cómo funcionaba este organismo. Necesitábamos investigar y convivir con ellos.

Proyectan una imagen totalmente intimidante. Ciertamente, no te hacen sentir cómodo con ellos.
RS:
Totalmente de acuerdo. Nosotros también hemos sentido lo mismo a veces. Todo lo que hemos visto en una pantalla sobre el antidisturbios suele ser algo violento, algo que nos hace sentir emociones que no están tranquilas, pero lo que no vemos es qué hay detrás, antes de que inicien una intervención.

¿Y que hay?
R. S
.: Bueno mira, quizás la parte más divertida de su historia, la parte más relajada, aunque siempre viven en un mundo de tensión.
IP: Cuando estuvimos con ellos descubrimos que incluso se aburren cuando están inspeccionando el terreno, pero lo que se suele ver en un noticiero es esa parte violenta de una intervención. No puedes percibir lo que se siente debajo de ese uniforme o cómo viven el momento que las cámaras te muestran a ti y a todos nosotros.

Ambos están acostumbrados a escribir guiones de cine y televisión juntos. ¿Es difícil?
I. P
.: Para mí lo difícil es escribir solo. Por mi experiencia diré que hacerlo solo es mucho más aburrido y, en mi caso, empeoraría mi trabajo. Cuando conocí a Rodrigo me di cuenta de que hacía todo más divertido y mi trabajo mejoraba. Para mí, hacerlo solo es una locura.
RS: También creo que es muy aburrido y tedioso escribir solo. Además, Isabel y yo hemos formado un buen equipo de redacción y nos complementamos muy bien.

¿Escriben juntos físicamente o lo hacen de forma remota y se intercambian los textos?
RS:
Durante la primera fase estamos juntos. Esto es necesario para dar forma conjunta a la historia que estamos creando. Mantenemos una rutina y nos reunimos todas las tardes para charlar y conversar sobre el guión en cuestión. Estamos escribiendo algunas ideas y también tachando otras que teníamos planificadas. Posteriormente, al momento de escribir las noventa o cien páginas de la historia que tenemos entre manos, nos separamos y la verdad es que se agradece. Jajaja es una broma.
I. P.: También es interesante empezar a escribir cada uno a nuestra manera y hacer uso de todo lo que hemos anotado y los puntos que ya hemos aclarado.

¿Hay muchas diferencias de opinión?
IP
: Todo el tiempo, y eso también es divertido, porque al final tenemos que estar de acuerdo. Siempre hay una discusión en cada uno de nuestros proyectos; no gritando, pero sí tenemos que dialogar entre nosotros lo que escribimos. Es en estas discusiones donde más disfrutamos y de dónde vienen esas ideas a las que no habría llegado yo solo.
R. S.: No hay diferencias estructurales, pero sí ciertas diversidades en las que tenemos que llegar a acuerdos. Tampoco creo que hubiera llegado a la resolución de algunas tramas solo, pero es a la hora de convencer a la otra persona de tus ideas cuando surgen nuevos enfoques.
IP: Es interesante discutir y que el otro te exige más, te exige que vayas a lugares a los que nunca hubieras llegado solo porque te hubieras quedado en una etapa anterior, clavado. Digamos que en toda esta dinámica es donde está la gracia y donde puedes redondear una historia a la que nunca hubieras llegado por ti mismo.

En unos años, los creadores de historias son los que han subido los peldaños a la hora de resaltar una historia. Hasta hace poco estaban en las sombras.
R. S
.: Totalmente de acuerdo. Cada vez se valora más a los creadores, guionistas y todas las personas detrás de una historia. Creo que es un signo de madurez. Hay algo que revela la realidad.

¿Ha influido la llegada de las plataformas?
I. P
.: Si. Está claro que han hecho mucho por la industria audiovisual. Las series son cada vez más populares y están más en nuestras vidas. Ahora casi tienes que evitar las conversaciones en serie. Esto también tiene que ver con el hecho de que los creadores están cada vez más presentes. Las series forman parte de nuestro mobiliario urbano, mental y personal.

Dicen que las historias de televisión se están volviendo más cinematográficas, pero ¿todavía hay diferencias?
RS
: Dependiendo de cómo lo pienses, no hay tantas diferencias. En cuanto al guión, hay que saber que en una serie como Antidisturbios hay seis segmentos de la misma historia y tiene que haber un tono que marque esas seis partes. Pero en términos de historia, reglas y honestidad a la hora de crear personajes, el camino que llevan al cine y la televisión tiene que ser el mismo.

¿Y en el plató?
R. S
.: Incluso menos diferencias. Un día de rodaje es igual en cine que en televisión.

¿Y si se les diera a elegir entre cine y televisión?
R. S
.: No me gustaría tener que hacerlo, pero elegiría el cine por una cuestión de romance.

No solo por la situación actual, porque venía de antes, el cine se ve cada vez más en casa. ¿Concibes que una película se queda en el salón y no se ve en una habitación?
I. P
.: No claro que no. Sabemos que cada vez quedan menos habitaciones, pero confiamos en que no se quedarán solas en el salón. Hay tantos espectadores que no vamos a permitir eso.
R. S.: Las habitaciones están en crisis, pero no las vamos a dejar morir del todo. El cine sale de casa para ver una película. Es un buen plan.
IP: Ya estábamos en crisis antes de todo esto y lo del coronavirus ha sido como el golpe de gracia, pero yo he ido al cine y las salas estaban bastante llenas, aunque se mantienen las distancias.

ISABEL PEÑA

Años: 37 años.

Lugar de nacimiento: Zaragoza.

Formación: Estudió Comunicación Audiovisual en la Universidad de Navarra.

Trayectoria: Comenzó en Impar, Pecera de Eva Y Frágil. Su relación con Sorogoyen comenzó en el largometraje. Estocolmo. Desde este proyecto no han dejado de colaborar juntos. En 2008 también participó como actriz en un cortometraje titulado Martina y la luna.

RODRIGO SOROGOYEN

Años: 39 años.

Lugar de nacimiento: Madrid.

Familia: Es nieto del director de cine Antonio del Amo.

Formación: Licenciado en Historia del Arte por la Complutense de Madrid.

Trayectoria: Del mismo modo que su socio empezó como guionista en Extraño, la pecera de Eva Y Frágil, aunque con escritura independiente. Ha fichado con Peña Que dios nos perdone Y El Reino, ambos galardonados en los Premios Goya. El último trabajo conjunto ha sido Antidisturbios.

.



Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -CRONICA NAVARRACRONICA NAVARRA

aCTUALIDAD

Argentina se despide de Maradona

Argentina sigue en estado de shock. Muchos todavía no creen que "El Diego" esté muerto. Las lágrimas no acaban por despedir al...

Fallece de covid el inspector de Policía Pablo Martínez, padre y esposo de Triana y Montserrat, condenado por el crimen de Isabel Carrasco

Triana usó a su padre como escape: "Algunos policías están tratando de identificarnos"Triana Martínez, hija de Montserrat González, autor confeso del asesinato de Isabel...

León suma 125 nuevos casos y cinco muertos pero ve la luz al final del túnel

Salud estima que los datos de la provincia de León mejorarán notablemente en un futuro próximo. Alivio en el número de casos, ingresos...

Fuente de Oliva invita a la Diputación a «bajar al barro» y no hablar «desde un atril en Valladolid» | Noticias El Bierzo

El caso de Fuente de Oliva parece más noticia de otro siglo que de 2020. Un país de tierra, que ve todos los...

Comentarios Recientes