La playa de Itzurun está considerada como uno de los tramos más espectaculares del litoral guipuzcoano. No en balde, sus enormes acantilados verticales, paredes de piedra caliza que alcanzan hasta 150 metros de caída y que llaman especialmente la atención del visitante, son testigos del flysch de la ciudad, fenómeno geológico formado durante miles de años por la erosión del mar y que hizo conocida a la localidad vasca.

La playa, encajada entre bellos acantilados, tiene una fina arena dorada en sus 270 metros de longitud y un oleaje fuerte. Próxima al casco urbano de Zumaia, suele ser ámbito propicio para la práctica de diversos deportes acuáticos, como el surf, el piragüismo o el bodyboard. A pie de playa hay un bar donde proponen comidas en temporada estival y, a pocos metros, un centro de talasoterapia con increíbles vistas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí