Tour por el valle de Berrozi

Recorrido por los picos que rodean esta zona deshabitada en el extremo norte del Parque Natural de Izki

Descargar pista

Berrozi es un pequeño valle que corre de norte a sur en el extremo oriental de la Sierra de Vitoria, en Kapildui, su pico más importante. A su vez, marca el extremo norte del Parque Natural de Izki. Fue la sede de un pueblo medieval temprano, pequeño pero rico en historia. Documentada por primera vez en ‘La Reja de San Millán’ desde el año 1025, estuvo habitada hasta el primer cuarto del siglo XX. Posteriormente sus tierras fueron destinadas a la explotación ganadera hasta que fueron adquiridas, en los años ochenta, por el gobierno vasco como lugar de formación de la Ertzaintza. Esto significa que el acceso al valle está prohibido, pero no a las cadenas montañosas que lo rodean, la del Kapildui al oeste y la Arraialde al este. Hoy recorreremos esos límites visitando todos sus picos. Salimos de Vírgala Mayor, por la carretera de Maeztu. Cruzamos el río Berrón y seguimos un camino que en realidad es la vía de acceso original al valle. Es un agradable paseo por el arroyo Berrozi. Tras media hora de marcha, cuando la pista se dobla a la derecha (N), seguimos un camino (izquierda) que baja hasta la orilla y discurre por el cauce del río hasta que enseguida descubrimos un antiguo puente sobre el que cruzamos el río. . Un camino (a la izquierda) sube a un camino que, un poco más abajo, se cruza con otro que viene del río. Seguimos por este último (derecha), que asciende con ilusión. Por momentos un auténtico arroyo, nos sitúa en una meseta a la altura de un hayedo (1h.05 ‘), donde el camino se desvanece. Cruzamos el bosque y volvemos al camino, que nos lleva a otro que seguimos (a la derecha). Morir en un arroyo. Sin cruzarlo, a la derecha, un camino atraviesa el hayedo. Evitamos una cuesta que sube a la izquierda y salimos a la cresta de la meseta desnuda de Santa Pezarra. Lo más destacado (1h.35 ‘) es un modesto cerro sin señalizar junto a un letrero en la valla que delimita los terrenos del Departamento de Seguridad. El nombre deriva de una ermita que existía en el lugar y de la que no hay rastro. De ahí que el alambre de púas sea un compañero recurrente. Siguiendo el cordal, en un principio lo tendremos un poco lejos, pero pronto nos ceñiremos a él para subir al Kapildui (2h.15 ‘), cuya’ bola ‘meteorológica sin duda nos guiará. Ahora bajamos por la pista de servicio hasta la primera curva. Dejamos el hormigón continuando recto por un camino que desciende hasta la base de las Tierras Blancas, un cerro puntiagudo que subimos junto a la lambrada.

HITOS

  • Kapildui:
    1,176 metros (TGIF: 30T 537827.99 E 4734954.59 N)

  • Santa Pezzara:
    1.068 m (TGIF: 30T 539102.00 E 4733710.00 N)

  • Arraialde:
    1.049 metros (TGIF: 30T 540148.25 E 4735135.66 N)

  • Permitir:
    1.042 m (TGIF: 30T 539644.00 E 4736030.00 N)

  • Cómo llegar:
    En Vitoria, sigue la A-132 en dirección Kanpezu por Azazeta, hasta Virgala Mayor.

  • Cartografía:
    MTN 138-II (Aretxabaleta) y 139-I (Gauna), 1: 25.000, de IGN.

Información MIDE

  • Programa:
    5:00 (2:15 » para Kapildui y 4:15 » para Arraialde).

  • Distancia:
    18,0 kilómetros.

  • Pendiente positiva:
    860 mt.

  • Severidad promedio:
    1

  • Dificultades de orientación:
    2

  • Dificultad del terreno:
    2

  • Esfuerzo necesario:
    4

Luego baja para subir el Galartza más redondo. Entramos en el hayedo por su lado norte (3h00 ‘), rodeamos otra alambrada y buscamos el punto más conveniente para superar una pequeña pendiente. A la izquierda nos mantenemos en la valla que delimita Berrozi. Abajo, un camino discurre paralelo a los límites de la zona deshabitada hasta desembocar en la carretera de acceso a las plantas de la Ertzaintza (3h.20 ‘). Lo cruzamos y bajamos por un camino obvio, hasta un desvío. A la derecha. Cruzamos un río habitualmente seco y remontamos por el hayedo hasta salir a un terreno despejado. Lethe se para al frente. Caminamos por su pendiente superior corta pero desafiante desde un campo de fútbol y un estanque cercano. Una vez arriba (3h.50 ‘), ni siquiera está el buzón, así que seguimos por la cresta de Berroziazuto hasta adentrarnos en el hayedo por el que subimos hasta el pequeño buzón de Arraialde (4h.15’) . Ya bajamos a Vírgala. Para ello seguimos las indicaciones de la PR-A.60. Al principio es difícil encontrarlos, pero solo para continuar hacia el sur, cerca de la valla nuevamente. El rastro pronto se hace evidente y las marcas blancas y amarillas comienzan a ser más visibles. El largo descenso no presenta problemas, confirmado por una señal cerca de un lago y un pequeño refugio, hasta el regreso a Virgala (5h00 ‘).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí