fan de
Escalada guipuzcoana Tienen muchos rincones interesantes donde poder disfrutar de este deporte. La federación guipuzcoana de montaña ha realizado un censo de todas las zonas de escalada, compuesto por 96 paredes de roca entre zonas y sectores. Txindoki y Ausa-Gaztelu (Abaltzisketa); Zazpiturri (Amezketa); Aizkorri y Amasola-Leitzaran (Andoain); Jentilbaratza (Ataun); Aitzorrotz (Eskoriatza); Santa Bárbara (Hernani); Olatz y Saturraran (Mutriku); Arkale, Aritxulegi y Aiako Harria (Oiar-tzun); Atxuri y Araotz (Oñati); Garagartza (Parzonería de Gipuzkoa y Araba) y Ezkue-Tximistarri (Pasaia) son algunos de los lugares donde es habitual encontrar escaladores que ponen a prueba sus habilidades escalando verticalmente, afrontando los retos de esos grandes cantos rodados que los ponen a prueba. paredes.

Cada uno de estos muros es parte del
zonas de escalada registradas por la Federación Gipuzkoana de Montaña Gracias a la firma de un convenio de colaboración con la Dirección de Deportes de la Diputación, se está llevando a cabo un proyecto de rehabilitación en 17 de las numerosas áreas existentes en Gipuzkoa. «El trabajo se centra en lo que llamamos retrofit, que consiste en reemplazar los anclajes de vía defectuosos existentes por anclajes modernos, robustos y duraderos y su posterior mantenimiento», dice el gerente de GMF, Tetxus Barandiaran. «Las zonas de escalada son instalaciones deportivas ubicadas en entornos naturales, como la montaña o la costa, donde los escaladores aprenden, entrenan y perfeccionan sus técnicas de escalada. Fueron creados por unos pocos escaladores abiertos en los que dejaron materiales generalmente pagados por ellos mismos, para ser utilizados por otros escaladores, es decir, para uso público ».

Compromiso de todos

El proyecto que lleva a cabo la federación de montaña, según su responsable, “es un planteamiento multidisciplinar desde diferentes ámbitos, entre los que cabe destacar el jurídico, el deportivo, el medioambiental y el turístico”. Por ello, además de la ayuda de la Diputación, la federación cuenta con el apoyo económico de los municipios que “ofrecen los recursos administrativos, económicos y técnicos necesarios para el mantenimiento de estas instalaciones deportivas. Destacar la total implicación del Ayuntamiento de Oñati y la gran generosidad de los propietarios privados de este municipio al que pertenecen la mayoría de los sectores de la conocida zona de Araotz, ya que han vendido desinteresadamente sus tierras para la escalada, por en beneficio de su comunidad ”, subraya Barandiaran.

Además, trabaja concienzudamente en la «protección de las especies que las habitan, principalmente aves, pero también de otros animales e incluso plantas y, de la misma forma, promover el turismo activo, favoreciendo el desarrollo socioeconómico no solo de los municipios de donde se ubican las zonas que encuentran pero también las del resto de la provincia ».

Parte del trabajo realizado gracias al proyecto de la federación guipuzcoana de escalada «
centrarse en el ancla, que es el elemento principal y la parte más visible del proyecto. La mayoría de los pasos que damos tienen como objetivo que esta pieza de metal esté bien instalada, sea segura y, lo más importante, que transmita confianza a escaladores y escaladores. El plan de trabajo a realizar no prevé la apertura de nuevas vías, sino que el trabajo se centra en lo que llamamos re-utillaje, que consiste en sustituir los anclajes deficientes de las vías existentes por anclajes modernos resistentes y duraderos y su posterior mantenimiento », subraya Barandiaran.

«Estamos trabajando para conseguir un objetivo que nos parece fundamental, que es
Fomento de la escalada sostenible y el turismo activo, promoviendo Gipuzkoa como punto de referencia de escalada y gestión de zonas de calidad«, Observa el gerente de la federación guipuzcoana. «Las zonas de escalada aportan un valor añadido a los paisajes naturales, normalmente de gran interés ecológico y paisajístico, por lo que son un polo de atracción para el turismo activo y naturalista. Creemos que es de gran interés estratégico que se incluya en su conjunto en los planes turísticos regionales, para que las zonas de escalada amplíen la oferta de este sector, por tratarse de un producto turístico-deportivo sostenible y bien distribuido geográficamente.

Existe un convenio para el mantenimiento de equipos y para la protección de la especie.

Durante la ejecución del proyecto, también se llevaron a cabo otras iniciativas útiles, como la implicación de la comunidad de escalada. “Para ello, hemos montado un tablón de anuncios en el sitio web de la Federación, para que nos informen de las deficiencias que detecten (http://www.gmf-fgm.org/Kontaktua). Por otro lado, solemos acordar de antemano el plan de trabajo de reacondicionamiento con los montañeros locales, ya que, como usuarios, son los que mejor conocen las carencias existentes, aunque haya ocasiones en las que nos resulte imposible ”.

Además, el ejecutivo de la federación destaca que “para conseguir el objetivo de concienciar sobre la escalada sostenible en Gipuzkoa, hemos puesto en marcha varias iniciativas. Un primer paso fue la creación hace un par de años del «Decálogo de buenas prácticas» en el que se dan los consejos más básicos que los escaladores deben tener en cuenta, como por ejemplo: aparcar en lugares autorizados para ello, respetar la propiedad privada, pidiendo permiso antes de abrir un camino, respetar las especies que habitan las rocas y muchos otros puntos ».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí