Inicio Real Sociedad La Real pincha hueso

La Real pincha hueso


Una pena lo que pudo haber sido y no fue. La máxima ilusión de la Real en un encuentro entre colosos, ante un rival de sustancia, se desvaneció para quedar nada. No bastó con el silencio y la ausencia de la afición, el Nápoles, con muy poco y, sobre todo, en su peor momento, se llevaron los tres puntos ante un equipo txuri-urdin que no estuvo a la altura de las circunstancias. Poco inspirado y apenas generando peligro. Siempre expuesto a una elección desafortunada que lo condenaba a una derrota que honestamente no merecía. Pero la realidad es que los de Imanol nunca fueron el equipo reconocible que todos esperábamos. Que quiso dedicar un éxito a la afición, que se perdió un duelo de época. El oriotarra dijo al final que estaba convencido de que si hubiera habido público los habrían despedido con una ovación de pie. Está usted equivocado. Queríamos mucho más de ellos. Creíamos que eran capaces de hacer frente a todo un gigante de Champions como el Napoli. Pero no pudo ser. No fue así. No estuvieron a la altura de lo que todos confiamos. Porque creíamos que La Real ya está al más alto nivel europeo, y lo ocurrido ayer vuelve a generar muchas dudas. Y nos deja vacíos, por lo mucho que soñamos y lo poco que nos dio esta Real. Una derrota muy dolorosa. Es lo que es.

Las imágenes no suelen ser engañosas. Zubimendi acabó el partido ante el Huesca con evidentes signos de malestar. Arriba parecía quejarse del psoas, donde sufrió la lesión con la selección sub-21. La Real, una vez más, intentó ocultar su revés, pero la alineación oficial no engaña y fue Guevara quien tomó su puesto. El resto se esperaba, con Isak a la cabeza, en una clara previsión de que los italianos iban a intentar reducir espacios y actuar con la zaga adelantada. La Real se lo tomó muy en serio, pero el Nápoles no tanto. Su objetivo, hoy, es mucho mayor. Como reconoció Gattuso el día anterior, iba a hacer rotaciones; Lo que pasa es que nadie esperaba tantos, sobre todo si se tenía en cuenta que llegó con la soga al cuello tras la derrota en casa ante el AZ Alkmaar. Allí ellos, cada palo sostiene su vela. La noticia del anterior fue la sustitución de Aritz, que sintió molestias en el calentamiento y fue sustituido por Sagnan. Primera titularidad del francés y primera vez que jugó en línea a cuatro esta temporada, en lo que sin duda fue una buena prueba para valorar si la planificación de la gestión deportiva había tenido éxito o no sin contratar a un defensa central.

La primera parte contradecía el hecho de que los dos equipos se pensaban ofensivos y presentaban una propuesta de ataque. La Real dominaba más, aunque sin generar apenas peligro, y el Napoli intentó esperar a que hicieran daño en cuanto recuperaban balones en posiciones muy ofensivas. A los siete minutos Insigne estuvo a punto de aprovechar un mal servicio de Remiro y a los doce Rui cruzó también una buena asistencia de Petagna. La escuadra txuri-urdin lo intentó sin descanso, pero con poca inspiración, y su mejor acción colectiva, la propia de los videos del día siguiente, enfocó a Gorosabel para que Merino se dirigiera en una magnífica posición. Con el duelo apagado y equilibrado tras la lesión de Insigne, la única opción era un disparo lejano de Oyarzabal que se acercaba al palo. Y un poquito mas.

En la reanudación, la Real intentó dar un paso al frente para jugar en campo rival, pero sin poder producir ocasiones de gol. En el minuto 54, cuando menos atacaba, el Napoli se adelantó en un disparo lejano de Politano sin oposición que desvió de cabeza a Sagnan para confundir a Remiro, que ni siquiera se movió. Tampoco se trata de depurar responsabilidades, ya que la acción fue cuestión de mala suerte. Los blanquiazules intentaron reaccionar, pero esta vez no tenían al Huesca por delante, sino a uno de los favoritos para ganar el Scudetto. Silva lideró casi todas las opciones donostiarras, pero ni Isak, ni Portu, en las más claras que salvó Ospina, ni Oyarzabal encontraron el empate que, aunque sin excesiva brillantez, merecía la Real. Su última oportunidad fue Willian José, pero estaba claro que no era el día de la Real.

Mal negocio. El equipo guipuzcoano va a jugar la clasificación con el AZ Alkmaar en un empate a dos partidos. Sus opciones para calificar aún están pendientes. Si Anoeta hubiera estado lleno, cantaría otro gallo. Lo cierto es que la Real, nuestra Real, la líder del campeonato, la que nos enamora y nos enloquece de ilusión, esta vez se estrelló contra una pared. Y falló. No pasa nada por decirlo. Esperábamos mucho más. Qué pena…

Gattuso optó por entrar en un equipo con pocos titulares, pero la Real nunca estuvo a la altura de las circunstancias

Los de Imanol apenas generaron peligro y fueron condenados ante un rival que consideró el empate para bien desde el principio

La Real concedió algo desafortunado, pero fue incapaz de generar ocasiones peligrosas para lograr un empate clave

.



Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -CRONICA NAVARRACRONICA NAVARRA

aCTUALIDAD

Argentina se despide de Maradona

Argentina sigue en estado de shock. Muchos todavía no creen que "El Diego" esté muerto. Las lágrimas no acaban por despedir al...

Fallece de covid el inspector de Policía Pablo Martínez, padre y esposo de Triana y Montserrat, condenado por el crimen de Isabel Carrasco

Triana usó a su padre como escape: "Algunos policías están tratando de identificarnos"Triana Martínez, hija de Montserrat González, autor confeso del asesinato de Isabel...

León suma 125 nuevos casos y cinco muertos pero ve la luz al final del túnel

Salud estima que los datos de la provincia de León mejorarán notablemente en un futuro próximo. Alivio en el número de casos, ingresos...

Fuente de Oliva invita a la Diputación a «bajar al barro» y no hablar «desde un atril en Valladolid» | Noticias El Bierzo

El caso de Fuente de Oliva parece más noticia de otro siglo que de 2020. Un país de tierra, que ve todos los...

Comentarios Recientes