Inicio Gipuzkoa La recogida de residuos orgánicos cae en donostia casi un 10% desde...

La recogida de residuos orgánicos cae en donostia casi un 10% desde enero


donostia – La recogida de materia orgánica ha disminuido considerablemente en los últimos meses, principalmente a partir de marzo, es decir, coincidiendo con la pandemia. Los datos provisionales elaborados por el Ayuntamiento de Donostia correspondientes al mes de agosto confirman que se ha recogido un 9,75% menos de materia orgánica que en enero.

La disminución es aún mayor, 11,35%, si se compara con el mismo mes del año pasado: en agosto de 2019 se alcanzó la cifra más alta registrada hasta la fecha, con más de 517.000 kilos recogidos. Desde entonces, las cifras se han mantenido en torno al medio millón de kilos mensuales hasta febrero (solo en noviembre del año pasado no se superó esa cifra). Sin embargo, a partir de marzo, la caída es considerable, con cifras entre 380.000 y 395.000 kilos de abril a junio, en las semanas más afectadas por el encierro (entre un 22% y un 25% menos que en enero). En julio y agosto, coincidiendo con el inicio de los bautizados como nuevo normal, Parece que la tendencia se está revirtiendo y las cifras se están recuperando paulatinamente, aunque todavía están lejos de los datos prepandémicos.

El descenso durante los meses de confinamiento coincidió con una caída generalizada del volumen total de residuos recogidos (20% en abril respecto a enero), aunque en los dos últimos meses estas cifras se acercan y superan a las registradas a principios de año y las de lo orgánico, en cambio, todavía están bastante lejos.

tarifa de recogida selectivaEn cuanto al resto del material que se recoge de forma selectiva, su comportamiento está siendo desigual en este año atípico, condicionado en gran medida por el cambio de hábitos y el impacto económico y social que provoca la situación sanitaria: el papel, los envases ligeros y el vidrio se mantiene más o menos menos estable, con altibajos irregulares y observables. Los descensos más pronunciados se dan en abril, el mes más duro de encierro, y son más notables en el caso del vidrio (tanto en marzo, como en abril y mayo).

Por otro lado, llama la atención lo sucedido con los residuos voluminosos, que tienen el mayor peso en el cómputo global del material recolectado selectivamente después de los cuatro mencionados (papel, envases, vidrio y orgánico): en este caso también hay un descenso en Abril, como consecuencia del encierro y que se cerraron los garbigunes y se suspendió la recogida domiciliaria; Pero las cifras a mayo son superiores a las de principios de 2020 y a las de todos los meses del año pasado, con picos de más de 320.000 kilos tanto en junio como en julio (el más alto en 2019 fue de 275.000 kilos).

Este aumento de la recogida de residuos voluminosos contribuye en parte a elevar el ritmo de recogida selectiva, que ha sufrido en los últimos meses (principalmente como consecuencia de la caída de la materia orgánica recogida) tras la leve tendencia alcista de finales de 2019 y principios de 2020.

Los dos primeros meses de este año la tasa rondaba el 44,5% en las zonas urbanas (sin tener en cuenta los residuos industriales), la cifra más alta hasta la fecha con una mejora de cuatro puntos con respecto a la media del 40,3% del año pasado, la primera en la que Se superó la barrera del 40%. Aunque de momento todavía está por encima de esa cifra, desde marzo el porcentaje ha oscilado entre el 42% y el 43,9% y la cifra más baja es precisamente la de agosto, con un 42,17%.

lejos del promedio Con estas cifras, Donostia sigue, en cualquier caso, por detrás del resto de Gipuzkoa, donde el año pasado hubo más del 58% de recogida selectiva, con cinco asociaciones por encima del 67%. El que tiene el índice más bajo es precisamente San Markos, aunque la media en este caso es del 50,49%, también diez puntos más que la de Donostia.

Asimismo, todavía está lejos de los objetivos marcados por el propio Ayuntamiento, que en su declaración de emergencia climática, aprobada en marzo, prevé alcanzar el 64% de recogida selectiva en 2025. El Plan Klima 2050 es más ambicioso y se marca como un objetivo alcanzar el 80% para 2030.

los datos

Orgánico. En agosto se recogieron 458.551 kilos de materia orgánica en Donostia, un 9,75% menos que en enero (último mes de 31 días antes de la pandemia), cuando se contabilizaron 508.096 kilos, y un 11,35% menos que en el mismo mes del año pasado, cuando alcanzó 517.236, el récord hasta la fecha. La caída fue más pronunciada durante los meses de encierro, cuando cayó hasta un 25% respecto a enero, con apenas 380.000 y 384.000 kilos en abril y mayo. En esos meses también se registró una importante reducción del volumen de basura generado (el total cayó un 20% en abril respecto a enero), aunque en los últimos meses estas cifras se han recuperado y ya se encuentran en niveles previos a la pandemia.

Selectivo. La caída de la recogida orgánica también ha influido en el índice de recogida selectiva en las zonas urbanas (sin tener en cuenta los residuos industriales). Donostia inició el año con una tasa superior al 44%, la más alta hasta la fecha. De marzo a julio osciló entre el 42,5% y el 43,9%, y en agosto fue del 42,17%, el más bajo de este año 2020, aunque sigue por encima del 40,3% de media del año pasado.

Papel, envases y vidrio. Han tenido un comportamiento algo irregular, con descensos (especialmente en abril, con un descenso generalizado) y subidas, aunque los datos de agosto vuelven a ser similares a los de principios de año.

Voluminoso Llama la atención el caso de los residuos voluminosos, que se ha incrementado significativamente desde mayo, con cifras récord en junio y julio. Es el tipo de residuo más abundante después del papel, los envases ligeros, el vidrio y los orgánicos y su incremento ha contribuido a elevar el índice general de recogida selectiva en los últimos meses.

Metas. El Ayuntamiento en la declaración de emergencia climática aprobada en marzo se fija el objetivo de elevar la recogida selectiva al 64% en 2025; El Plan Klima 2050, aprobado en la pasada legislatura, quiere llegar al 80% en 2030.

Gipuzkoa. La tasa de recogida selectiva en Gipuzkoa fue del 58,26% el año pasado (un 1,3% más que el año anterior), con asociaciones muy por encima de esa media, como Debagoiena, con casi el 78%, y Sasieta, con el 75%. Tolosaldea, Urola Erdia y Urola Kosta también superan el 67%. Por debajo de la media quedarían Txingudi (53,15%), Debabarrena (51,15%) y San Markos, la asociación con menor índice, 50,49%, condicionada principalmente por los datos de Donostia.

Es curioso el caso de los residuos voluminosos, que ha aumentado considerablemente desde mayo con cifras récord

En 2019 se superó por primera vez la barrera del 40% para la recogida selectiva tras cuatro años estancada entre el 38% y el 39%

.



Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -CRONICA NAVARRACRONICA NAVARRA

aCTUALIDAD

La vieja guardia decide lo clásico menos clásico

Semana de estado de alarma. Eso es lo que piden Real Madrid y Barcelona tras cada partido de esta temporada. Ha...

Las visitas a museos caen más del 50% en la capital leonesa

La pandemia causa estragos en los museos de León. La crisis del coronavirus se nota en estos espacios culturales de la capital leonesa...

El ‘Pole’ de Hamilton, el clásico de los sábados

En un año en el que la previsión se ha convertido en un juego de azar, Lewis Hamilton se ha convertido en la...

La Diputación de León inicia una colaboración estable con el Museo Arqueológico de Cacabelos

El Instituto Leonés de Cultura de la Diputación ha iniciado una colaboración estable con el Museo Arqueológico de Cacabelos, el MARCA, a través...

Comentarios Recientes