Inicio Actualidad La ribera del Esla, tierras bañadas de historia

La ribera del Esla, tierras bañadas de historia


Este verano León te espera, vuelve a tus orígenes, vuelve a tu historia, descubre los secretos mejor guardados de nuestra tierra; pagspatrimonio, naturaleza y gastronomía. León es una provincia para visitar y sentir, en la que vivir experiencias inolvidables, disfrutar de su gastronomía, alejarse en un entorno natural sin igual, reencontrarse con sus seres queridos y contribuir con sus experiencias a generar riqueza. De esa manera todos juntos ayudaremos a León a avanzar, superando esta situación, apoyando al sector ya nuestra gente.

En pleno verano de San Miguel iniciamos nuestra última ruta de verano, gracias a Turisleon. Después de recorrer solo toda la provincia todavía tenemos que descubrir las orillas del Esla. No ser nuestro último viaje es menos importante, siempre se dice que lo mejor se deja para el final y aunque la provincia de León no entiende prioridades, lo cierto es que esta ribera tiene un valor histórico y tradicional incalculable.

Comenzamos nuestra visita en Valencia de Don Juan pronto nos encontramos con su castillo, una de las insignias de este pueblo. Este monumento, declarado Monumento Nacional en 1931 y actualmente catalogado como Bien de Interés Cultural, se asienta en una terraza en la margen izquierda del Esla. La historia de esta ciudad se encuentra dentro de los muros de esta fortaleza.

Fue construido en el siglo XV por los Acuña, Condes de Valencia, en llas ruinas de una antigua fortalezar, destruido por Almanzor en 996.

Flanqueado por torreones que parecen torres y adornado en sus esquinas y frentes por torreones circulares y decoración gótica, nos sentimos como verdaderos caballeros paseando por ella. Llegamos a Torre del homenaje entrar dentro del museo, un edificio de hierro, madera y vidrio. A través de sus tres plantas realizamos un recorrido cronológico de los hechos más importantes que han tenido lugar a lo largo de la historia de la ciudad. Escudos, monedas, vajilla nos muestran la vida de épocas pasadas antes de llegar a la terraza del tercer piso donde disfrutamos de unas vistas espectaculares.

Tras sobrevolar Valencia de Don Juan descendemos a tierra para descubrir otro museo que muestra la historia, costumbres y vida que han llevado los habitantes de estas tierras. El Museo de la Ropa abre sus puertas para descubrir el primer centro museístico que abrió sus puertas en la provincia dedicado al estudio de la vestimenta y joyería tradicional en León.

Este espacio cuenta con más de 4.000 prendas de vestir y joyas de las diferentes regiones de la Región Leonesa
Museo de la ropa

La ropa es un fiel reflejo de la sociedad y más específicamente de las clases sociales que existen. Paseando por los rincones de este espacio entre más de 4.000 prendas de vestir y joyas Viniendo de las diferentes regiones de la Región Leonesa, hicimos un viaje al pasado para conocer de cerca a nuestros antepasados ​​más cercanos.

Las diferencias de clase están latentes, pasamos de la reputación de las familias burguesas más pudientes a sacarle el máximo partido a los tejidos de las clases más populares. Además de la exposición permanente, Numerosos itinerantes completan la oferta de este museo.

Dejamos esta galería para dar un paseo hasta llegar al Piscinas Municipales del Polideportivo un espacio de baño y diversión que a lo largo de los años ha ido creciendo hasta convertirse en un atractivo no solo para los leoneses, sino también para los asturianos que vienen durante el verano a ‘secarse’. A las pistas de pádel, campo de fútbol y campo de entrenamiento, hay que sumar varias piscinas y espacios acuáticos. Una piscina olímpica, una piscina de chapoteo, una gran piscina con varias zonas, la piscina de bolas y varios parques acuáticos satisfacen las necesidades de todos los amantes del agua.

Salimos de Valencia de Don Juan para entrar Toral de los Guzmanes. Él Palacio de Guzmanes nos recibe, una joya de la arquitectura de adobe. Construido en el siglo XII, todo es de barro, reforzado en algunas partes con piedra y ladrillo.

Este monumento tTiene forma de cuadrilátero con cuatro torres., de los cuales hay tres recuperados que mantienen idéntica dimensión y disposición mientras que el resto, que sería de mayor tamaño, solo quedan los cimientos.

Pasamos a la puerta principal compuesta por un arco de ladrillo de medio punto. Dentro de este edificio está el Museo del botijo. Un espacio único que alberga la mayor colección de jarras del mundo, tanto que entró en el libro ‘Guiness of Records’ al poseer, en 1997, 2.000 jarras, cifra que en la actualidad alcanza casi las 3.000.

De este instrumento para conservar el agua ‘dulce’ Toral de los Guzmanes ha hecho todo un santuario. Todas las formas, colores y clases tienen cabida en él.La colección de Jesús Gil Gibernau de Rioja que ha cedido desinteresadamente al ayuntamiento.

Nuestra última visita es Valderas, un municipio que rezuma historia a cada lado. En 2008, fue declarado Bien de Interés Cultural.

Ubicado en la planta baja del antiguo seminario de san mateo, un edificio del siglo XVIII, la oficina de turismo ofrece información sobre los diferentes monumentos de Valderas, restaurantes, alojamiento y otros servicios. Después de reunir toda la información necesaria, llegamos a nuestra primera parada. En lo alto del cerro de Altafría sobre el valle del río Cea se encuentra el Castillo de Altafría o Villalobos. Fortaleza construida por el monarca leonés Fernando II para defenderse de los ataques de Alfonso VIII de Castilla. Este castillo, construido con sillería y adobe, conserva sólo parcialmente dos torres y parte de una de las murallas de adobe.

Este castillo, construido en mampostería y adobe, conserva sólo parcialmente dos torres y parte de uno de los muros de adobe.
Castillo de Altafría o Villalobos

Seguimos nuestro camino para ver el casa del consejo De estilo herreriano, cuenta la leyenda que este edificio fue construido en 1701 en el antiguo lugar donde la heroína María de las Zarzas salvó a Valderas de ser arrasada por los musulmanes. Nos vestimos ilustrados para ver el Santuario del Socorro, antiguo convento fundado por la orden carmelita que fue un importante centro cultural. En su interior se encuentra el Museo de Arte SacroA través de una puerta en la platea accedemos a este espacio.

Muchas reliquias y piezas religiosas se guardan con mucho cuidado. Destaca el Gran Cristo al fondo, con postizos naturales o un Cristo reclinado trabajo articulado de Gregorio Fernández.

los Cruz de espejos y el primer retablo del convento, de principios del siglo XVII, completan esta colección.

En esta localidad se conservan dos arcos, uno de ellos el de Arrejas, una de las primeras puertas de entrada del muro. Esta construcción del siglo XII es una de las pocas que ha conservado el rastrillo. Por otro lado es el arco de santiago, de estilo mudéjar, tras la ampliación de la muralla en el siglo XIV se convirtió en el acceso principal a Valderas.

Antiguo Seminario de San Mateo en Valderas.

Llegamos a Plaza San Juan que antiguamente albergaba uno de los principales mercados del norte de la península. Dentro encontrarás la iglesia de San Juan, Este monumento tiene tres naves separadas por columnas toscanas y modernas bóvedas de yeso. En su interior se encuentra el retablo mayor del siglo XVIII en el que se puede apreciar la imagen moderna de un Sagrado Corazón y la escultura de San Juan Bautista vestido con pieles.

Son muchas las construcciones que guardan historia en esta localidad que en el pasado gozó de buena fama. Edificios como casa de las Arias construido en el siglo XVII y habitado por un miembro de la familia burguesa o el casa de los charro que fue habitado por el Ministro de Gobernación de Carlos IV son una muestra del prestigio que tiene Valderas.

La gastronomía es otro de los elementos destacados de esta zona, una zona de paso ha propiciado que sin tener mar el bacalao al ajillo arriero es uno de los productos más característicos de estas tierras pero también su conejo cocido, su pan duro y sus dulces.

El fiestas y las peregrinaciones también tienen raíces en estas áreas. Valderas celebra el lunes siguiente Pentecostés su tradicional romería de Pan y Queso. Esta cita anual tiene como objetivo ‘devolver’ el Pastorcica y la Virgen del Rosario a sus respectivas moradas.

El elenco tradicional de Pan y queso se complementa con un ‘buen trago’ de los vinos de la tierra para luego proceder a la danza y el folclore con las canciones tradicionales de la zona.

.



Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -CRONICA NAVARRACRONICA NAVARRA

aCTUALIDAD

El Hyundai i20 se vuelve más «eco» y tendrá una versión deportiva N

E, el Hyundai i 20 ha vendido más de 950.000 unidades en Europa desde que salió al mercado en 2008, de las que...

Descubra si es el mejor momento para cambiar de coche

La compra de un automóvil es la segunda adquisición más importante de una familia después de la casa, ya que requiere un desembolso...

6.04 millones de vehículos circulan con la ITV caducada hace más de un mes

Es muy importante realizar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) dentro de los plazos establecidos como medida de seguridad tanto para el propio...

Cómo limpiar la tapicería del automóvil

La limpieza del interior del vehículo puede ser muchas veces una tarea engorrosa pero necesaria. De hecho, según los expertos, deberíamos hacerlo...

Comentarios Recientes