Inicio Actualidad La tregua política que protagonizaron Sánchez y Ayuso no penetra a los...

La tregua política que protagonizaron Sánchez y Ayuso no penetra a los partidos


Un día después de que Pedro Sánchez e Isabel Díaz Ayuso celebraron su pacto de cooperación para contener la propagación del virus, Se expusieron las dificultades para aparcar la lucha partidista. Puede haber colaboración entre administraciones, en este caso entre el gobierno central y el de la Comunidad de Madrid, pero la de la tregua entre fuerzas de diferente signo ideológico parece ser un asunto diferente.

La dirección del PP amaneció con la petición de un gesto a los socialistas: «desvincularse» de la manifestación que sindicatos, asociaciones y partidos de izquierda han convocado este domingo para protestar contra las medidas restrictivas aprobadas por el Gobierno de la Comunidad de Madrid en algunas zonas sanitarias. Que el PSOE estaba entre los proponentes despertó la irritación en las filas populares, donde ayer se requirió al Primer Ministro desautorizar una marcha que pretende denunciar un «claro tinte segregante» en las decisiones de Díaz Ayuso.

Horas más tarde, los socialistas hicieron un movimiento. Comparten el reclamo. Firman el manifiesto. Pero no llamarán a la movilización ciudadanapara el contexto de la delicada situación epidemiológica. “No son momentos ni tiempos – coincidió el portavoz del PSOE en la Asamblea regional, Ángel Gabilondo – para hacer multitud de personas”.

En la misma línea, se expresó el Gobierno, sujeto este martes a la recomendación de que en las zonas con más contagios la movilidad al mínimo e insistiendo en el mensaje de que la lucha contra la pandemia es la prioridad sobre otras consideraciones de las fuerzas políticas. Esa idea parecía ser la continuidad del discurso de Sánchez 24 horas antes: «Es hora de la unidad, vendrán momentos de debate partidista». Pero, prácticamente al mismo tiempo, en el Congreso, la portavoz del PSOE recuperó el tono profundamente crítico del fin de semana.

Adriana Lastra se centró en las zonas que han quedado confinadas a la Comunidad de Madrid, algunas de las de menor renta per cápita, habló de estigmatizarlas y advirtió que no abandonará el «Discurso de clase». “El último aporte de la derecha – vino a sostener – es unir a la clase trabajadora con virus y enfermedades. No es nuevo, pero nunca pensamos que volveríamos a escuchar algo así en nuestro país.

No fue el único reproche que le salieron los socios del gobierno de coalición al ejecutivo regional. El vicepresidente segundo y líder de Podemos, Pablo Iglesias, censuró a un intento de ‘criminalizar la pobreza’ y distinguió entre las tareas del Gobierno y su opinión sobre la gestión de Díaz Ayuso. «Estamos obligados a cooperar y ayudarlos, pero una cosa es y otra muy distinta es compartir lo que están haciendo PP, Ciudadanos y Vox en la Comunidad de Madrid», dijo en RTVE. Su formación también ha firmado el manifiesto de protesta del domingo.

Las diferencias surgieron, especialmente, en el Congreso. Ni Lastra se desmarcó de la marcha a la que el PSOE no asistirá como partido, ni el portavoz del PP en la Cámara de Diputados creyó que la decisión de los socialistas va más allá de la mero ‘cosmético’. «El PSOE», respondió Cuca Gamarra, «no pasa la prueba del algodón de lo que es la lealtad y la responsabilidad en estos momentos».

Crítica de ida y vuelta

Pero si los populares se colocaron en la Comunidad de Madrid el pleito de gobierno, en el Congreso salieron por supuesto que son oposición. La comisión que ha solicitado el PP para investigar la gestión del Ejecutivo central contra el virus ha pasado hoy su primer trámite parlamentario. Su propuesta no cuenta ahora con el apoyo suficiente para seguir adelante, pero el PP cree que «hay cosas que revisar».

Horas después, la formación conservadora retomó el tema en la sesión de control del Senado. El clima no fue en absoluto diferente. El PP habló del «Máscaras ‘falsas’», la «falta de coordinación» del Gobierno con las comunidades autónomas y el «descontrol» en el número de muertos. “Sánchez”, dijo la popular Salomé Pradas, “es más que revisar el pasado para encubrir su negligente gestión del presente”.

No hubo alto el fuego. La vicepresidenta Carmen Calvo recogió la referencia y finalizó: «Desde el memoria democrática, habrá tiempo. Quizás sea la última oportunidad que tienes para dejar de ser franquistas tardíos de una vez por todas ».

.



Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -CRONICA NAVARRACRONICA NAVARRA

aCTUALIDAD

Koeman: «Estamos acostumbrados a jugar con uno menos»

Satisfecho con el juego de su equipo y con la actuación de sus atacantes en la derrota del Ferencváros húngaro. Así se...

Trapero y los jefes de los Mossos absueltos por el ‘procés’

La Audiencia Nacional ha absuelto al mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Luís Trapero, por sus actuaciones durante el proceso secesionista en Cataluña...

Trapero absuelto de todos los cargos por desacuerdo en la corte

El desacuerdo entre los miembros de la Audiencia Nacional que juzgó a Josep Lluis Trapero ha derivado en la absolución del alcalde de...

Martínez Camí ve «inviable» poder reprogramar tantos partidos aplazados

El central argentino del Abanca Ademar ve a Pedro Martínez Camí "Imposible" reprogramar tantos juegos pospuestos debido a la incidencia del coronavirus y...

Comentarios Recientes