Inicio Actualidad Los disturbios en Filadelfia inflaman las elecciones y lastiman a Joe Biden

Los disturbios en Filadelfia inflaman las elecciones y lastiman a Joe Biden


Desde la muerte de George Floyd bajo el peso de un policía que soportó pacientemente hasta que dejó de respirar, Estados Unidos está a solo un tiro de distancia de los próximos disturbios. Las nuevas tomas grabadas en cámara el lunes encendieron la chispa de la indignación en Filadelfia, y con ella han desencadenado las emociones que pueden alterar las elecciones más importantes de la historia.

Seis días antes de que se cuenten los votos, lo último que los estadounidenses quieren ver en la pantalla son los gritos de Black Lives Matter, tiendas saqueadas y dos policías blancos disparando siete veces a un enfermo mental. Esto es lo que muestra el video que la Policía hizo público en rueda de prensa frente a la afligida madre, para sorpresa de los presentes, quienes vieron a la mujer revivir la traumática escena sin esperarlo.

LA CANTIDAD:

6

Los puntos de margen sacaron a Biden de Trump en Pensilvania, un estado crucial para llegar a la Casa Blanca. El margen es más estrecho que en Michigan y Wisconsin.

En la última entrega viral del libro de revelaciones racistas sobre la brutalidad policial, se ve a Cathy Wallace en la calle tratando de calmar a su despreocupado hijo mientras da vueltas agitado alrededor de los autos estacionados con un cuchillo en la mano. «¡No vayas a dispararle a mi hijo!» La mujer les grita a los policías mientras intenta controlarlo. Esperan con sus pistolas desenfundadas y tan pronto como están a la vista le vacían el cargador. «Dios mío, Dios mío», se oye decir al vecino que lo grababa. «¿Realmente tuviste que dispararle a tantos?»

Walter Wallace, de 27 años, padre de nueve hijos, uno de ellos póstumo porque a su esposa le tuvieron que inducir el parto el miércoles, falleció cuando llegó al hospital donde un tercer policía lo llevó en su propia patrulla. Ninguno tenía que haber estado allí. La familia había llamado a una ambulancia, porque Wallace, en tratamiento psiquiátrico por síndrome bipolar, padecía un brote incontrolable que los agentes arreglaron de la única forma que conocen: disparando.

«En la academia te dan una placa y un arma», explicó la abogada Shaka Johnson. «Se les enseña a matar, se les da munición y se les dice dónde apuntar, no cómo hablar con ellos».

Muchos se preguntan por qué no le dispararon con una descarga eléctrica Taser, pero resultó que los agentes no tenían ese tipo de armas. Ningún agente en Filadelfia lo lleva. Reducir sin violencia letal no está en los planes. Ni siquiera en la calle. Durante dos días, las autoridades han reprimido con mano dura las escisiones violentas de las manifestaciones pacíficas que en algunos casos han desembocado en las escenas de comercios saqueados y papeleras quemadas que alimentan el discurso de «ley y orden» de Trump.

Una semana decisiva

Hasta entonces Joe Biden, un hijo de Pensilvania nacido en Scranton y luego afincado en Delaware, lideraba las encuestas en este estado crucial para llegar a la Casa Blanca por seis puntos. El margen es más estrecho que el de Michigan y Wisconsin, los otros estados que forman el cinturón industrial del «muro azul» con el que los demócratas intentarán contener el empuje de Trump por el interior del país. En 2016, el presidente superó a esos tres estados a Hillary Clinton por el mínimo, de hecho, por menos de un punto porcentual. Un puñado de votos que podrían haber cambiado la suerte de Estados Unidos y del mundo.

De todos ellos, Pensilvania es hoy el eslabón más débil, justo donde se declaró el toque de queda y se activó la Guardia Nacional después de la muerte de Wallace. Las encuestas a boca de urna mostraron en 2016 que el 15% de los votantes de este estado minero decidieron sus votos en la última semana antes de las elecciones, en las que nos encontramos ahora. La campaña de Trump llega a esta recta final sin presupuestos publicitarios y con las arcas vacías. Esta vez el candidato no está dispuesto a sacar dinero de su bolsillo, como hizo entonces, quizás porque no ve muy clara la inversión. Pero las imágenes de violencia que se muestran en las televisiones estos días son gratuitas y se ajustan a su mensaje de ley y orden con connotaciones racistas.

Las calles permanecerán calientes el próximo martes cuando abran los colegios electorales. En Pensilvania, los tribunales han dado permiso para continuar contando los votos por correo después del cierre de las urnas, siempre y cuando estén sellados antes del 3 de noviembre. Eso significa que los condados rurales más lentos en el conteo inicialmente podrían darle la victoria a Trump pero revertirla días después. contribuyendo a la percepción de fraude que el presidente quiere difundir si el resultado no es favorable. Con sus anfitriones esperando y los indignados Black Lives Matter en las calles, la batalla campal podría seguir a la batalla electoral en menos tiempo del que les tomó a los agentes disparar contra Wallace.

.



Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -CRONICA NAVARRACRONICA NAVARRA

aCTUALIDAD

El secuestro del cónsul Bëihl, un programa de propaganda que dejó perplejo al banquillo

Ese 1 de diciembre de 1970 fue Eugene Bëihl, cónsul de la República Federal de Alemania en la capital San Sebastián fue secuestrado en...

Los rosarios del Papa rechazados

En la primera quincena de noviembre de 1970, cuando la suerte de los imputados parecía ya fijada, un grupo de mujeres, religiosas y madres...

Probamos las capacidades del sistema BMW xDrive: tracción sin límites

Sin pendientes pronunciadas ni curvas resbaladizas. El sistema inteligente de tracción en las cuatro ruedas xDrive de BMW, disponible en más de 100...

El fin de Maradona reabre el eterno debate

Si se realizara una encuesta global entre futbolistas, entrenadores, críticos, aficionados, aficionados corrientes y aficionados a las estadísticas, no habría dudas. Alfredo Di...

Comentarios Recientes