Inicio Actualidad Los estadounidenses se vuelcan en las urnas para considerar la administración de...

Los estadounidenses se vuelcan en las urnas para considerar la administración de Trump


Este martes había colas en las calles de Novedosa York, mas no eran para votar, sino más bien para recibir un plato de comida de los comedores sociales. «¿Votar, eh?», repetía perpleja una mujer china que esperaba con su carro. En el año de la pandemia, USA ha batido récords de participación, con 97 millones de votos emitidos antes del día de las selecciones, porque la inmensa mayoría ha elegido evadir las aglomeraciones y votar por correo o de forma anticipada. En once Estados se habían emitido antes del martes cuando menos el 90% del total de sufragios recibidos en 2016 y en algunos, como Texas, se había superado una semana antes.

En el momento en que se abrieron entonces las urnas en la Enorme Manzana, diez días antes, las colas serpenteaban calle abajo y daban la vuelta a la esquina. Los concejales debieron intervenir para adelantar a los ancianos, que no tenían fuerzas para soportar horas de pie, comúnmente bajo el frío y la lluvia, pero ninguno quería arriesgarse a enviar el voto por correo. Este martes, sin embargo, los gobernantes de los colegios electorales se aburrían aguardando votantes, que solo vieron en más proporción durante la primera hora y media del día.

La jugada de comparar el voto por correo con el fraude y ralentizar a propósito el sistema postal le salió mal a Trump, porque muchos prefirieron depositarlo en lo personal. En el mes de mayo, en el momento en que quedó claro que la pandemia no desparecería fácilmente, Trump designó a uno de sus fieles, Louis Dejoy, para dirigir el servicio de correos. El multimillonario que había donado más de un millón de dólares a la campaña del presidente y encabezado la de su letrado Rudy Giuliani en Carolina del Norte, se puso manos a la obra. Prohibió las horas extras y los repartos especiales, desmanteló centenares de máquinas e incluso suprimió varios buzones, hasta el punto de que el Congreso abrió una investigación.

Y no solo por intentar boicotear la participación electoral, sino porque entre él y su esposa -nominada por Trump para embajadora en Canadá- tienen entre 30 y 75 millones de dólares invertidos en otras compañías de reparto como UPS, lo que crea un conflicto de intereses. En las últimas semanas, mientras que el presidente desprestigiaba el voto por correo, que tradicionalmente favorece a los demócratas, se sucedían los episodios de sacas descuidadas en algún contenedor con papeletas dentro, sin repartir a quienes habían rogado el voto.

300.000 papeletas ‘perdidas’

Todavía este mismo martes, día de las selecciones, un juez federal de Washington DC emitió una orden para registrar doce distritos postales en pos de 300.000 papeletas supuestamente ‘perdidas’; según la organización Vote Forwards, habían salido de las áreas de trabajo del Gobierno pero no de las de Correos o, al menos, no constaban como escaneadas. El juez Emmet Sullivan ha dicho estar particularmente preocupado por la ralentización de las papeletas procesadas en los distritos del centro de Pensilvania, Filadelfia y Detroit, donde quería asegurarse de «detectar las que se hayan retenido y repartirlas rápidamente». La orden obligaba al servicio postal a responderle antes de las 4 y media de la tarde, lo que en todo caso dejaría a los votantes con escasas horas para ejercer su derecho.

Nadie confiaba en que Donald Trump hiciera lo preciso, comenzando por José Rodríguez, uno de los pocos que escogió votar en persona el día de las selecciones, como antaño. «¡Este hombre no se va así como así!», adelantaba. , que frecuenta votar demócrata, afirma haber respetado a todos los presidentes en el momento en que vió que eran «hombres buenos», como Reagan o bien Bush, menciona, porque no se considera un individuo política, mas no podía prolongar ese respeto a Trump. «Estoy agotado de que este hombre divida al país, nos mienta y nos engañe. ¡Mira cómo se le fué de las manos la pandemia! Y ahora encima dice que va a despedir al doctor Fauci (epidemiólogo jefe)».

A esas horas Trump se despedía de su personal de campaña en Arlington (Virginia) con cierta melancolía y un excepcional brote de sinceridad. «Ganar es simple, mas perder no. No para mí», confesó.

Por eso mismo los demócratas habían preparado un ejército de 400 abogados solo para Pensilvania, el Estado más crítico, donde Joe Biden seguía haciendo campaña hasta prácticamente haber tocado la campana de las urnas. Trump ha criticado a los tribunales por permitir que en ese Estado se reciban papeletas hasta tres días después, siempre y cuando lleguen con el matasellos de antes de las selecciones, porque lo ve como una estratagema para ralentizar los desenlaces y robarle el triunfo. Carolina del Norte, otro «stado crítico, tiene nueve días para contarlos. Y además por eso Jen O bien’Malley Dillon, jefe de campaña de Biden, anunció el primer día de la semana por la noche que «bajo ningún escenario» el candidato demócrata concedería ayer la derrota, decidido a que se cuenten todos y cada uno de los votos.



Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -CRONICA NAVARRACRONICA NAVARRA

aCTUALIDAD

Bolo: «Hemos dado un importante paso adelante»

Victoria en casa, una más, y en los playoffs. Pese a ello, Jon Pérez Bolo, entrenador del Deportista, mantuvo su tono tranquilo y...

Las claves de un colapso que deja a Zidane en el filo de la navaja

El Real Madrid se enfrenta a una situación crítica que pone en peligro la continuidad de Zinedine Zidane como técnico. La derrota ante...

Describen el primer caso de reinfección en España

El servicio de microbiología y enfermedades infecciosas del hospital Gregorio Marañón de Madrid describió el primer caso de reinfección por SARS-CoV-2 en España que...

Inauguración del albergue San Marcos luego de tres años de construcción Inauguración del albergue San Marcos luego de tres años de construcción: San Marcos...

Durante más de mil días esperaban la reapertura de las puertas de la fachada plateresca. Casi tres años después, León ha recuperado uno...

Comentarios Recientes