Inicio Actualidad Los feudos ya no son lo que eran

Los feudos ya no son lo que eran


Cuatro años de mandato de Donald Trump parecen haber sido suficientes para ocasionar una metamorfosis en el mapa político estadounidense. Joe Biden y su candidata a la vicepresidencia, Kamala Harris, han expandido el color azul más allá de los límites de sus habituales feudos demócratas. Enormes bastiones republicanos como el Estado de Arizona y apreciadas joyas del ‘Cinturón de Óxido’ como Wisconsin y Míchigan se han sacudido el tono rojizo que abrazaron en los comicios de 2016, en el momento en que el discurso populista del presente presidente les embelesó con sus promesas de reactivación económica.

Entre las estampas más nítidas del tsunami azul que ha liberado el exvicepresidente de Obama se aprecia más que nada en el popular como ‘Rust Belt’ o bien Cinturón del Óxido, una región industrial venida a menos que decidió poner hace cuatro años su confianza en Trump, fruto del infortunio de una clase obrera que observaba cómo sus fábricas cerraban y perdían sus empleos al trasladarse los centros de producción a países con mano de obra económica. Ese antaño sólido bastión demócrata que, por otro lado, llevó a la Casa Blanca al magnate republicano por su promesa de devolverles el esplendor de tiempos pasados, le dió en este momento la espalda.

LA CLAVES:

Discurso xenófobo.
Los hispanos castigaron al presidente en Arizona, un Estado afín al Partido Republicano desde 1952
Ofendidos por el racismo.
Por vez primera en más dedos décadas, Georgia votódemócrata por el empujede los afroamericanos

En el Medio Oeste, aunque Trump logró retener a Ohio y también Indiana, nada pudo hacer para evadir que los dieciséis votos electorales de Michigan y los diez de Wisconsin fuesen a parar al veterano político demócrata, de 77 años. Si bien es verdad que en ambos estados el voto rural prosiguió siendo para el bando republicano, el verdadero catalizador de la marea azul estuvo en las grandes zonas urbanas, menos homogéneas y con más grande peso electoral.

Georgia apunta también, sin lugar a dudas, a ser entre las pérdidas más dolorosas para el jefe de la Casa Blanca dado que desde hace más de dos décadas era un enclave puramente republicano. Solo Bill Clinton logró en 1992 sortear esa inescrutable muralla para hacerse con un triunfo demócrata que no había vuelto a atisbarse hasta ahora. Las claves del éxito han estado en la movilización del voto en enormes urbes como Atlanta, donde solo en la zona metropolitana -la más grande del Estado y con un 51% de población afroamericana- cosechó nada menos que un millón de votos.

La respuesta conveniente a los demócratas en Georgia, donde están en juego dieciséis votos electorales, es mayormente el fruto de las semillas plantadas por la activista Stacey Abrams, que hace dos años peleó por convertirse en gobernadora por las filas demócratas. Aunque no lo consiguió, se granjeó la simpatía de 800.000 personas que decidieron alistarse en el censo y han ejercido por vez primera su derecho al voto, junto a otros muchos afroamericanos que se han sentido ninguneados por Trump al calor de las protestas raciales y el movimiento Black Lives Matter.

Arizona, del mismo modo que Georgia, ha sido otro gran hito inesperado para Biden dado que hacerse con sus once votos electorales era lo más parecido a una quimera en un estado que vota a los republicanos desde 1952, con la única excepción de Bill Clinton en 1996. Pero, ¿qué hizo a este consolidado feudo conservador teñirse de color azul? La respuesta está en el creciente peso de los hispanos, cada vez más apasionados por hacerse oír y agraviados por el alegato xenófobo y las políticas migratorias de Trump. Los mexicanos, el grupo mayoritario de esta comunidad, no le disculpan el muro fronterizo y que les haya etiquetado como «violadores» y «delincuentes».

La venganza en Maricopa

Movilizados en el condado de Maricopa (Phoenix), donde se agrupa el 60% del voto de Arizona, los latinos afirmaron ‘no’ a Trump, mientras que los hispanos de Florida preservaban, sí, el color rojo en su territorio, espoleados por el alegato del presidente que equiparaba a Biden con el socialismo y el comunismo.

Los mexicanos del suroeste no fueron los únicos insultados con el gobernante. Los familiares del fallecido senador John McCain y especialmente su viuda, Cindy, lideraron una coalición de republicanos que prefirió votar al partido opositor antes que al suyo con tal de desterrar al inquilino de la Casa Blanca tras sus menosprecios al recordado héroe de la Guerra de Vietnam.

Al todavía presidente también se le fué yendo de las manos Pensilvania, un plato fuerte de la contienda por repartir veinte votos electorales. El Estado natal de Biden, en el que Trump venció hace 4 años por menos de un punto porcentual, se decanta hacia los demócratas.

El tándem Biden-Harris, además de consolidarse en feudos demócratas como California, Massachusetts y Nueva York, llegó también a cortar la brecha en Texas, que transporta grabado el gen republicano en su ADN. Mientras la distingue de votos pasó del 12% al 9% en las elecciones de 2012 y 2016, el margen se ha estrechado en este momento al 6%. Una prueba más de que la marea azul ha recuperado el terreno perdido. Y como ahora ha apuntado más de un analista, en bastantes casos no porque crean que Biden es mejor que Trump, sino porque es el menos malo.



Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -CRONICA NAVARRACRONICA NAVARRA

aCTUALIDAD

Alemania extenderá las severas restricciones hasta el 20 de diciembre

Alemania mantendrá estrictas restricciones para combatir el coronavirus, incluido el cierre de restaurantes, bares y hoteles, hasta al menos el 20 de diciembre y...

León firmará 460 nuevos contratos en la campaña del Black Friday, una de las cifras más bajas

La campaña de Viernes Negro 2020 Será atípico por la crisis sanitaria vivida y la incertidumbre provocada por la segunda ola de contagios, el...

Ontiveros: «Este trimestre será muy negativo en términos de crecimiento para las empresas»

La pandemia mundial fue un shock histórico para los mercados. Muchos países se enfrentan a graves problemas de sobreendeudamiento, lo que inevitablemente conlleva...

La historia de Elena Cañizares: ¿crimen en las redes sociales?

Elena Cañizares es el nombre correcto esta semana en las redes sociales. Esta joven estudiante de enfermería dio positivo por Covid-19, situación que...

Comentarios Recientes