Inicio Vivir Bien Madres solteras hoy y hace 50 años

Madres solteras hoy y hace 50 años


Entre las dos fotos diminutas de este informe hay más de medio siglo de diferencia. Cincuenta largos años que recorren un largo camino: Hemos pasado de una dictadura a una democracia, de la máquina de escribir a la tableta, del teléfono modelo Gondola al iPhone, y de la familia tradicional a la moderna, que en realidad no es una sino varias.

En este grupo heterogéneo se encuentra el monoparental formado por una mujer como cabeza de familia y su descendencia. María García y Andreia Santos Esteves son dos buenos ejemplos. Ambos tienen un hijo que han decidido criar solos. El primero, en 1972, cuando ser madre soltera era un pecado y un escándalo. Sobre todo si, como en su caso, también fuiste a una escuela religiosa. La echaron. Sin embargo, sus padres la apoyaron y gracias a ellos hizo que Tomás avanzara. Hoy es presidenta de la Fundación Isadora Duncan Y lucha para que todas las mujeres que se enfrentan solas a la maternidad tengan una mano amiga cerca.

Andreia acaba de ser liberada como madre en medio de la pandemia. «No fue cuestión de casualidad. Me he estado informando e intentando durante años ”, explica. Ser parte de Asociación de madres solteras por elección, donde más mujeres como ella reciben consejos y comparten experiencias. “El progreso social es clave para que los niños no se sientan diferentes”, defiende.

1972
Pensé que era una madre maldita. Me echaron de la escuela cuando mi instinto empezó a mostrarse »

María con su hijo unos meses después del nacimiento.
María con su hijo unos meses después del nacimiento. / Foto del álbum familiar

«Cuando nació Tomás, pensé que era una madre maldita». María García (Sardonedo, León, 1955) tenía 17 años cuando entró en trabajo de parto. Era 1972 y se encontraba en la residencia Nuestra Señora de la Almudena, en Peña Grande (Madrid), zona gobernada por monjas bajo el auspicio del Patronato de la Mujer franquista. «Fui voluntariamente», pero no sabía a dónde iba.

Entró por 4 meses y logró salir, con la ayuda de sus padres, quienes incluso hicieron una huelga de hambre. cuando su nieto tenía un mes. «Pensé que no lo amaba mucho porque estaba encerrada … hasta que llegué a casa», confiesa. Allí aprendió que el amor crece «poco a poco».

Su experiencia como madre soltera en un país gobernado por la moral católica fue «muy dura», una historia de apuñalamientos. La primera fue recibida en la escuela, un centro religioso del que la invitaron a salir cuando le empezó a asomar la barriga. «Dijeron que estaba dando un mal ejemplo». En casa, la arroparon: «He tenido una madre excepcional». Fue ella quien le instruyó sobre cómo criar a Tomás, sin eludir su responsabilidad.

García no recuerda con mucha dulzura su parto. Estuvo sufriendo durante tres días y lo único que recibió fueron reproches. «Es lo que te has ganado», le dijeron. Aún así, tuvo la fuerza para escribir un poema para su hijo … y fumar su primer cigarrillo.

– ¿Quién te enseñó entonces a cambiar el pañal?

– Mis compañeros. Nos ayudamos unos a otros.

El regreso a León, una pequeña ciudad, tampoco fue fácil. Fue la comidilla de la multitud. Y ella comenzó a sentirse amargada. A la edad de 17 años, se saltó la adolescencia y entró de lleno en el mundo de los adultos. Una vez más su madre acudió al rescate y la animó a retomar sus estudios y la vida que le correspondía por edad. «Fui a Madrid y cumplí. Incluso tengo novio «, dice.. Y que en ese entonces muchos hombres repudiaban a las madres solteras y solo las querían por una cosa: sexo. También consiguió el primer libro de familia de una madre soltera en España: «Fui a pedirlo al día siguiente de que dieran luz verde a su concesión».

De regreso a León, decidió ayudar a otras mujeres en su situación. En 1984 fundó la Asociación Isadora Duncan – «con la ayuda de un abogado amigo y mil pesetas»-, hoy convertida en fundación y entidad consultiva especial del Consejo Económico y Social de la ONU. Luchar por el reconocimiento de «todas» las familias monoparentales. «Queda mucho por hacer», lamenta.

– ¿Recuerdas la primera vez que Thomas le preguntó por su padre?

– Fue cuando murió mi abuelo. Se dio cuenta de que era el padre de mi padre y me dijo: «No tengo padre».

– ¿Y que dijiste tu?

– Que todos tenemos uno, solo que el suyo no estaba. Me preguntó si se había ido a trabajar a Alemania, como algunos conocidos. Le dije que sí. Con el tiempo ha aprendido quién es.

– ¿Siguen estigmatizadas las madres solteras?

– Ahora, si te quedas embarazada y sigues adelante, te dicen tonta por no abortar. Luego está la imagen que se da de nuestras familias en informes y estudios: problemática, desestructurada, demente …

En datos

Nacimientos en 1972:

672.405 hombres (345.963) y mujeres (326.442).

Nacimientos de madres solteras en León:

125 en 1972 y 1.763 en 2018.

Porcentaje de niños nacidos de madres solteras en 1975:

2.02, en números absolutos 9.244 bebés.

Edad media de las madres en 1975:

28,85 años.

Número de hijos por mujer en 1975:

2,77.

Nombres más comunes en los años 70:

David, Antonio y Francisco Javier. María Carmen, María José y Ana María.

2020
«He decidido formar una sola familia mientras encuentro la pareja para compartir mi vida»

Andreia posa con Tiago.
Andreia posa con Tiago. / Olga Asaveluk

Andreia Santos Esteves (Sao Paulo, 1976) fue Madre en Sevilla en abril, en plena Semana Santa y en pleno encierro, «una situación única». Tuvo la suerte de tener cerca a sus padres: llegaron de Brasil un mes antes del encierro y ella vivió con ellos las últimas semanas antes de ver el rostro de Tiago. «No estaba sola», dice. Incluso tuvo tiempo para celebrar el ‘baby shower’ del niño con sus amigas y con su abuela, Edna Esteves dos Santos. Sin embargo, cuando dio a luz en el pico de la pandemia, algo que no imaginaba, y debido a un cambio en el protocolo sanitario del hospital esa semana, no pudo hacerse piel con piel con Tiago después del parto, ni tampoco pudo su abuela .

Esta investigadora científica afincada en Andalucía desde hace siete años se ha enfrentado en solitario a la maternidad por decisión propia. «Cuando era pequeña pensaba en estudiar, casarme, tener dos hijos, en esa secuencia …». Pero con el tiempo las cosas «no resultaron así». Sin embargo, la falta de «una relación lo suficientemente estable» no la ha detenido en sus planes de formar una familia: «Soy muy independiente y no estaba dispuesta a renunciar a la maternidad porque no tenía pareja».

Recurrió a la reproducción asistida «por una cuestión del reloj biológico» -tiene 43 años- pero lo hizo después de mucha meditación: «Esto no se hace al azar. Comencé a buscar información y a pensar en ser madre soltera por elección dos años antes.s ir a la clínica por primera vez. Le costó mucho quedar embarazada. Tuvo que esperar hasta el sexto tratamiento, con el esfuerzo económico y sufrimiento emocional que ello conlleva. Por eso llama a Tiago «su pequeño milagro». Cuando lo contó en casa, sus padres estaban locos de alegría: «¡Es su primer nieto!»

No importa lo que digan fuera de su entorno. «Ser madre soltera es cada vez más común». Y, en su experiencia, la gente es bastante respetuosa: «Cuando me preguntan por el padre y les explico la situación, siempre se disculpan …». Otra cosa es cómo se lo toma Tiago, pero cree que «el progreso social es clave» para que no te sientas diferente. «A medida que más y más mujeres eligen este camino, es más fácil para los niños conocer a otros niños en la misma situación», dice. Y si no, está la Asociación de Madres Solteras por Elección a la que pertenece, que juega un papel importante a la hora de asesorar y compartir experiencias: organiza charlas, reuniones, fiestas …

– Pero es inevitable que un niño pregunte por su padre. ¿Ya pensaste en lo que te dirá?

– Te contaré la historia, sin mentiras, como si fuera una historia … mostrándote que hay diferentes tipos de familias: las tradicionales, los padres divorciados, los reconstituidos, los hijos adoptivos, los padres solteros …

Es imposible no hablar de reconciliación con una madre soltera. Como trabajadora de la Comisión Europea, tiene 140 días de baja por maternidad. Otro tema importante es el económico: «Obviamente pienso en cómo mantener los ingresos o incluso aumentarlos, porque ahora somos uno más y necesitaré estabilidad, pero me lo quiero tomar con calma».

– ¿Es demasiado pronto para hablar de un segundo bebé?

– LOL. Soy hijo único y no me gustaría que lo fuera Tiago, pero ya veremos.

En datos

Nacimientos en 2018:

372,777 hombres (191,569) y mujeres (181,208).

Nacimientos de madres solteras en Sevilla.

En 2018 eran 8.546 y en 1972 eran 409.

Porcentaje de hijos nacidos de madres solteras en 2018:

47,28 (175,954 bebés).

Edad media de las madres:

32.2.

Número de hijos por mujer

1,25.

Nombres más utilizados en la última década:

Hugo, Daniel y Alejandro. Lucía, María y Paula.

.



Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -CRONICA NAVARRACRONICA NAVARRA

aCTUALIDAD

La esposa de Bárcenas recoge la orden que le da 10 días para ingresar a prisión

Rosalía Iglesias, esposa del ex tesorero del PP Luis Bárcenas, ha acudido este viernes a la Audiencia Nacional a cobrar la resolución que...

Luz verde para demolición de edificios en la Ronda Interior de León por 151.093 euros

El Ayuntamiento de León ha adjudicado el contrato de las obras de demolición de edificios afectados por la apertura de lala vía de...

Noticias, información y última hora de las nueve provincias de Castilla y León La Junta adelanta a octubre el segundo pago de los conciertos...

los Gestión Regional de Servicios Sociales Avanzará a octubre el segundo pago de los conciertos en los centros de atención a personas mayores...

El inicio de la temporada en las estaciones de esquí leonesas, en el aire

La preocupación de las estaciones de esquí leonesas en esta época del año suele centrarse en las bondades de la temporada que se...

Comentarios Recientes