La Sierra Árcena pierde altitud y desemboca (W) en el llano del Ebro, remanso en Sobrón, en la carretera de Miranda. Bachicabo y Canto Pero son los tejados de un sector boscoso y accidentado, que tiene su último pico excepcional en El Mazo.

HITOS

Pequeña:

1.083 m (TGIF: 30T 492269.00 E 4736930.00 N)

Mezquita:

(UTM: 30T E, N)

Cruz de:

952 mt. (TGIF: 30T E, N)

Cómo llegar:

AP-68 sale de Pobes. Espejo A-2622. Desvío A-2625 a Bachicabo.

Cartografía:

MTN 137-I (Puentelarra), 1: 25.000, de IGN

Información MIDE

Programa:

2h.50 (1h30 subida a Mazo y 2h00 a Mosquera).

Distancia:

7,0 kilómetros.

Pendiente positiva:

560 mt.

Severidad promedio:

3

Dificultades de orientación:

2

Dificultad del terreno:

3

Esfuerzo necesario:

3

Mazo o El Mazo es una roca que emerge de los pinares en la ladera del embalse de Sobrón. Apareció en el catálogo de las Cien Montañas de 1950. No en la edición de 1956. Se incorporó nuevamente en la última reimpresión con el nombre de Mazo. El Mazo es en realidad un balcón del centenario Bachicabo con diferentes puntos de vista, frente al Recuenco de Burgos, al otro lado del embalse de Sobrón. localidad de El del mismo nombre, encaramada en la ladera de la sierra en la carretera que va de Espejo a Miranda de Ebro. Aparcamiento en la plaza de la iglesia. La fuente, única de todo el recorrido, está más abajo, justo en la entrada del cortijo. Caminamos hacia la salida del pueblo (S) por una pista de hormigón. Cruce (0h.04). Ve a la parte superior derecha. Seguimos recto por el camino de tierra. Superar una barrera y entrar en el encinar. Se llega a un estrechamiento y otra barrera (0h.10) que cierra el camino al ganado. Es la entrada al desfiladero de Reneja, el camino sube por el lado soleado y llega a un prado en pendiente (0h.18). Un bolardo seco sirve como referencia. Unos metros más arriba hay un cruce de caminos. Un hito indica la subida (a la derecha) hacia Mazo y Bachicabo. Regresaremos por el camino de la izquierda, la pista sube por el barranco, entre un pinar cerrado por bojes. Enclavado entre las faldas de la Mosquera y Mazo (izquierda) y Bachicabo. Pendiente y desafiante, alcanza una meta (0h.55). Continúa hacia las alturas. Vayamos a la izquierda. El sendero se adhiere a la ladera de la colina. Es estrecho y gana metros por el monte. Llega a un campo (1h.05). El Mazo se eleva sobre el prado. Es un estímulo aparentemente inaccesible. Parece un muro de corte escarpado de 80 metros de altura, pero tiene un punto débil a la izquierda. Una pequeña piedra marca el inicio de un camino cercano a la ladera, que serpentea por el boj y termina en una colina. Basta subir, entre los bojes, por los caminos de las vacas y llegar a la cima (1h.30). Buzones del Club Mirandés y CM Ence en el punto más alto. La caída sobre el césped es vertiginosa. Vistas reducidas entre el Canto Pero cubierto de pinos, el embalse de Sobrón y, al otro lado, los Obarenes, Umión y Recuenco Descendemos la cuesta hasta llegar a una zona sin árboles. Un rastro extenso de jeeps lo atraviesa. La meta es una altura oscurecida por la encina que se ve abajo, a la izquierda. Conectamos con una pista (1h.50). En su punto más alto (izquierda), una flecha de piedras indica la subida, que continúa entre los árboles (hitos) y nos lleva a La Cruz de Mosquera (1h.55), desde la cruz de madera que corona el alto. Es un promontorio despejado que domina la llanura cerealista. Un buzón y un monolito en memoria de unos cazadores ocupan el pequeño espacio. Volver a la pista. Está sucio y embarrado. Perdemos altura entre las encinas con la atención centrada en un hito (2h00, izquierda). Nos lleva a lo largo de un atajo, más allá de una cabaña de pastor derrumbada y colina abajo. Cara sur seca, cubierta de madroños. Se conecta con una pista, luego con un cortafuegos siempre a la izquierda y llega al cruce que dejamos cuesta arriba (2h.45). Regreso a la Plaza de Bachicabo (2h.50).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí