Inicio Actualidad "Me siento como un intruso en la televisión"

«Me siento como un intruso en la televisión»


La ciencia de ‘Órbita Laika’ volvió la semana pasada a La 2 de TVE, que hoy a las 22.00 horas emite una nueva entrega. Al frente, repite el matemático y divulgador científico, entre otras cosas, Eduardo Sáenz de Cabezón (Logroño, 48 años), a quien el canal público ha confiado la tarea de seguir enseñando conocimiento.

-La primera temporada llegó un poco por sorpresa. ¿Era esto ya esperado?

– Cuando terminó la temporada pasada, incluso antes, TVE nos dijo que le gustaba que este programa estuviera en la parrilla. Entonces, como estaba funcionando muy bien en términos de crítica y audiencia, nos dijeron que estaban contando con nosotros y usando la misma fórmula un año más. Para mí fue un motivo de gran alegría, porque uno se siente un intruso en la televisión. Como vengo del mundo de la ciencia, me siento como un invitado siendo parte de esto.

– ¿Lo tomaste con ganas?

-Sí Sí. Que funcione que los científicos que se están presentando en el programa compartan nuestras curiosidades, que es lo que realmente hacemos, nos hace querer continuar, y agregar algunos detalles más. En esta temporada creo que hemos estado más guays y más bonitos.

– ¿Se complicaron mucho las grabaciones por el coronavirus?

-Fue complicado, sí. Ya en marzo, comenzamos con las inquietudes. Antes de que se tomaran las medidas, se decidió no tener audiencia en el plató, redujimos el número de asistentes y, finalmente, a partir del 15 de marzo se suspendieron las grabaciones. Y luego, los reanudamos en julio con las medidas actuales. Nos afectó mucho, pero no tiene sentido lamentar cómo ha afectado este trabajo. Creo que el arrepentimiento está en otra parte.

«Al menos no todo le vino primero».

-Por supuesto. La experiencia de la temporada pasada me ha ayudado mucho. Ahora estoy más acostumbrado al lenguaje, el ritmo y los mecanismos de la televisión, que al principio era un poco difícil de entender. Sigo aprendiendo mucho, porque todo detrás de un programa es increíble, pero hay muchas cosas a las que no me he tenido que acostumbrar.

–Cuando te dedicas a la ciencia y la divulgación de la ciencia, ¿experimentas estas situaciones de manera diferente?

-Supongo que si. Dentro de la dinámica que han generado la enfermedad y la pandemia, continuamente estamos recibiendo mucha información científica y nos damos cuenta de lo importante que es contarla. Por un lado, es cierto que la evidencia científica y los avances científicos son los que nos van a sacar de aquí, porque son los que sirven para controlar la enfermedad, pero, por el otro, está la pandemia, que es como se propaga y provoca las consecuencias sociales que tiene. Cuando se trata de frenar estos efectos, también económicos, creo que lo que necesitamos es un apego individual y poblacional a este discurso científico.

– ¿Cómo consigues eso?

– Es muy importante cómo se cuenta y cómo se tiene en cuenta al público a la hora de explicarlo. Sin la connivencia de todos, esto no se puede lograr. Solo los científicos y las autoridades no pueden manejar eso. Tenemos que ser todos, y para ello necesitamos hacer piña. Como se ha demostrado a lo largo de la historia, las historias son muy importantes, y el mundo de la difusión está viendo la importancia no solo del progreso, sino también de comunicar esos avances.

– ¿Crees que es un momento especialmente bueno para valorar la ciencia?

– Yo diría que estamos en una situación particular, porque hemos estado en unos años en los que la ciencia a muchos niveles está teniendo más presencia o valor, y creo que en este momento tenemos que estar muy ciegos para no darnos cuenta de dónde podríamos serlo si no tuviéramos la ayuda de tanta investigación científica.

– ¿Podría ser un punto de inflexión, o al revés, ya que es algo que pasa cada largo tiempo?

–Es difícil predecir cuál será el comportamiento global. Me gustaría decir que tengo cierto optimismo y que se va a valorar el papel de la ciencia, no solo a nivel social, sino también a nivel institucional, político, económico… pero no lo sabes realmente. Solemos olvidar rápidamente, y cuando pase esta crisis, habrá quienes dirán que volvemos a donde estábamos. Estoy seguro de que no llegaremos a ese punto, pero no que todas estas noticias solo vayan en una dirección positiva. Eso espero y que sigamos siendo conscientes del papel de la ciencia.

-Aparte del presentador de ‘Órbita Laika’, es profesor de matemáticas. ¿Cómo ha vivido la pandemia en ese sentido?

-Soy profesor de la Universidad de La Rioja, y creo que en las universidades, al menos en las públicas, teníamos la infraestructura adecuada. Quizás lo que faltaba era la apuesta por la tecnología y su uso. No me perdí una clase en marzo. Fueron suspendidos un miércoles, y el lunes tuve mi clase, por videoconferencia. Creo que algo que ha provocado la pandemia ha sido una caída repentina del muro de las excusas que solíamos usar para no utilizar las tecnologías de forma más intensa o rentable en la docencia.

.



Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -CRONICA NAVARRACRONICA NAVARRA

aCTUALIDAD

Koeman: «El equipo funcionó muy bien, con mucha energía»

Ronald Koeman salió satisfecho del Estadio Olímpico de Kiev. El Barcelona venció al Dinamo por 0-4 en un partido en el que la...

El Sevilla cierra los octavos de final en Krasnodar

Su juego fue menos en el frío Krasnodar, donde Julen Lopetegui fue expulsado por el técnico español en vísperas del inicio del último Mundial,...

El Ibex-35 sube un 2% y supera los 8.100, el más alto desde marzo

El Ibex-35 sumó un 2,03% en la sesión de este martes, para dar un cambio final en 8.143,2 puntos. Que el presidente saliente...

Residentes y personal de centros para personas mayores, los primeros vacunados desde enero

los residentes y personal de centros para personas mayores, 2,5 millones de personas En total, serán los primeros en vacunarse y lo harán a...

Comentarios Recientes