Veintiuna personas murieron después de que el granizo, la lluvia helada y los fuertes vientos sorprendieron a los corredores que participaban en una carrera de montaña de 100 kilómetros en China, informaron medios estatales el domingo.

Los otros participantes están sanos y salvos, ya que «a las 3 de la mañana del domingo, 151 participantes estaban en un lugar seguro», según la agencia de noticias oficial Xinhua, que especificó que 172 personas participaban en la carrera.

Un corredor desaparecido fue encontrado a las 9:30 hora local, pero «ya había perdido la vida», informó CCTV, citando la sala de emergencias local.

«Esto implica que este incidente provocó un total de 21 muertos», agregó CCTV. Las autoridades municipales han proporcionado previamente un saldo de 20 muertos y una persona desaparecida.

La ultramaratón tuvo lugar en el parque forestal de piedra del río Amarillo, cerca de la ciudad de Baiyin en la provincia de Gansu.

Ocho participantes fueron tratados en el hospital por heridas leves, dijo el alcalde de Baiyin, Zhang Xuchen. Xinhua afirmó anteriormente que algunos corredores tenían hipotermia.

“Alrededor del mediodía, el tramo de gran altitud de los 20-31 km se vio repentinamente afectado por condiciones climáticas desastrosas. En poco tiempo, granizo y lluvia helada golpearon repentinamente el área y se produjeron fuertes vientos. La temperatura bajó drásticamente «, explicó Zhang Xuchen.

Poco después de recibir llamadas de auxilio de algunos de los participantes, los organizadores del maratón enviaron un equipo de rescate que logró salvar a 18 corredores, agregó.

Alrededor de las 2 de la tarde, las condiciones empeoraron y la carrera fue cancelada, mientras que las autoridades locales enviaron más rescatistas al lugar, agregó.

«Este es un incidente de seguridad pública causado por cambios repentinos en el clima en una región local», dijo. Agregó que las autoridades provinciales investigarán las causas a fondo.

Más de 700 rescatistas se movilizaron para buscar a los desaparecidos. Las imágenes de los medios locales mostraban a los equipos de rescate con faros trepando por el terreno rocoso por la noche. Los corredores de ultramaratón fueron envueltos en mantas de emergencia.

La temperatura siguió bajando por la noche, lo que dificulta aún más el rescate y la búsqueda de personas desaparecidas, según Xinhua.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí