No tuve la oportunidad de conocer al difunto Fermín Lasa, titán de la Hospitalidad riojana, pero puedo imaginar el carácter y la bondad del personaje escuchando a sus clientes, amigos y todos aquellos que llevan casi un año de luto por su terrible pérdida. La primera vez que entré por la puerta de su posada, sucedió en compañía de mi hermano Álvaro hace dos mil años y el enamoramiento fue desairado, porque sin un colega o ese gesto de amigo que reina hoy en tantos establecimientos del campamento, el difunto patrón nos acogió en un pispás sobre una mesa agarrando nuestra cerveza helada, frente a un plato de jamón ibérico recién cortado. Recuerdo esa pata como un espectáculo de doma en el que Cristongel Cristo maneja a los tigres siberianos con la capacidad de mantenerlos siempre prisioneros ya su merced, con la recompensa de una caricia en la espalda y un buen trozo de carne roja. Queridos amigos, sentirse un cliente capacitado es el sofrito de un buen tomate.

Me sale el pelo como púas cuando recuerdo ese momento en que pierdes a un ser querido y lloras con abatida ausencia, entrando o saliendo de casa, cuando hueles su colonia o mantienes su chaqueta o bufanda muda y con la boca seca. Vestías de seda. el día de tu graduación. Cuánto dolor trae consigo la muerte y cuánta luz arroja sobre los que aún están vivos, porque ya saben que mientras los muertos se meten por el agujero, los vivos se aferran al chantilly o natillas como si no hubiera mañana y, donde antes. c ‘fue la guerra, llega la paz.

Precios

Dirección

La Campa 3.

Cocina

Todo publico

telaraña

wwwmesonegues.com

Con quien

Con amigos / En familia / Negocios

Atmósfera

Escupir

Chistorra de Alejandro

6 euros

Filete de tartar de carne

14 euros

Fuente vegetal

20 euros

Bacalao a la plancha con fritura

19 euros

Lubina a la plancha

23 euros

Chuleta de ternera a la plancha

44 euros / kg.

En Mesón Egüés todavía se escucha la intuición de Mesié Lasa, así que no quiero ni pensar en esos días en que su viuda Susana y sus hijos Marta y Pedro volvieron al trabajo, se quitaron las chaquetas de las perchas y tocaron todos esos. todavía utensilios.la cocina, la cocina que forjó la leyenda de un asado de pura sangre. Salero, pimentero, cacerolas, hornillos, tablas de cortar, cuchillos y todos esos artilugios que nacieron de la mente acalorada de un profesional que amansó las brasas para asar la mejor canasta de la compra, como muchos vecinos aún recuerdan a Fermín en bicicleta, canasta lista, saludo todo dios por lugares y Levántate temprano para llevar los mejores dulces para tus clientes en sus alforjas. Así, toda su familia sigue apretando los dientes para mantener vivo este legado del «imperio del filete», después de treinta y seis años de ir y venir con la puerta abierta y firme en esa lucha implacable de trabajar siempre una letra de frases cortas en uno. atmósfera de trato familiar, rodeada del mejor material y ese mantra ‘no escrito’ en el dintel de la puerta que se podría resumir como si la chicha fuera buena, cuanto menos tocada mejor! Fermín era una montaña vasco-navarra y jugaba con fuego sin bromear con la comida, ni bromeaba.

Todo a uno para que las chuletas, llegadas desde Galicia, salgan impecables y en su punto de cocción adecuado

En esta nueva aventura, apareció un ángel de la guarda llamado Mario, un hijo pródigo curtido en grandes establecimientos Regresó a casa después de un viaje profesional a gran altura para hacer piña con Pedro, el plenipotenciario heredero del asador y habilidoso con los palos de golf, que ahora intenta hacer aves con trozos de carnes mixtas y pescados de calidad. Susana agarra al comandante con mano firme, mira las ollas y se comporta a la manera de ‘Fuenteovejuna’, que consiste en juntarlos todos para que cada una de las chuletas de ternera o de ternera procedentes de Galicia, salen impecables y en su punto justo de tostado, ya que casi todos los clientes se sientan ahí sus verdaderas nalgas para dar cuenta de ello. También ofrecen verduras de temporada, espárragos blancos, cebolletas, guisantes, ajo fresco, alcachofas negras y tomates de verano. Alimentan esos clásicos que toman la forma de tartar de solomillo, croquetas, chorizo ​​Alejandro frito, tortilla de bacalao, calamares rellenos o revuelto de setas jugosas, atendiendo también a las necesidades de quienes se desmayan de chupar las espinas gelatinosas de rodaballo, besugo, lenguado o nuca de merluza, suministrado por el propio hermano de Fermín, que garantiza la calidad gracias a la marca Pasaia ‘Lasa’. La cobertura dulce toma su nombre de la tarta de queso, ‘Goxua’ o el singular ‘Susi-flan’, ¡Viva Egues!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí