una sensacion Extraño te inunda cuando llegas al buzón y la cruz de Aizkorri. Una mezcla de emociones se adueña cada vez que superas la prueba de escalar esta desafiante montaña guipuzcoana, que ofrece como recompensa algunos magníficas vistas del Goierri y la llanura alavesa. Los habituales estarán acostumbrados a esa emoción que recorre nuestro cuerpo cuando subimos al punto más alto del segundo pico del territorio, ya que aunque es famoso en todo el mundo, Aizkorri (1.528 m.) Da ese título a Aitxuri (1.551 m. ).

De todas formas, Aizkorri es uno de los picos más queridos por entusiastas y montañeros con más kilómetros a sus pies. No vale la pena decir que «quien sube a Aizkorri». Quien lo piense debe ser consciente de que se trata de una escalada en la que casi no hay respiro para el descanso. Aizkorri pone a prueba a todos, física y mentalmente, cada vez que sube a la cima. Sus 1.528 metros de altitud obligan a tener claro que tendremos que dar mucho, pero merece la pena.

La Montaña de Goierritarra en el límite con Álava Es el pico más bajo de la cordillera pero el que le da nombre. Muy cerca se encuentra Aketegi (1.548 metros sobre el nivel del mar) y, junto a él, se encuentra el punto más alto de la sierra: Aitxuri (1.551 m.). Un conjunto de seis picos -con Illarrabeltxeko gaina (1.533), Iraule (1.507 m.) Y Arbelaitz (1.506 m.) – que hacen de la sierra de Aizkorri la más alta de Gipuzkoa y Euskadi. En su cima se encuentra la ermita del Santo Cristo de Aizkorri que, como dicen, «debe su nombre al crucifijo que allí se adoraba y que se consideraba milagroso, ya que era llevado a Zegama o Araia, al final siempre aparecía en la ermita de la alta montaña de Aizkorri que vasco tierra «.

La El diccionario Madoz recoge que Aizkorri «Es una voz vasca que significa roca roja o roja: una cruz de metal se encaja en un nicho de roca en su parte superior, a modo de media varita, con la efigie del señor crucificado del mismo metal. En el mismo monte a media legua de esa cruz, bajando hacia el noreste, hay una fuente tan abundante que sin duda podría mover un molino: este lugar se llama en euskera Iturbeguieta, que significa ojo de fuente, y Tiene su origen en el río Oria, el más grande de la provincia.… Desde su cima la vista se extiende prodigiosamente, y es posible divisar parte de Navarra y Castilla; pero no los dos mares, como algunos soñaron … ».

Continuando con los datos que ubicado alrededor del Aizkorri se puede ver que el primer buzón alpino se colocó en 1925 por el montañero tolosano Domingo Rezola. No duraría mucho, y sería reemplazado por otros (1928) también robados.

Antigua casa de los miqueletes.

De Otzaurte a la ermita

La El ascenso a Aizkorri se puede realizar por diferentes rutas, todas debidamente indicadas con marcas de pintura. y signos. La parte más popular de la parte guipuzcoana parte del santuario de Arantzazu y Otzaurte.

Si elegimos ascenso de otzaurte, al cual accederemos desde Zegama, en la zona del puerto se encuentra la venta, donde estacionamos nuestro vehículo y tomamos la pista cementada siguiendo las franjas de pintura roja-blanca y amarilla o el punto amarillo que nos acompañará durante todo el recorrido. Allí mismo encontramos una enorme roca que indica nuestra posición y en una placa nos muestra un mapa de las montañas de la zona. Además, nos da como referencia que los 8,5 kilómetros que nos separan de nuestro destino requerirán tres horas de caminata. Datos importantes que sirven de referencia para saber que la necesidad del camino es más que considerable.

Empezamos la marcha, que en la primera parte es sobre una pista de hormigón hasta llegar a la zona de Beunde. Un poco más adelante, junto a una cabaña de cazadores, continuamos unos metros hasta llegar a una serie de señales que indican la dirección de San Adrián. Desde allí, enormes hayas nos guiarán con sus señales hasta llegar a la casa de los miqueletes. Desde allí Podremos ver la cueva de San Adrián que tendremos que dejar atrás siguiendo el camino medieval que nos llevará poco a poco a nuestro destino.

Archivo

Acceso

Siguiendo la N-1 llegamos a Olaberria, donde debemos tomar el cruce de Idiazabal / Segura / Zegama. Siga GI-2637 (8 kilómetros). Una vez en Zegama continúe hacia Altsasu.

Programa

El ascenso de 8,5 km desde Otzaurte toma en promedio entre 3 y 4 horas a un ritmo pausado. En total, 6-7 horas.

Distancia

17 kilometros

Pendiente positiva

730 metros

Severidad media

7

Dificultad de orientación

4

Dificultad del terreno

7

Esfuerzo necesario

8

Marcas de pintura Nos llevarán a través de bosques de hayas hasta la zona rocosa que superaremos con un camino estrecho., lo que nos llevará a nuestro objetivo sin demasiados problemas. Las impresionantes vistas en los días soleados son una excusa perfecta para recuperar el aliento en algunos lugares. Luego comenzaremos a ver la ermita del Santo Cristo. Evidentemente es la ermita más alta de Gipuzkoa. Junto a ella se encuentra el refugio que los miembros de Aizkorriko bizirik se esfuerzan por mantener en perfectas condiciones para el bien de todos. Una vez allí, logramos lograr nuestro objetivo.

Un túnel con mucha historia

ES Normalmente me encuentro con bastantes personas en la cima, pero el paso de personas por la zona de Otzaurte y especialmente por el cueva de San Adrián y sus alrededores se remontan a miles de años. En los últimos años se ha hecho evidente que este túnel natural ha sido ocupado por el hombre durante al menos 14.000 años sin prácticamente ninguna interrupción.

Después de varios Los expertos en campañas arqueológicas han excavado a un nivel de unos 12.000 años, que podría corresponder al período Aziliano, llegando incluso al período Magdaleniense, la época de hace 14.000 años, que comenzó inmediatamente después del final de la última glaciación. Con el trabajo realizado, en la zona de la cueva han aparecido piedras labradas y fragmentos de huesos que, a simple vista, parecen cabras, ciervos y corzos donde ya han aparecido restos de la Edad del Bronce y de la Edad del Hierro.

Según los expertos, el túnel estaba habitado en la Edad del BronceEn la Edad del Hierro se supone que incluso en la época romana -aunque todavía no han aparecido restos-, luego también en la Edad Media, en la que incluso hubo un castillo. El túnel era paso obligado de personas y mercancías que entraban en el Cantábrico desde Castilla y viceversa. Luego quedaría ensombrecido por el Alto de Arlaban, en leintz gatzaga.

Buzón y cruz situados en lo alto del Aizkorri.
Buzón y cruz situados en lo alto del Aizkorri.

Debe recordarse que El nombre original de San Adrián era Leizarrate. En él hay una serie de galerías en las que hace unos 50 años apareció el llamado ‘pequeño tesoro’, formado por monedas de diferentes épocas medievales

A lo largo del siglo XIX había un puesto de miqueletes en la entrada del túnel «Guipuzcoana», destinado a la recaudación de impuestos por el paso de mercancías. En 1913 se produjo un incendio en ese edificio, que puso fin a la ocupación humana del enclave. A partir de ahí la ermita siguió activa y el lugar sigue siendo lugar de paso de mucha gente.

Está claro que el paso de Aizkorri, el sierra de Aizkorri, sus hayas y sus campos son un gran tesoro natural e histórico.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí