Un grupo de yeguas con sus potros de un día pastan pacíficamente en uno de los rincones más bonitos de Gipuzkoa. Son personas privilegiadas que aman la belleza de Aiako Harria y la tranquilidad de su parque natural. Una joya en la que actualmente el verde de algunos árboles destaca sobre el marrón de las hayas que aún no han despertado del letargo del invierno.

Hegoi nos acompaña en nuestra caminata por el parque natural hasta nuestro objetivo esta semana, Bianditz, que calla frente a la presencia imperiosa de la gran misa frente a la cual nadie puede decir nada. Aiako Harria destaca en todas partes, pero impresiona de cerca.

La La cumbre de Bianditz, 844 metros, se encuentra entre el puerto de Aritxulegi (471 m.), –Al norte, donde comienza el granito Aiako Harria–, y la carretera de Oiartzun a la finca San Sebastián en Artikutza, al sur. Finca que el Ayuntamiento de Donostia compró en 1919 por la suma de 3.200.000 pesetas (unos 20.000 euros) para garantizar la salud del abastecimiento de agua de la ciudad tras una epidemia de tifus. Todos Entorno Artikutza Es uno de los enclaves más húmedos de la Península Ibérica y también uno de los más densos. Se estima que en sus 3.700 hectáreas habitan alrededor de un millón de árboles, la mayoría de ellos hayas y robles.

Por encima de ellos está Bianditz, cuyo nombre difiere en función de la fuente consultada, ya que algunos señalan que su verdadero nombre es Harrizko Etxola gaña, el nombre de Bianditz correspondiente a un pequeño relieve (797 m.) ubicado inmediatamente en el cerro del mismo nombre. De una forma u otra, Bianditz o Harrizko Etxola se encuentra muy cerca de Exkaxburu (818 m.) Y, ya en el límite con Gipuzkoa, Hirumugarrieta o Harritxulangaña (831 m.), Muga de Lesaka, Oiartzun y Goizueta. Un poco más adelante hay un acantilado rocoso que toma el nombre de Galtzarrieta (813 m.).

Bianditz tiene a su alrededor además de una espectacular mirador de Oarsoaldea y Bortziriak, con un buen número de monumentos funerarios megalíticos. Concretamente, en el collado de Mairubaratza (717 m.) Que lo separa de la cumbre de Errenga (794 m.), Encontramos Chromlechs en el término que se traduciría como «Cementerio de la diosa Mari«. En concreto, se trata de un conjunto de ocho cromlechs que llenan de magia y mitología a Mairubaratza y sus alrededores. Cerca, en Hirumugarrieta o Harritxulangaña, hay un importante conjunto de doce cromlecas. Su ubicación demuestra que los primeros habitantes de la zona no fallaron en la elección perfecta de disfrutar del eterno descanso durante miles de años. Un lugar maravilloso donde estamos.

Desde el estacionamiento

El ascenso a Bianditz desde Aritxulegi (471 m.) En Oiartzun es fácil y obvio a lo largo de la cresta cubierta de hierba seguir los hitos que separan Oiartzun de Lesaka, cada uno con el nombre de un santo. Desde el puerto de Bianditz (706 m.) La subida es aún más corta y fácil.

También es muy recomendable ascensión visitando Artikutza partiendo de la Casa del Guarda Ezkax (654 metros). Para ello debemos seguir la carretera GI-3631 que nos dejará en la casa del guarda, que marca el acceso a la finca Artikutza.

Allí debemos seguir la carretera por la GI-3631 hacia el puerto de Bianditz. Después de unos 15 minutos de caminata, seguimos el camino de la derecha (713 m.). Unos 500 metros después de la señalización PK 15, dejamos el asfalto para tomar un camino a la derecha. Estamos en lo alto y es fácilmente identificable por la presencia de dos grandes cantos rodados que impiden el paso de vehículos.

Subimos hacia un cerro redondeado (E). Nos dirigimos hacia Monte Bianditz siguiendo el GR-121 (marcas rojas y blancas) a través del amplio pasillo cubierto de hierba.

En de altura de Arritxulangaña (823 m.) encontramos una serie de cromlecas. Aquí dejaremos de seguir las pinturas rojas y blancas y continuaremos hacia el este paralelo a la valla de espino, que marca el límite entre Gipuzkoa y Navarra.

En en aproximadamente una hora llegamos a la cima del monte Bianditz (844 metros). La valla nos lleva a ella. Para bajar, junto a la valla, evitando en ocasiones pequeños relieves de roca granítica, seguimos el camino que nos conduce al refugio de los cazadores (713 m.), Situado en el collado de Burnaiztieta. Aquí hay que cruzar el otro lado de la valla que estábamos siguiendo y tomar el camino de la derecha (oeste), que sube entre los pinos. Es el camino de regreso al punto de partida a través del bosque de Artikutza.

Después el pinar da paso a un espectacular hayedo con numerosas hayas centenarias y trasmochadas. El camino (marcado con cuadros amarillos y blancos) finalmente nos lleva a la posada del portero.

Ficha de datos

Programa

La caminata desde Aritxulegi (1h15 min.); Artikutza unas 2 horas.

Distancia

10 kilometros

Pendiente positiva

570 metros

Severidad media

5

Dificultad de orientación

3

Dificultad del terreno

4

Esfuerzo necesario

4

marcha-carrera

En mayo, el día 16 en concreto a partir de las 8.30 horas, con el objetivo de acercar el patrimonio natural de Oarsoaldea, en particular al Parque Natural de Aiako Harria, un carrera y paseo por la montaña donde poder disfrutar de un recorrido de baja dificultad técnica. En En ambos casos el recorrido será el mismo, donde podrás ver las laderas cubiertas de hierba de Errenga y Bianditz, los cromlechs de Oianleku y magníficos hayedos, siempre siguiendo caminos homologados.

La el inicio y el final será en el albergue Arritxulo. El recorrido será circular y de 16 km de longitud y 850 metros de desnivel, partirá del puerto de Aritxulegi, para seguir la ruta GR 121, pasando por Arritxulangaña, el puerto de Bianditz y Kausoro. Una vez en el aparcamiento de Kauso, tome la PR-Gi 1006 pasando por Oianleku. Aquí seguirás el PR-Gi 1007 hasta el collado de Urmandi, continuando por el cruce marcado con muescas blancas y verdes hacia el PR-Gi 1008, y desde aquí, el mismo PR-Gi 1008 conducirá a los participantes al albergue Arritxulo. .

La el reglamento propuesto no es competitivo. Se puede realizar individualmente o en grupo y los participantes pueden disfrutar del recorrido a su propio ritmo. Tras las medidas contra Covid-19, los grupos participantes pueden ser limitados. Como incentivo, se otorgará un premio especial a la persona o grupo participante que se acerque a la hora propuesta del recorrido.

Con el fin de los que buscan mayores retos, y con el mismo recorrido que la caminata regulada, los corredores de montaña podrán ponerse a prueba. La salida de la carrera tendrá lugar antes de la marcha reglamentada, y el ganador será el que complete el recorrido en el menor tiempo.

La Las inscripciones para la marcha y la carrera se pueden realizar hasta el 4 de mayo. en la web de Kronoak y los interesados ​​deberán abonar 25 euros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí