ES difícil imaginar un circuito de carreras en una montaña, pero Buruntza lo tenía. Fue un circuito que gozó de gran fama y según las crónicas de la época, los mejores pilotos europeos del momento corrieron allí, albergando también un Gran Premio de Europa de Automovilismo. La guerra civil hizo que dejara de funcionar. El circuito «Bugatti», en Buruntza, tenía un recorrido de 17 kilómetros que lo circunnavegaba y donde se desarrollaban carreras de coches y motos desde 1923 hasta 1935.

Casi un siglo después, el ruido de los motores de todo tipo de vehículos sigue rugiendo al pie de este pico compartido por Urnieta, Andoain y Lasarte-Oria. Buruntza (508 m.) Se encuentra en la margen derecha del río Oria entre Andoain (68 m.) Y Lasarte-Oria (40 m.). Algunos lo consideran un espolón del macizo de Adarra-Mandoegi, unido a él por el Alto de Irurain (95 m.) Entre Andoain y Urnieta. Al este, la montaña está bordeada por la carretera que une Andoain con Urnieta y Hernani.

La la marcha comienza en el distrito de Oztaran. Desde su rotonda de acceso, bajo la N-1, subimos por Arrambide (playa a aparcar en la curva) hasta estar encima de las casas y llano en el Camino de Azkorte. Poco después salimos a la carretera que a la izquierda conduce a la ermita de Azkorte. Dado que el objetivo es evitar al máximo el asfalto, a los pocos metros tomamos un camino (a la derecha) que sube entre los campos y se adentra en un pinar donde hay un cruce de caminos. Siga el camino a la derecha. La pista de hierba, con una excelente vista del río Oria, nos lleva sin pérdidas a los chalets más altos del barrio de Oria. Delante de nosotros Buruntza y su inconfundible cruz ya se levanta.

Continuamos por la pista cementada (a la izquierda), que pronto se convierte en un Camino de Carretil al que se une el camino señalizado de Buruntzaldea y por el que se llega a la Ermita de Azkorte, en la colina de Burundi. Frente al pórtico lateral se inicia un camino que asciende por los prados hasta llegar al macizo del Cimero, único tramo verdaderamente montañoso de la excursión y por el que llegaremos, disfrutando de unas excelentes vistas que llegan hasta el mar Cantábrico, hasta el doble cumbre. Primero encontramos la cumbre y, trescientos metros más allá, la gran cruz y el buzón. Cabe destacar que Buruntza, según los expertos, alberga el buzón de correo más antiguo de la sierra vasca. Es una caseta sostenida por una estructura metálica y en su placa se puede leer una inscripción que indica 1936, aunque no se tenga información de su autor ni del club que la colocó.

Para completar el recorrido circular, El descenso se realizará por el sendero señalizado Buruntzaldea.. Por eso volvemos sobre el camino de subida hasta el desvío que se encuentra poco después de la ermita. Por ella bajamos a un chalet y, ya sobre asfalto, al cortijo Bekopagoadarra, confluencia de varios caminos. A la izquierda, un agradable paseo por la vía verde del antiguo ferrocarril del Plazaola nos llevará de regreso a Oztaran.

Tesoros para conocer

La Buruntza es un pico decente en cuanto a altitud, pero destaca por la cantidad de tesoros que guarda. Además del circuito automovilístico, en la zona alta de Buruntza, según diversas fuentes, Carlos Olaetxea, de SC Aranzadi, descubrió un fuerte de la Edad de Hierro en 1989. Varias campañas de excavación e investigación han permitido encontrar restos carboníferos que se remontan a dos períodos de ocupación: la Edad del Bronce Final (1150 a. C.). y la Segunda Edad del Hierro (400 aC).

Además de los restos de cerámica, Se han encontrado restos de herramientas de pedernal., muelas para molinos barquiformes, planchas de hierro, restos de bellotas … La muralla se extiende unos 215 m. en el lado SE, el NW es muy empinado y está defendido por una pendiente que supera el 70%. Rodea toda la cima desde debajo de la cruz y debajo del vértice geodésico. Desde ella sale una terraza de unos 5 metros de ancho.

Además, en un estudio arqueológico posterior al pie de la Buruntza Aranzadi descubrió otro hallazgo interesante. Preocupa yacimiento de San Martín, que corresponde a los restos de la primitiva iglesia parroquial de Andoain. Se encuentra en las faldas del monte Buruntza, junto a los caseríos de Elizagarate y Lizarra, a los pies del fuerte de la Edad del Hierro. La iglesia está documentada desde 1419 y se mantuvo en uso hasta mediados del siglo XVIII. En 1759, con la construcción de la nueva iglesia de San Martín en Goikoplaza, se derriba la iglesia original.

La intervención arqueológica realizada por los miembros de Aranzadi de 1996 a 2003 permitió localizar e identificar los restos de tres templos sucesivos. En los entierros de la zona se han recuperado materiales como medallas de los cruzados, rosarios, monedas y broches, entre otros objetos.

Ermita gótica

Otro de los Este pico guipuzcoano es su ermita gótica. Se trata de la ermita de Azkorte que tiene en su interior el Cristo de Azkorte, una escultura gótica del siglo XIII. Edificio protagonista de un notable episodio histórico del siglo XIX. En particular, en 1837, las tropas del general O’Donell, en un intento por conquistar Andoain, arrasaron muchas de las casas y pueblos de Urnieta. Entre estas casas también ardió la ermita de Santa Cruz, principalmente por su posición estratégica. Debido al incendio solo quedaron en pie los muros de la ermita, pero la imagen de la Santa Cruz se salvó y protegió en el cortijo Adamuno, en Urnieta, primero y en el cortijo Auntzaenea, luego en Andoain. Reconstruida la ermita de Santa Leocadia, allí se trasladó la imagen.

La Vecinos del barrio de Ergoien han intentado una y otra vez reconstruir la ermita de Azkorte, pero no lo consiguieron hasta 1911 con la ayuda del ayuntamiento, con Laureano Belauntzaran como alcalde, y el obispado de Vitoria-Gasteiz, pero sobre todo con la preciada ayuda económica de algunos vecinos. Finalmente, el 17 de abril de 1912, la imagen de la Santa Cruz fue trasladada de la ermita de Santa Leocadia a la de Azkorte. La bendición de la ermita fue oficiada por el P. José Gabriel Arrue, párroco de Urnieta, el 3 de mayo del mismo año.

En 1970 debido a un derrumbe provocado por las obras de la cantera, cae parte de la ermita y tuvo que colapsar. En 1972 se construyó la ermita tal y como la conocemos hoy, 100 metros por debajo de donde estaba, en los campos de Burundain.

Información

Acceso

Para llegar a Lasarte-Oria debemos seguir la N-1 desde la salida del hipódromo. En la rotonda debemos dirigirnos hacia el pueblo.

Programa

La caminata desde el distrito de Oztaran es de aproximadamente 2.5 horas de manera pausada. Es un bonito paseo para realizar en familia, sin grandes dificultades.

Distancia

8 kilómetros

Pendiente positiva

420 metros

Severidad media

3

Dificultad de orientación

3

Dificultad del terreno

3

Esfuerzo necesario

3

No puedo explicar la historia del Ermita de Azkorte sin mencionar a la familia Olazagirre, tan querido por la gente. Esta familia, que vivía en la finca Elorria, se dedica desde hace años al mantenimiento de la ermita y a la organización de las celebraciones y comidas del día en Santa Cruz.

La ermita se encuentra a 3 km del núcleo. Todos los años, en él, los habitantes de la zona celebran una romería popular el día de la Santa Cruz, el 3 de mayo, cuando no falta la música.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí