Inicio Vivir Bien Patos al ataque | Leonnews

Patos al ataque | Leonnews


Hace unos días, unas imágenes espectaculares grabadas con un dron de 10.000 patos daban la vuelta al mundo, corriendo para ir a ‘trabajar’ en un campo de arroz en Tailandia. Disciplinados como soldados, se puede decir que en formación bajan de los camiones que los transportan desde las granjas de cría y toman los campos para concentrarse en la tarea que, en realidad, es su forma de alimentarse: se comen los caracoles, insectos y malas hierbas que amenazan los cultivos. Es una forma de evitar los pesticidas y sus impactos negativos asociados en la salud humana y el medio ambiente. Y, además, fertilizan el suelo de forma natural.

Allí se les llama el ‘pato de caza’, son de la raza británica Khaki Campbell, y forman parte de una larga tradición en ese país. Cuando eclosionan, pasan 20 días en el vivero y luego serán criados en libertad durante cinco meses, alimentándose precisamente en los arrozales, para luego ser devueltos a la finca y dedicarse a la producción de huevos durante tres años. El resultado de esta actividad es una simbiosis perfecta entre el criador de patos y el dueño de los arrozales: el primero alimenta a sus animales gratis y el segundo evita el costo de pesticidas y fertilizantes. Además, pisan el rastrojo del arroz para aplanar el suelo y facilitar el arado. Los patos suelen «trabajar» durante una semana en un campo de arroz y luego se envían a otro.

Pero Tailandia no es el único lugar del mundo donde estas aves se utilizan para estos fines. En Japón, en la prefectura de Fukuoka, en Kyushu, una región rural al oeste del archipiélago, el agricultor y doctor en agronomía Takao Fururo fue uno de los primeros en el país en utilizar métodos de agricultura orgánica, allá por 1978. Cultiva arroz y al. Al mismo tiempo, cría patos en sus campos que ayudan a mantenerlos libres de «intrusos». Las aves comen alimentos naturales, lo que significa que ambas producciones llevan un sello ecológico. De hecho, no hizo más que aplicar un sistema agrícola tradicional japonés, el Método Aigamo, llamado así por la raza de patos. Después de muchas vicisitudes en un principio, como cuando sus perros se comieron todos los patos –que en un segundo intento fueron pastoreados por aves rapaces–, lo logró y hoy ha escrito varios libros sobre el tema.

Poca experiencia en España

“En nuestro país solo hay prácticas a pequeña escala”, informa José Luis Moreno, de la Sociedad Española de Agricultura Ecológica / Agroecología (SEAE). Señala que hay varias zonas de nuestro país, como el norte, por ser más húmedo (el pato está ligado al agua), y la zona de Valencia y el delta del Ebro, que podría albergar este tipo de prácticas. . “Los patos necesitan entrenamiento para saber a dónde ir y evitar que se vayan volando o se vayan a otras áreas. Los pollos lo valen igualmente y hay algo más de experiencia también en niveles pequeños. El pato es más resistente a las enfermedades, pero si tienes gallinas puedes buscar un mayor rendimiento con los huevos. Un cultivo perfecto para ello son los árboles frutales, con pollos o patos comiendo la grave plaga que estamos sufriendo por la mosca de la fruta, cuya larva cae al suelo porque necesita la tierra, y allí se la comen estos pájaros ».

En Sudáfrica, los viñedos de la finca Vergenoegd Löw en Schellenbosch, a unos 40 kilómetros de Ciudad del Cabo, emplean a 1.600 patos de la raza corredor indio. A las 10.30 horas se abren las jaulas y comienza su jornada laboral, que incluye ‘descansos’, en realidad una pausa en su dieta basada en los ‘depredadores’ de las uvas Cabernet Souvignon, para darse un baño en el embalse.

Los patos también se utilizan para combatir las plagas de langostas; cada uno puede comer 200 al día

El desfile se ha convertido en una atracción turística. Y los animales no acabarán cocidos en naranja, ya que solo se utilizan para esta tarea, que llevan realizando 30 años. En su sitio web lo llaman ‘Nuestra famosa experiencia de los patos corriendo’, y por eso dicen: “¿Hay una mejor manera de proteger nuestro delicado ecosistema? Hoy en día, nuestra entusiasta bandada de 1.600 patos corredor de la India se alimentan de los viñedos, se comen felices los caracoles y ayudan a mantener nuestro terruño libre de plagas de forma natural. Hay tres pases de visitantes, 10.30, 12.30 y 15.30 h. En Italia, Stefano Bellotti, director del viñedo Cascina Degli Ulivi, introdujo pollos y patos para devorar plantas e insectos que podrían debilitar sus uvas y vides, y tiene mucho éxito con su vino ecológico.

Contra las langostas

En febrero pasado, apareció una noticia sobre la intención de China de enviar 100.000 patos a Pakistán para ayudar a combatir las plagas de langostas que en 2020 con una fuerza inusual deambulan por varias áreas del planeta. Pese a ello, al final no se hará, porque no se sabe bien cómo actuarían los animales en un entorno que desconocen y que puede resultarles agresivo. Sin embargo, según Lu Lizhi, investigador principal de la Academia de Ciencias Agrícolas de Zhejiang (China), estos animales son «armas biológicas» más eficaces que los pesticidas, lo que garantiza que si los pollos pueden comer 70 langostas al día, los patos devoran unas 200 de estos insectos voraces.

.



Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -CRONICA NAVARRACRONICA NAVARRA

aCTUALIDAD

Un empate sin mecha para el Granada

Las rachas terminan un día y el Granada se quedó sin mecha por primera vez en lo que va de temporada. Sin...

La Corte Suprema desata el caos con el voto por correo

Donald Trump y Joe Biden se reunieron este jueves en los cielos de Florida y lo volverán a hacer mañana en Michigan, donde...

Vídeo-resumen de los partidos de la jornada 9 de Segunda

Vídeo-resumen de los partidos de la jornada 9 de Segunda | Leonnews

La Cultural repite horario contra Vetusta

los Cultural y Deportiva Leonesa ha hecho oficial el calendario de la cuarta jornada del campeonato liguero, que medirá al equipo leonés contra...

Comentarios Recientes