Pedro Subijana y José Ramón Urtasun se reunieron el pasado mes de agosto para celebrar el aniversario de oro de Akelarre. / DIEGO MARTÍNEZ

LA BODEGA

Remírez de Ganuza maridará con la cena del 50 aniversario de Akelarre, una ocasión «muy especial» para la bodega, según su propietario José Ramón Urtasun

Jueves 15 de Octubre de 2020, 07:27

En el marco de San Sebastian Gastronomika – Basque Country Euskadi se celebrará este jueves el 50 aniversario de Akelarre con una cena en la que se presentarán los vinos de Remírez de Ganuza. ¿Qué supone para la empresa la combinación de esta cena?

Sin duda es una ocasión muy especial. Cada año tenemos la suerte de participar en eventos gastronómicos únicos en todo el mundo, pero este es sin duda el más importante de este 2020. Akelarre ocupa un lugar de honor en la historia de Gipuzkoan y en la gastronomía mundial por sus méritos. Su nivel gastronómico, su historia, el entorno privilegiado en el que se ubica y el espectacular diseño creado por el estudio de arquitectura Mecanismo lo convierten en un lugar de entretenimiento incomparable.

¿Cómo valora la participación en un congreso como Gastronomika?

Confieso que tengo una relación de amor y odio con las convenciones gastronómicas. Saludos a mucha gente interesante y muchos amigos, pero el lugar que deja el vino es el del patrocinador.

De esta forma, el aporte económico que puede hacer la marca es más relevante que los criterios de calidad y excepcionalidad de su producto.

En los últimos años, los cocineros han ganado una atención mediática sin precedentes y esto es muy positivo, pero desde mi punto de vista hay otra parte de la gastronomía que puede no recibir el reconocimiento que se merece.

¿Qué quieres decir?

A los productores, no solo a los vinos, que son una parte muy importante de la gastronomía. El personal del comedor también debería tener más protagonismo. Los sommeliers que tienen atención mediática se pueden contar con los dedos de una mano, pero hay muchos y muy buenos. Un buen sumiller eleva la experiencia de su restaurante.

Por estos motivos somos cada vez más selectivos a la hora de participar en congresos gastronómicos. Preferimos asistir a menos eventos de este tipo y centrarnos en colaboraciones que realmente mejoren nuestra marca. Dicho esto, San Sebastian Gastronomika – Euskadi Basque Country siempre ha sido una de mis fiestas favoritas. El escenario en el que se celebra, en un ambiente del más alto nivel gastronómico local, eleva la experiencia a un nivel que no se podría alcanzar en muchas partes del mundo.

¿Qué filosofía comparten los vinos Remírez de Ganuza?

El respeto por nuestros viñedos viejos de cepas autóctonas es una prioridad para nosotros, reflejando las características de cada añada en todos los vinos y produciendo vinos que desafían el paso del tiempo, siguiendo los más altos criterios de calidad en todo el proceso. Trabajamos principalmente con las variedades tradicionales autóctonas de Rioja Alavesa: Tempranillo, Graciano y Viura.

Una bodega con más de 30 años de historia, ¿cómo se ha adaptado la producción a los nuevos tiempos?

Cuando empezamos a elaborar vinos, a principios de los 90, supuso una revolución en La Rioja. Muchos de los métodos, luego cuestionados, son ahora parte del proceso de muchas de las bodegas. El buen vino es atemporal y, aunque estamos inmersos en un continuo proceso de aprendizaje, no podemos estar sujetos a modas concretas. Un Gran Reserva de Remírez de Ganuza tarda diez años en llegar al mercado. Muchas de esas tendencias que escuchas en la prensa ya han expirado cuando el vino está disponible.

¿En qué metas estás trabajando para el futuro?

Nuestro principal reto sigue siendo tener un viñedo viejo en las mejores zonas de Rioja Alavesa para garantizar las mejores uvas. En este sentido, nuestros mayores retos son el cambio climático y la desaparición de cepas viejas a favor de nuevas plantaciones que buscan mayores rendimientos. Un viñedo nuevo requiere 40 años de cuidados para tener las características que más nos interesan.

Los vinos para cenar

La
Remírez de Ganuza blanco 2018 Es un blanco fermentado en barrica obtenido de Viura, Malvasía, Garnacha blanca y otras variedades.

Remírez de Ganuza blanco 2014 magnum Se trata de una edición especial de tan solo 400 magnums, embotellada tras nueve meses en barrica de roble francés.

Su
Reserva Blanca Remírez de Ganuza 2012 Procede de un único viñedo de 1978 que produce vinos equilibrados y con gran potencial de guarda.

Remírez de Ganuza Gran Reserva 2005 Es una de las grandes añadas de este siglo hasta el momento. Compuesto por 90% Tempranillo y 10% Graciano.

Remírez de Ganuza

Constitución, 1 – Samaniego (Álava)

tel.: 945 609022

telaraña:
www.remirezdeganuza.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí