Inicio Vivir Bien ¿Qué es la baja visión?

¿Qué es la baja visión?

¿Qué es la baja visión?

Félix Palma acaba de jubilar su bastón. Ya no le hace falta. Lo ha cambiado por unas gafas electrónicas «muy modernas», que le han devuelto una parte de la autonomía perdida hace más de dos décadas por una patología ocular. «No mires cómo ando en este momento. El otro día fui a caminar con mi hermano y me pasó una cosa que puede parecerte una tontería, mas para mí es alucinante. Venía una bicicleta por el lado izquierdo ¡y me separé!», recuerda todavía feliz este hispalense de 57 años aquejado de una retinosis pigmentaria, una nosología que perjudica a los ojos y que se destaca por una pérdida lenta y progresiva de la vista. En su caso, tiene un campo de visión muy pequeño (6 grados) y una agudeza visual de solamente un 30%, un porcentaje por el que legalmente no se le puede tener en cuenta una persona ciega –para ingresar en la ONCE es necesario ver menos del 10% por ambos ojos–, mas que le hace difícil enormemente su vida día tras día.

Félix es uno más del millón de españoles que sufren lo que se conoce como baja visión y a los que se les puede identificar por el distintivo en forma de ojo de color verde que acostumbran llevar pegado en la solapa. «Nos encontramos en tierra de nadie. No vemos bien, mas tampoco somos ciegos», lamenta. Pero, ¿qué es la baja visión y a quién perjudica? «Ya que nada más y nada menos que a quienes en el más destacable de sus ojos y con la preferible corrección óptica viable –inclusive con el tratamiento quirúrgico más avanzado– tienen una visión tan achicada que son incapaces de hacer con determinada soltura actividades de la vida cotidiana como leer el jornal, ver la televisión, admitir caras o pasear por la calle sin miedo a desplomarse», sintetiza la presidenta de la Sociedad De españa de Especialistas en Baja Visión (SEEBV), Amparo Alcocer. Técnicamente, el diagnóstico se refiere a las personas con una agudeza visual inferior al 30% o bien un campo visual inferior a 20 grados. «Hay que tomar en cuenta que el de la gente sin problemas oculares es de 180», recuerda Alcocer, farmacéutica optometrista, especializada en rehabilitacion visual.

No son lo únicos. «Aparte de estos pacientes, también están la gente que padecen una discapacidad visual suave (visión inferior al 50%), mas que tienen inconvenientes de deslumbramientos o bien de bajo contraste que les dificulta su historia diaria y que a lo mejor con solo colocarles un filtro o bien una ayuda sencilla les puede mudar la vida. Hay muchas personas, sobre todo a determinadas edades, para las que poder leer o ver la televisión es vital porque es su única diversión. El fácil hecho de que tengan la posibilidad de volver a conocer su programa preferido, con mayor o bien menor dificultad, es un agregado tan enorme para ellos que puede llegar a evitarles una depresión», apunta el oculista valenciano, Tomás Torres.

En todo caso, no hay una única forma de ver con baja visión sino que los síntomas son diversos; desde visión borrosa, de túnel, parcheada, ceguera nocturna, alteración de los colores, deslumbramientos… Y las causas también son múltiples. Las más habituales son enfermedades oculares como la degeneración macular socia a la edad –la más popularizada entre la población–, glaucoma, retinopatía diabética, retinosis pigmentaria o bien la miopía magna, aunque la baja visión además puede tener su origen en accidentes, lesiones neurológicas, malformaciones congénitas o patologías ingecciosas. «En el caso de los pacientes con problemas visuales por daño cerebral –visión doble, pérdida de parte del campo visual…– tienen la posibilidad de recuperar su visión normal con rehabilitación visual, situación que no sucede en los que sufren nosologías oculares degenerativas», precisa Amparo Alcocer.

La mayor parte de las personas que sufren inconvenientes de baja visión suelen ser pacientes de edad avanzada, pero también puede presentarse en personas jóvenes, como le ocurre a Merche Bonilla, farmacéutica valenciana de 42 años que sufre una uveitis desde los 18. «Afortunadamente me valgo por mi, mas es verdad que tengo mis limitaciones. Por ejemplo, cuando haré la compra frecuentemente no alcanzo a ver la fecha de caducidad y debo hacerle una foto con el móvil y después ampliarla. O puedo demorar media hora en coger un taxi porque me pueden pasar treinta por delante y soy inútil de distinguir si llevan la luz verde», cuenta. «Por lo demás, casi no te darías cuenta de mi problema. Mas lo tengo y mi cartera también lo nota», lamenta Merche. Solo los cristales de sus últimas gafas –llevan un filtro particular– le han costado «más de mil euros». De hecho, entre las reivindicaciones históricas tanto de los pacientes como de nuestra SEEBV es exactamente que las ayudas a la baja visión se integren en el catálogo de ortoprótesis financiadas por la Administración.

Teléfono gratis para consultas

900 809 482
La Sociedad De españa de Especialistas en Baja Visión (SEEBV) termina de poner en marcha una línea de teléfono gratis para que todas y cada una aquellas personas que tengan alguna duda o consulta sobre su condición visual la puedan resolver. El teléfono estará atendido por profesionales, todos integrantes de la junta directiva de la SEEBV, que atenderán las consultas y remitirán a los afectados al experto más cercano a su domicilio suponiendo que necesitasen una ayuda profesional. «Frecuentemente la gente que padecen baja visión ignoran que pueden mejorar su calidad de vida con algún tipo de asistencia visual», lamenta la presidenta de la SEEBV, Amparo Alcocer.
«Soy inútil de saber si sostengo la distancia de seguridad con otras personas»

«Tengo ganas de que concluya todo esto para sentirme segura. Al no vigilar las distancias, no sé si estoy a dos metros de la otra persona o bien a menos y eso me agobia mucho. Estos días ahora ni salgo y ya me comienzo a sentir impotente». «Me causa cierta ansiedad proceder a comercios, moverme en transporte público o bien sencillamente caminar por la calle por miedo a no ser capaz de controlar los espacios». «Tareas tan básicas como hacer la adquisición se nos han difícil bastante. Ubicar los productos en la caja a través del agujero de la mampara o bien hallar los guantes y el gel en la entrada de los shoppings no es nada simple para nosotros. Generalmente, la tensión que vivimos todos los días la gente que poseemos baja visión ha aumentado desde el inicio de la pandemia». Estos son solo algunos de los testimonios recogidos en un trabajo de investigación hecho por la Sociedad Española de Expertos en Baja Visión (SEEBV) para apreciar el impacto de la llamada ‘nueva normalidad’ en la vida día tras día de las personas con problemas oculares importantes.

Según esta encuesta, el primordial escollo con el que se han topado la gente que padecen baja visión y que se reitera en las respuestas de prácticamente todos los entrevistados fué precisamente el de la contrariedad para mantener la distancia de seguridad con otras personas. «Aparte, la perturbación del espacio público con la instalación de nuevas barreras, la reaordenación de las tiendas y la falta de gente en las calles ha difícil todavía más la adaptación de las personas con baja visión a esta novedosa realidad», insiste la presidenta de la SEEBV, Amparo Alcocer.

Mas el confinamiento no solo ha afectado a cómo se relacionan las personas con problemas oculares en el espacio público, sino más bien además en el privado. Uno de cada cuatro encuestados asegura haber experimentado una mayor dificultad para encontrar elementos u orientarse en su casa, mientras que la mitad asegura haber sentido un deterioro de su calidad visual «al no poder entrenar la visión» a lo largo del confinamiento.

Ayudas para poder ver de lejos

Lentes magnificadoras
con una ampliación de la imagen del 1% al 9%.
Filtros
selectivos que mejoran el contraste y protegen de la luz solar.
Telescopios:
Permiten hacer mejor la visión de lejos para ver la televisión o bien el nombre de una calle.
Telescopios invertidos
si la pérdida de visión perjudica al campo periférico.

Ayudas para la lectura

Lupas:
Es el sistema óptico más simple y fácil de utilizar para agrandar el tamaño de los objetos. Hay diversos tipos: manuales, con soporte y con luz.
Microscopio o bien lentes-lupa:
Facilitan la visión de cerca con gran oportunidad de incrementos. Tienen la virtud de ir montadas en una gafa dejando las manos libres.
Telemicroscopio
Facilita ver de cerca pero a mayor distancia de observación que un microscopio.

Nuevas tecnologías

Situación virtual
La mayor parte de estos gadgets tienen un sistema de cámara que muestran una imagen digital a tiempo real en un display. Esta imagen puede ser mejorada o bien ampliada para que la persona logre leer, redactar o hacer distintas tareas. Se puede elegir entre modelos fijos, cómo los sistemas de circuito cerrado de televisión, o portátiles, cómo las lupas o bien los lentes electrónicas.



Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -CRONICA NAVARRACRONICA NAVARRA

aCTUALIDAD

Lecciones no escuchadas por el este contra los covids

El proceso se ha repetido varias veces en los últimos siete meses: los países asiáticos están tomando medidas contra el coronavirus y España las...

El eje árabe anti-Irán gira en torno a Israel

La amenaza compartida por Irán y un aliado común como Estados Unidos ha ayudado a desenterrar un nuevo eje en el Medio Oriente que...

La Policía Municipal de Ponferrada comprobará los medios de transporte escolar del 30 de noviembre al 4 de diciembre

La Policía Municipal de Ponferrada llevará a cabo una campaña de control y vigilancia de los vehículos de transporte escolar entre este lunes 30...

El Alcorcón arrebata la victoria a una Cultural que sigue destacando

Un punto que sabe, quizás, peor de lo que realmente es. los Cultural Consiguió el empate (1-1) ante el Alcorcón, el primero de...

Comentarios Recientes