Descargar pista

Lizarrusti es uno de los puertos de montaña más recónditos de Gipuzkoa. Muga entre el Txorierri y el oeste de Navarra, fue en su día un paso fundamental para las mercancías que se producían tanto en la costa como en el interior. Eran tiempos sin caminos en los que el género se transportaba a hombros o cuerdas por los senderos que se extienden por estos bosques. Caminar por ellos hoy significa adentrarse en el territorio de los comerciantes negros, ladrones, arrieros y carreteros, miqueletes y arbitrios, que se extendió desde la Edad Media hasta hace algunas décadas.

Estos son los sugerentes rutas elegidas hoy para subir a Sarastarri, pico en el extremo oriental del Ararar cuyo perfil se convierte en un inmejorable punto de vista del gran macizo vasco-varrino. Una montaña con sus secretos, como las cuevas de Sarastarriko Kobea y el abismo de Sarastarriko Leizea, el primero de los cuales se puede visitar con un frente simple.El camino antiguo, marcado como PR-Gi.2001 (Strade Navarresi) comienza en Ataun. Comenzaremos la excursión un poco más arriba, en Aia, hasta llegar a uno de los cruces de Aralarko Bira (GR-20), ahora en desuso. Esta ruptura hace que sea difícil entrar en su primer tramo, hasta que se conecta con el PR y hay que tener cuidado de adivinar las viejas marcas rojas y blancas, en algunos casos cubiertas de pintura.

HITOS

Sarastarri:

995 metros. (TGIF: 30T 571095.00 E 4759534.00 N)

Agaotz:

973 metros (TGIF: 30T 570378.00 E 4759341.00 N)

Cómo llegar:

Llegar a Bergara y continuar hacia Beasain (GI-632). Allí, GI-120 hasta Ataun, donde se toma el desvío a Aia (GI-4153).

Cartografía:

MTN 114-I (Lakuntza), 1: 25.000, del IGN.

Información MIDE

Programa:

5h.15 (3h.55 en Sarastarri y 4h.10 en Agaotz).

Distancia:

18,1 kilómetros.

Pendiente positiva:

925 mt.

Severidad promedio:

2

Dificultades de orientación:

2

Dificultad del terreno:

3

Esfuerzo necesario:

4

Desde la plaza Aia descendemos 350 metros por la carretera hasta la primera bifurcación a la izquierda, que nos lleva al caserío Aiareberri.. Pasamos sus dos edificios y seguimos una pista de carros que nos lleva a un arroyo (0h.15). Bordeamos una vieja cabaña y subimos por el lado opuesto en un tramo donde prácticamente todas las señales del GR han sido anuladas y hay que adivinarlas entre los árboles. El camino sinuoso asciende hasta la cresta sur del Amiltzu, donde caminamos unos metros antes de comenzar a descender por el lado opuesto. Salimos del granero para caminar por un sendero abierto en medio del cerro.

Volvamos al bosque (0h.50), vadeamos la cabecera de un arroyo y bajamos unos metros para recuperar el camino, que se eleva a la izquierda hasta un modesto lago. Bajamos al valle hasta encontrarnos con un camino evidente donde nos encontramos con el PR-GI. 2001 (1h, 00). Desde aquí solo tienes que seguir los faros blanco y amarillo hacia Lizarrusti (izquierda). Ya estamos en el camino que una vez recorrieron los arrieros y narcotraficantes de todo tipo. Se asciende por el barranco del río Agauntza por su margen derecha hasta. Antes de subir la última subida a Lizarrusti, cruzaremos el río Maizegi (1h.50), un afluente, unos cientos de metros más abajo, del Agauntza, el curso que forma la columna vertebral del valle de Ataun antes de emerger, a la altura de Beasain, en el Oria, en Lizarrusti (2h.25), donde el antiguo edificio de la aduana se ha transformado en el Centro de Interpretación de

Parque Aralar, volvamos al GR-20 (de cuyos faros no saldremos hasta que regresemos a Aia) para dirigirnos a Sarastarri. El agradable y bello sendero cruza el desfiladero de Agauntza y sube hasta la presa de Lareo (2h.50). Lo rodeamos a la izquierda con el Sarastarri al frente, hasta su cabecera, donde los faros abandonan la pista y entran en el lapiaz. Buscando el camino más cómodo, suben con decisión hacia la cima, aunque primero, a la altura de una gran piedra y un tronco atravesado, se encuentra el desvío (a la derecha) hacia la cercana cueva de Sarastarri, donde se puede ingresar. con un frontal simple y con las mínimas precauciones lógicas a su laguna interna. Con 25 metros de largo y 3 metros de profundidad, Joxe Miel de Barandiaran nadó una vez a través de él en una vela en busca de restos humanos, pero no encontró nada. Reanudando el camino, subimos los últimos metros hasta llegar a los pastos altos, donde dejamos un momento los faros para subir (a la derecha) por el incómodo lapiaz hasta la cima de Sarastarri (3h.55) y disfrutar de su puntos de vista. al camino marcado para regresar a La Haya. Cruzamos la cordillera cubierta de hierba y pasamos el buzón de Agaotz (4:10) antes de iniciar el largo descenso hasta la cima de Urkillaga (5:00). Desde allí, por carretera y aprovechando un atajo que evita la última curva, se vuelve a Aia (5:15).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí