Inicio Vivir Bien ¿Seremos todos miopes en el futuro?

¿Seremos todos miopes en el futuro?


Los insultos que usa una sociedad dicen mucho al respecto. En España, no hace muchos años, el término ‘gafoso’ era de uso frecuente (especialmente en entornos escolares). Se dijo como algo peyorativo porque era lo extraño. Había poca gente con gafas, especialmente entre niños y jóvenes. Y llamó la atención. Sin embargo, ese término cargado de connotaciones negativas ya está totalmente desactivado. ¿Por qué? Ya son tantas las personas que dependen de las gafas desde su más tierna infancia que no es un rasgo a destacar. Según los expertos, la miopía ha avanzado mucho en las últimas décadas, sobre todo veinte años a esta parte. Y la carrera hacia un mundo lleno de gente miope acaba de comenzar. «Si seguimos en esta misma línea, se estima que para el 2050 la mitad de la población será miope», dice el Dr. Andrés Müller-Thyssen., supervisor del proyecto Ojos de Malí y patrocinador de la Fundación Ojos del Mundo, que trabaja extensamente en áreas rurales de África donde la prevalencia de este problema visual es insignificante en comparación con las áreas urbanas, especialmente las de los países más desarrollados.

La explicación es muy simple: la miopía es una enfermedad moderna. Suele desarrollarse en la infancia, como máximo hasta los 24 años, y luego aparece con menos frecuencia. Y, si esos primeros años de vida se pasan «en espacios cerrados y con luz artificial», el ojo se ‘adapta’ -en este caso a peor, porque se agranda- para ver mejor de cerca y perder la capacidad de percibir imágenes de lejos. .

De hecho, en países como China, donde la gente ha pasado de las zonas rurales a las urbanas muy rápidamente, el crecimiento de la miopía está siendo tremendo. «Se han realizado estudios comparativos con niños y se ha demostrado que pasar sesenta minutos al día en la calle reduce la incidencia de miopíaPorque en espacios abiertos el ojo no tiene que trabajar tanto para enfocar ”, explica Müller-Thyssen.

Como señala, es fundamental que el ojo se acostumbre a diferentes distancias de enfoque. Casi todo lo que miramos está muy cerca. “Hace unos años viajamos a Nepal para hacer revisiones. Observamos a más de novecientos niños. ¡Solo uno era miopía! –Exclama José María Herce, óptico y optometrista de Multiópticas–. Eso sí, estuvieron todo el día saltando entre acantilados, mirando al horizonte … ¡Sin pantallas! »

Cada vez más Youngers

¿Y qué ocurre en el otro extremo, en países como Japón y Corea del Sur, donde hay entre un 80 y un 90% de niños con gafas? Bueno, pasan horas y horas frente a dispositivos electrónicos. En Taiwán se ha detectado que entre los jóvenes hay un 50% de miopes, mucho más que entre las personas mayores. “En Europa vamos hacia eso si no hay remedio. La gente debería hacer un uso racional y moderado de las pantallas «, aconseja Herce., quien advierte que cada vez hay más miopes y jóvenes. «A partir de los 4 años …», desliza.

Como sostiene Herce, el hombre de las cavernas no era miope. Estaba constantemente al aire libre y tenía que usar mi vista para cazar, por lo que mi ojo se enfocaba bien. Pero ahora la civilización y la educación han obligado al ojo a ‘adaptarse’. «En culturas donde tradicionalmente se ha dado más importancia al estudio y la lectura, como la judía, los casos de miopía son mucho mayores que en las sociedades agrícolas o cinegéticas. Más educación y más estudio, más miopía ”, resume Juan Durán, director médico del Instituto Clínico Quirúrgico de Oftalmología (ICQO).

Además, este problema visual no tiene cura, “no hay nada que normalice el tamaño del ojo una vez agrandado. Solo podemos tirar de anteojos y lentillas, otras soluciones compensatorias ”, dice Durán, quien destaca que el factor genético también influye a la hora de ser miope. ¿Entonces no se puede hacer nada? Sí tu puedes. Primero, la prevención es importante, especialmente a una edad temprana. De los cuatro a los seis años pueden comenzar las revisiones. Y si la miopía se detecta temprano, su progresión se puede ralentizar «con gotas para los ojos y lentes especiales».

Es mejor prevenir …

1. Al aire libre:

Pase todos los días, si es posible, algo de tiempo al aire libre

2. Buena iluminación:

Lea y trabaje con buena iluminación. Puede ser una fuente directa, como un flexo, pero siempre con otra fuente auxiliar que ofrezca luz ambiental. Para los ojos es malo que todo esté a oscuras salvo una fuente: flexo, TV …

3. Pausas cada 20 o 30 minutos:

Concéntrate, mira por la ventana.

4. Mantenga su distancia:

No lea ni mire las pantallas demasiado de cerca, porque fatiga la vista. El mínimo ante una pantalla es de 40 centímetros. Aunque, si son 45 o 50, mejor. Reducir el tiempo de uso de dispositivos electrónicos, especialmente en la infancia.

5. Reseñas:

Acude al oculista. Para reducir el progreso y porque la miopía marcada puede degenerar en problemas más graves: desprendimientos de retina, glaucoma, maculopatía miópica …

¿Una cuna con biombos? ¿También en la trona y el balancín?

Esta semana surgió la noticia de que una firma (SPFuture) había puesto a la venta la primera cuna del mercado con pantallas integradas para entretener al bebé. Para los niños un poco mayores ofrecieron tronas y mecedoras (también con sus biombos). Hubo una gran ‘campaña publicitaria’, con la participación de ‘influencers’ y todo. La crítica fue inmediata y se generó un fuerte debate en las redes sociales. ¿Pero qué locura es esa? Aunque parezca una atrocidad, algunos se han mostrado muy interesados ​​en adquirir estos inventos para entretener a los niños … Todo era falso, claro. Se trataba de una estrategia diseñada por la firma Multiópticas para concienciar sobre los peligros del ‘estancamiento’ precoz y excesivo, según ha desvelado la compañía este miércoles.

«Las pantallas cumplían funciones como ayudar al bebé a relajarse para dormir, facilitar la hora de comer frente a una pantalla o entretener para que los padres pudieran desconectar. De inmediato se generó un gran impacto social», señalan desde Multiópticas, que con este revuelo considera la misión que que se habían fijado se ha cumplido. Continuar sensibilizando sobre el concepto de ‘contaminación de la pantalla’ (la contaminación visual de las pantallas) ”, dice Carlos Crespo, director general de la empresa.

.



Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -CRONICA NAVARRACRONICA NAVARRA

aCTUALIDAD

Blockchain protege el valor de la producción de aceite de oliva

El blockchain va más allá del famoso bitcoin y también del sector financiero. El mundo rural está digitalizado, la inteligencia artificial abre...

¿Es seguro viajar en autobús debido al Covid-19?

El Covid-19 ha cambiado los hábitos de movilidad miles de españoles, que según los últimos estudios y estadísticas, prefieren el vehículo privado al...

Unos 5.800 vehículos diésel oficiales podrían sustituirse por modelos «eco».

Un total de 5.794 vehículos oficiales de la Administración General del Estado tienen más de diez años, la gran mayoría de motores diésel,...

La Universidad de Valencia diseña un motor «verde» para camiones

Investigadores del Universidad Politécnica de Valencia (UPV) han ideado un nuevo motor "verde" que combina los beneficios de los híbridos y la doble...

Comentarios Recientes