Inicio Actualidad Simeone y Suárez, una vieja historia de amor

Simeone y Suárez, una vieja historia de amor


Cuando Luis Suárez aterrizó en el FC Barcelona en el verano de 2014, lo hizo bajo sospecha. No solo porque fue sancionado por la FIFA por el mordisco a Chiellini en el Uruguay-Italia del Mundial de 2014 y no pudo debutar hasta noviembre, sino también porque había muchas dudas sobre el encaje de su estilo brusco en la delicada filosofía azulgrana. Para entonces no eran pocos los que entendían que el matrimonio ideal del charrúa fue con el Atlético de Diego Pablo Simeone, que ya había mostrado interés, no con el conjunto azulgrana que empezaba a liderar Luis Enrique, que, aunque menos refinado que Pep Guardiola, mantenía en la plantilla ‘aseos’ como Andrés Iniesta y Xavi Hernández que no pegaban a Suárez ni pintaban .

Incluso le parecieron ironías del destino porque acabó siendo su mejor amigo, que sufriría junto a Leo Messi, que no había aceptado la presencia de otros delanteros puros a su lado porque le molestaban más de lo que le ayudaban en sus incursiones, como sucedió con Ibrahimovic. El mordisco de Suárez y el pisotón de Simeone (a Julen Guerrero, por ejemplo) sí casaron. Pues entonces nadie podría adivinar la gran actuación de Luis Suárez en el Barça durante seis temporadas, pero al final se concretará esa alianza con Simeone. Los ‘adivinos’ no estaban tan equivocados.

El propio Barcelona anunció, en la madrugada de este jueves, que ha llegado a un acuerdo para traspasar a Luis Suárez al Atlético por seis millones de euros en variables. El jugador se despedirá de la afición culé este jueves, en una rueda de prensa telemática que se realizará a las 12:30 horas.

El uruguayo, de 33 años, deja el Barça como tercer máximo goleador de la historia del club con 198 goles en 283 partidos oficiales, incluido uno en la final de la Champions que ganó ante la Juventus en su primera temporada. Solo Messi y el mítico César le superan. Pero nada de eso podría haber ocurrido si en 2013 el Atlético hubiera tenido el músculo económico de ahora.

Luis Suárez destrozó redes en Liverpool cuando Simeone lo vio como la pieza ideal para su proyecto. Obviamente era muy caro. «No podía hablar mal de Luis Suárez, es extraordinario, pero tenemos un juego que nos hace archivar todas las situaciones», dijo Simeone en su momento al ser preguntado por el uruguayo con el Atlético peleando en Liga por una plaza europea.

Con Suárez ya en el Barça y muchos dudando de su adaptación tras aquellos primeros partidos de noviembre de 2014, Simeone volvió a acudir al rescate: «Cuando Luis Suárez encuentra el lugar que quiere su entrenador, es un jugador intenso que le dará esa cuota diferente que el necesidades del equipo. Es un jugador maravilloso, tremendo, extraordinario, fuerte, agresivo, intenso.… Ve y anota desde cualquier lugar ». Tenía razón, porque Suárez, además de sus 198 goles, ha dado al Barça 97 asistencias.

Entregado al charrúa

Simeone se mantuvo fiel al uruguayo tras encajar dos de sus goles en el Camp Nou en el 2-1 liguero de la temporada 2014-15: «Es el mejor jugador como nueve de carrera que puede tener un equipo. Es diferente a los extremos que suele jugar el Barça. Con Pedro hacen más diagonales hacia adentro, pero Luis es muy completo ». Y en la campaña 2015-16, a pesar de que las chispas volaron en los pulsos con sus centrales, se reencontró antes del ‘9’: «Luis Suárez es un jugador muy importante, tremendo, maravilloso, extraordinario, fuerte, agresivo, intenso jugador. Asiste y anota desde cualquier lugar. Su llegada ha enriquecido al Barça. Tiene virtudes distintas a las de los jugadores que hubo. Le ha dado más profundidad de la que tenía. Tiene enormes virtudes, juega mucho con el cuerpo, es potente, tiene buenos movimientos y es contundente en el área. Enriquece Barcelona ».

A esto se le llama fertilizar la tierra. Al final fue en 2020, con dudas por las maltrechas rodillas del jugador, que últimamente entra en funcionamiento para la temporada. Pero nadie le gana a Suárez, que se recupera una y otra vez. Corre más forzado, pero termina equilibrándose a tiempo para anotar. Incluso ante el Bayern en el lamentable 2-8 logró un gran gol.

Simeone espera que sea su David Villa de la temporada 2013-14Cuando se fue del Barça estuvo a punto de regalarse porque el club azulgrana necesitaba dar a conocer su gran perfil y acabó ganando la Liga y casi la Champions. La edad era similar, 32 años en diciembre de 2013 cumplieron el Guaje. Y también salió de una herida grave, en su caso tibia. Fue solo un año, pero glorioso. Seguro que Simeone se conformaría con un año así para Suárez.

.



Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -CRONICA NAVARRACRONICA NAVARRA

aCTUALIDAD

BMW Serie 4 Coupé: elegancia deportiva con mucho descaro

El nuevo BMW Serie 4 Coupé se mantiene fiel al modelo que salió al mercado en 2013, pero lo hace adaptándose a los...

Ford Mustang Mach-E: nuevo significado de la palabra «electrizante»

Ford expande la familia Mustang por primera vez en 55 años. Y no podía ser de otra manera que llevar al famoso...

Cómo cambiar la batería del automóvil

Las baterías tienden a descargarse o dar problemas después de 3 años de compra. Por tanto, a la hora de elegir una...

El Gobierno prevé 64 millones en ayudas para comprar coches «limpios» en 2021

El proyecto de Presupuestos Generales 2021, presentado ayer, vuelve a incluir incentivos para la compra de coches ecológicos, así como para el despegue...

Comentarios Recientes