Inicio Real Sociedad Stufita, querida! - Crónica de Gipuzkoa

Stufita, querida! – Crónica de Gipuzkoa


OUno de los ejercicios más entretenidos para los analistas en la vida del vestuario deportivo es investigar los apodos por los que se conoce a sus integrantes. Siempre pasan cosas que determinan este nombre o aquel. Algunos están muy extendidos y son conocidos por todos. Otros se reducen a círculos más íntimos. En general, es un secreto bastante bien guardado.

Ayer nos visitó Estufita. Se sentó (es un dicho) en el banquillo visitante e intentó que su equipo ofreciera su mejor versión y fuera competitivo. Javi Gracia se puso muy caliente cuando defendió la camiseta txuri-urdin. Odiaba perder en las rondas de entrenamiento, echaba humo y discutía hasta el infinito si entendía que la razón era suya. Cabezón en el sentido amoroso de la palabra. De ahí el apodo que le pusieron. Si ayer en el último segundo no anulaban el gol y daban validez a la jugada, habría quedado claro lo que os digo. Por eso, a día de hoy, no me sorprende que mantenga un tumulto permanente con la propiedad del club que entrena.

Seguro que ayer, además de estar contento por la disciplina táctica de los jugadores y la victoria de su equipo, recordó aquel gol de febrero de 1998 en la portería de la derecha desde el banquillo. Un derbi, nada menos, cuando las relaciones entre las entidades se enfurecieron. La estufa era un cuento para niños entonces, porque el humo del fuego se podía ver desde California.

El partido se jugó en Anoeta. Larrazabal adelantó a los rojiblancos al ejecutar un tiro libre directo. Tuvimos que esperar hasta el último minuto, casi como anoche, a que Javi Gracia rematara a puerta de Imanol Etxeberria, que había ido a por un bypass de balón, chocando con Cvitanovic o ¿Kovacevic ?, sin que Mejía Dávila interpretara una falta. ¡No había VAR!

El gol subió al marcador. La tormenta estalló. El resquebrajamiento en los vestuarios de los dos técnicos, Bernd Kraus y Luis Fernández, fue antológico, al igual que la celebración de ese gol por parte de la congregación Txuri-Urdin. En esa plantilla convivían Roberto Olabe e Imanol Alguacil. Si me lees, recordarás perfectamente el momento. ¡Como olvidar!

El navarro Javi Gracia, que acaba de cumplir 50 tacos, llegó procedente de Valladolid. Fue un centrocampista trabajador, un buen compañero y una mejor persona. Cuando pides, parece que estás dando. Casi, un santo de pedestal. Por cierto, pequeño cepillo. No ha cogido ni un gramo. Pasaron suficientes años para sentir lo que significa ser de lo Real. Nunca ha negado que le encantaría entrenar al equipo. En algún momento del viaje pudo haber estado más o menos cerca de cumplir su sueño, pero los caminos no terminaron de encontrarse. Hoy parece mucho más complicado.

Entre otras cosas porque, salvo que Imanol diga un día «hasta aquí», el inquilino del banquillo realista está muy asentado y el técnico navarro firmó contrato por dos temporadas, aunque tampoco la Torre del Miguelete está segura a orillas del Turia . Los dos se conocieron anoche a puerta cerrada. Se saludaron, se abrazaron, conversaron y pelearon en un partido muy equilibrado, con pocas oportunidades. Por cierto, al menos llama la atención ver a tantos guipuzcoanos entre sus asistentes (Aranalde, Arteaga, Otxotorena).

La Real mete unos trece mil doscientos siete centros por partido, no todos buenos, pero les saca poco rendimiento y cuando crean ocasiones como ayer no las aprovechan del todo. Esa es una cuestión pendiente, y es triste ver que tanto trabajo, tanto dominio y tantos intentos de derrotar al rival, no acaben con recompensa. Stufita, vida mía, ¡obtienes tres puntos!

Imanol tuvo que gestionar el reparto de roles entre sus jugadores, contando con que hace tres días, como dicen, jugaron en Elche, ayer contra el Valencia y pasado mañana contra el Getafe, que no es experto en dulces, ni una piruleta con sabor a azúcar. Más bien al contrario. Amargo, como el late night que nos dieron ayer, en el que primero el Bidasoa se despide de la competición europea y luego la Real se queda en albis contra el equipo naranja. ¡Qué día de San Miguel de los narices!

PD: Ni siquiera confío en mi sombra (continuará €).

.



Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -CRONICA NAVARRACRONICA NAVARRA

aCTUALIDAD

Zidane recupera a Hazard tras reivindicarse en el Camp Nou

Eden Hazard está de vuelta. El belga entró en la lista de Zinedine Zidane para el partido que enfrentará el martes al...

Hamilton rompe el récord de victorias de Schumacher

El británico Lewis Hamilton (Mercedes), seis veces campeón del mundo, logró la victoria en la duodécima prueba del Campeonato del Mundo de Fórmula...

Sánchez anuncia estado de alarma hasta mayo con toque de queda nacional

El Consejo de Ministros ha aprobado este domingo el decreto que implementará un nuevo estado de alarma en toda España, excepto en Canarias,...

La pandemia avanza desatada en León con 316 nuevos casos, 61 en 24 horas y ocho muertes más

Cientos de casos diarios, el número de muertos crece en varios dígitos todos los días y la segunda ola que pasa como un...

Comentarios Recientes