Inicio Vivir Bien ¿Una consulta por teléfono? Si, pero hazlo bien

¿Una consulta por teléfono? Si, pero hazlo bien

¿Una consulta por teléfono?  Si, pero hazlo bien

Un paciente que te cuenta en voz alta desde Mercadona los detalles de su enfermedad (esas cosas íntimas que nadie debería escuchar de los demás mientras ve la caducidad del yogur). Una mujer de voz somnolienta, que todavía no sabe si está dormida o despierta, que se enreda al explicar los síntomas. Un anciano con garbanzos en la mesa que no sabe si ir al plato o al médico. Un convaleciente con un tobillo roto, ‘pillado’ haciendo labores de jardinería cuando el médico lo llama para ver cómo va el resto … Vale, la telemedicina, que se tuvo que promover al inicio de la pandemia, está en pañales y da crear situaciones extrañas. Pero ha llegado para quedarse: ha demostrado ser un recurso muy apreciado tanto por médicos como por pacientes. Se estima que alrededor de un tercio de la población se ha iniciado en esta atención médica a distancia desde marzo. Y en algunas especialidades, como la pediatría, con preocupaciones de los padres sobre el COVID, el calendario de vacunación, el uso de vitamina D o la dieta, este período ha significado un aumento increíble en la atención remota, según un estudio realizado por Ever Health, una empresa de servicios de tecnología médica. Un gran acierto.

Aunque sí, aún queda mucho por aprender para que las consultas telefónicas sean plenamente efectivas. “Empezamos con ellos por una necesidad imperiosa: el encarcelamiento. Estábamos a punto de saltarnos asesinatos. Pero ahora, con todo más planificado, hemos mejorado mucho», Afirma la Dra. Dolores Romero Torres, miembro de Innovación, Tecnología, Educación e Investigación de la Sociedad Española de Rehabilitación y Medicina Física (SERMEF), entidad que ha publicado una guía con instrucciones para que médicos y pacientes realicen buenas consultas telefónicas.

La gran pregunta, y también motivo de sospecha por parte de los pacientes, es si el médico gana tiempo por teléfono. «No. Si hay que pasar 15 o 20 minutos con el paciente para un chequeo, no importa si está en consulta o por teléfono», dice Romero, quien sin duda se beneficia mucho es el enfermo. tienen que ir al médico en una ambulancia y conducir muchas millas (no todos tienen un hospital cerca) para un chequeo o seguimiento que se puede hacer por teléfono Resultados de pruebas, cambios de medicamentos, recetas, asegúrese de que todo esté bien. .. No tiene sentido deslizar a alguien por eso. “¡Los pacientes valoran muy positivamente esta experiencia!”, Subraya.

Y también a sus familiares, que en ocasiones debían pedir permiso de trabajo para acompañarlos. “Por supuesto, siempre termino preguntándole al paciente… ¿Algún problema que necesite que vea? Porque esta herramienta es útil, pero nunca sustituirá a las consultas cara a cara. Es algo complementario ».

El paciente debe prepararse para la consulta de la misma forma que lo haría si fuera a un centro de salud.

Antes de la llamada:

1. Debe recopilar documentación Necesario: resultados de pruebas u otras pruebas, informes de otros médicos, los nombres de los medicamentos que toma y la dosis. Todo lo que crea que es relevante y nuevo y, por lo tanto, es posible que su médico no lo haya anotado en su registro médico.

2. Escribir una lista de síntomas, avances, preocupaciones y dudas. También es necesario señalar si ha sufrido incidencia, efecto negativo o renta.

El día de la consulta:

3. Debe esperar en el teléfono a la hora acordada, si es posible en un ambiente tranquilo sin distracciones. Para facilitar la comunicación, lo mejor es tener auriculares a la mano, y si sufre problemas de habla o audición, pida ayuda a alguien cercano a usted. Tienes que tener paciencia si la llamada no se realiza a tiempo. «Oímos de todo, gente en el baño, de compras …», dice la doctora Carolina de Miguel.

Durante la llamada

4. El paciente debe asegurarse de que la persona que llama se identifique correctamente. Si no, lo correcto es preguntar. Asimismo, los pacientes Deben estar identificados con su nombre y apellidos y también con su número de identificación. Evidentemente, debería desarrollarse la ley de protección de datos. «Esta es una de las franjas sobre las que debemos trabajar. Durante nuestro encierro, como no quedaban más y estábamos en un momento crítico, avanzamos y de alguna manera tuvimos que «sortear» los obstáculos legales. Era una necesidad urgente: los pacientes no podían ser abandonados y teníamos que levantar el teléfono. A veces, para cambiar de cita o preguntarles cómo les va, porque nuestro trabajo también tiene mucha atención psicológica, que se sientan acompañados. Otras veces para resolver dudas, no solo de nuestros pacientes, de todo el mundo, conocidos, familiares … La gente no tiene idea de cuántas horas llevamos al teléfono ”, recuerda De Miguel, que añade que muchos pacientes todavía no quieren. Acudir personalmente a las visitas por miedo a tomar Covid: «Entiendo, los médicos son grandes vectores de transmisión».

5. Es mejor verificar que no haya terceros escuchando que puedan violar la derecho a la privacidad y privacidad.

6. Hablar alto y claro, verbalizando la lista. Si no comprende al médico, debe decírselo … y asegurarse de que también comprenda lo que está diciendo.

7. Antes de finalizar la llamada, debemos revisar los puntos más relevantes y anotarlos. Resuelve todas las dudas sobre los pasos a seguir: tratamiento, plan de seguimiento, cuándo y en qué forma será la próxima consulta … «Necesitamos mejorar, pero el perfeccionismo va en contra de la innovación. Si esperas a que salga algo perfecto, nunca te lanzarás ”, dice De Miguel.

Telemedicina, sí. Pero cuidado, nunca como sustituto de la asistencia presencial. Si bien es posible hacer «consultas ópticas» (ver al paciente con cámaras o hologramas), «a veces hay que tocar y sentir». Así que el teléfono no es una buena práctica, en general, para una primera consulta, sino más bien para controles o seguimientos. Los médicos deben estar capacitados para aprovechar al máximo esos minutos de conversación y no ir al cielo como al comienzo de la pandemia. Y prepara la entrevista con todos los datos a tu alcance.

Considéralo un acto médico

1. La consulta telefónica debe entenderse como un procedimiento medico, con las mismas características de la consulta presencial.

2. Solo el profesional médico adecuado puede realizar la consulta, no un joven.

3. La consulta debe seguir el legislación.

4. Utilice el conjunto de prácticas más adecuado en el momento del tratamiento («lex artis»).

5. Tener por apuntar a la curación o rehabilitación del paciente. El principio médico por excelencia.

Derechos de garantía

6. Respetar la autonomía en las decisiones informadas de los pacientes.

7. Tratar de la misma manera a toda la gente.

Humanizar la pregunta

8. Para Carolina de Miguel, además de todas estas normas que rigen el código deontológico de los médicos, hay más cuestiones de «andar por la casa» que cree que debe seguir el médico al acercarse a una consulta telefónica. «El paciente en todo momento debe sentirse escuchado y cuidadoDebes notar la proximidad, porque de lo contrario la telemedicina nunca funcionará ”, advierte. Así que considere que a medida que los pacientes se den cuenta de que la atención médica a distancia funciona, aumentará. “En el futuro, muchas personas no querrán perderse el día o pedir un permiso de trabajo para algo que pueden hacer perfectamente por teléfono. Lo entenderán así ”, predice. Ahora mismo, ya hay mucha gente que lo prefiere, aunque los pacientes mayores a veces necesitan más para ser vistos en persona, cara a cara. Por eso es vital pensar en el paciente y sus necesidades. La misma fórmula no se aplica a todos y la telemedicina es, reiteran ambos médicos, «algo complementario», no un sustituto de la asistencia presencial.

Con paciencia

9. «Hay que enseñar a las personas a realizar la teleconsulta y aprenden rápido. Y lo aprecia. Imaginemos un paciente con problemas de movilidad, como los que trato … Para ellos es punto de inflexion«.

10. El médico debe dedicar un tiempo máximo más o menos establecido a la consulta, pero siempre prever unos minutos para charlar y ganarse la confianza del paciente, tranquilizarle, animarle … sin prisas.

Hologramas de los enfermos, el futuro de la telemedicina

Se puede decir que la telemedicina ya está en su prehistoria. Dos personas, médico y paciente, y un teléfono. Pero, en el futuro, los avances técnicos y la « educación » de médicos y pacientes permitirán el uso de videoconferencias … e incluso hologramas, que ya se están empezando a utilizar para enseñar a estudiantes de medicina sin recurrir al cadáver de toda la vida y, en el campo de la cirugía, ver los órganos, sopesar las opciones y permitir que especialistas distantes participen en la operación. En la mayoría de los casos, todo lo que necesita son gafas Hololens (3D). “El futuro de muchas consultas será así. La tecnología ya está ahí. El problema es que requiere una infraestructura mucho más avanzada que un teléfono. Así pude ver de lejos cómo un paciente flexiona un pie, cómo se mueve … ”, dice Carolina de Miguel Benadiba, médico rehabilitador y presidente de SERMEF.

.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -CRONICA NAVARRACRONICA NAVARRA

aCTUALIDAD

WAYLIFE Gafas de sol MrDheo BARCELONA MOD 01 Lente espejada púrpura C03

Price: (as of - Details) Ic‹nicos modelos WAYLIFE design by Streetartist MrDheo, Unisex, con montura y con dibujos originales realizados en BCN, Miami,...

FEISEDY Gafas de Sol de Ojo de Gato Cuadradas Vintage Moda para Mujer Gafas de Sol Pequeñas de Ojo de Gato B2473

Price: (as of - Details) La montura de acetato ligero FEISEDY es duradera y favorecedora, más cómoda y fácil de usar....

Comentarios Recientes