San Sebastian. El factor diferencial es de vital importancia cuando pertenece a un sector tan amplio y relevante como lo es la vinitinívola en el Estado en general y en Navarra en particular. En Sada, una pequeña localidad navarra situada a los pies de los Pirineos, son conscientes de ello, por lo que intentan aprovechar las peculiaridades de una zona geográfica productora de vinos, el Palacio de Sada, con un entorno muy específico y especial. caracteristicas.

Con solo 200 habitantes, pero 300 hectáreas de viñedo, Sada es un país patas arriba con su bodega, denominada Bodega de Sada y de carácter cooperativo con 14 familias involucradas en su negocio. Sus inicios se remontan al año 1939, cuando los antepasados ​​de los enólogos actuales empezaron a elaborar vino y venderlo a granel «para sobrevivir», explica el actual director, Ignacio Ilarraz. Tras más de 80 años de historia y una arraigada tradición familiar, Bodegas de Sada se ha convertido en la identidad de toda una ciudad, gracias a muchos años de dedicación, saber hacer y respeto por la artesanía.

El principal factor diferenciador de esta bodega viene dado por su posición geográfica, definida por Ilarraz como el «valle del último cultivo» e influenciada por el clima pirenaico y las cosechas tardías. Sus «viñedos de montaña» tienen características inusuales, abundantes en los viñedos viejos y en la Garnacha, el buque insignia. A través de una actividad sostenible y respetuosa con el medio ambiente que implica, entre otras cosas, el uso exclusivo de levaduras naturales y el mantenimiento de la diversidad de las parcelas, nacen vinos «muy especiales» y con gran personalidad.

Frescura y gran aroma

La naturaleza montañosa confiere a las uvas una frescura que se refleja en los vinos a través de una potencia aromática muy interesante rica en elegantes matices. Destaca también el aroma de los vinos, con un marcado toque de hierbas de montaña y, sobre todo, de flores violetas.

Junto a esto, estos vinos tienen una buena conservación, es decir, una larga vida en botella; Siempre teniendo en cuenta que sus añadas llegan al mercado con un año de retraso debido a la vendimia tardía y la larga crianza de algunas referencias que siempre llegan al consumidor «cuando están en su mejor momento».

Toda esta pasión y dedicación al trabajo bien hecho se ha visto recompensada, ya que Bodega de Sada, además de tener una gran presencia en el sector de la hostelería y comercializar su producto en 14 países, ha obtenido numerosos premios como el de la revista especializada Decanter. que ha seleccionado su Garnacha como la mejor del mundo.

Lectores de Gastroplan Tienen una oportunidad inmejorable de adquirir un lote que, con un total de seis botellas, incluye dos de las referencias más importantes de esta casa. Palacio de Sada rosado sorprenderá a los amantes de esta variedad de vino, gracias a sus elegantes cualidades de frescor y aroma afrutado. Por su parte, el Palacio de Sada blanco con uvas tintas es un Blanc de Noir muy especial, elaborado siguiendo un proyecto de I + D + i de la Unión Europea y el Gobierno de Navarra. Es un vino con todas las características gustativas de un vino blanco, pero elaborado con uvas tintas Garnacha.

Solo 40 lectores de El Diario Vasco podrán disfrutar de este magnífico lote de vinos de Bodegas de Saga por 21 € el gastroplan.diariovasco.com

Lote de vinos de Bodegas de Saga

4 botellas

de uva blanca tinto de Palacio de Sada

2 botellas

palacio rosa de Sada

Bodega Sada

DirecciónDirección: Calle Arrabal, 2 – 31491 Sada (Navarra)

Teléfono: 948 87 70 13

Correo electrónico: [email protected]

www.bodegadesada.com

Instagram: @bodegadesada

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí