Inicio Actualidad Yamaha respira aliviada tras asomarse al precipicio

Yamaha respira aliviada tras asomarse al precipicio


El Mundial de motociclismo empezará este viernes con los primeros entrenamientos libres el último de los cuatro tripletes del particular calendario de este 2020. Y con todo por elegir. Sam Lowes, Enea Bastianini y Luca Marini se jugarán el título de Moto2 en ámbas pruebas de Valencia y la que cierra la temporada en Portugal, distanciados por 23 puntos, con el británico con siete de ventaja sobre el segundo clasificado. Por su parte, Albert Arenas tendrá que defender el liderato de Motocicleta3 ante Ai Ogura (a 19 puntos), Celestino Vietti (a 20) y Jaume Masiá (a 24). Mientras que en MotoGP será Joan Mir el que busque el título, en su segundo año en una categoría en la que lidera un pelotón de seis pilotos, con Fabio Quartararo a 14, Maverick Viñales a 19, Franco Morbidelli a 25, y un poco más lejos Andrea Dovizioso a 28 y su compañero Álex Rins a 32.

Esto, el ámbito de las tres categorías, debería haber mandado en el jueves del bautizado como Enorme Premio de Europa, con la alargada sombra de la covid-19 sobrevolando el ‘paddock’ del campeonato. Valentino Rossi apuraba sus opciones para no ser baja por tercer fin de semana de competición consecutivo, al haber continuado dando positivo en las PCR que se ha venido haciendo desde el fin de su cuarentena, mientras que Yamaha desplazaba a Valencia al estadounidense Garrett Gerloff, conduzco del Mundial de Superbikes sin experiencia en MotoGP; y también Iker Lecuona se quedaba fuera al verse obligado a confinarse por el gobierno de Andorra tras el positivo de su hermano, con el que convive, lo que le impedirá competir en el trazado en el que debutó por sorpresa en 2019 en la clase reina.

Por otro lado, una novedad terminó dejando de lado estos dos aspectos, una amenaza de sanción a Yamaha y a sus pilotos que al final no afectó a la clasificación de pilotos, como se temía. Yamaha viene sufriendo inconvenientes con sus motores desde el principio del año. Este año se han quedado en fuera de juego por inconvenientes en el propulsor Rossi en la primera carrera en Jerez, y Morbidelli en la segunda. Y Viñales ya probó en el último gran premio disputado en el Motorland de Aragón a rodar menos en adiestramientos para intentar guardar en el más destacable estado viable los pocos que le quedan en uso. «Estoy en una situación tensa, me estoy quedando sin motores», reconocía este jueves el español, a la vez que apuntaba a continuar esta estrategia de minimizar la acumulación de quilómetros en pista.

De tener que recurrir a un motor extra, Viñales (o bien algún otro conduzco) se vería obligado a salir desde el ‘pit lane’ en carrera, lo que arruinaría completamente sus opciones en el instante clave del año. Pero el problema para Viñales, y para Quartararo y Morbidelli, en pelea por el título, podría haber sido considerablemente mayor. La marca japonesa reconoció en el ámbito de entre las asambleas periódicas de la asociación de constructores (MSMA) que tuvo lugar en Valencia que cometió una irregularidad al abrir determinados de sus propulsores, algo que por reglamento está prohibido (los motores se sellan a principio de temporada y solo se facilita mudar unas piezas determinadas). Yamaha trató de que el resto de desarrolladores hiciera una excepción y les dejasen solucionar un inconveniente de válvulas con el que se hallaron en la primera carrera del año disputada en Jerez; pese a no tener respuesta, la marca decidió realizar esa apertura, lo que ha acarreado una sanción. Una sanción que casi es un premio.

Y sucede que sus pilotos temían que se les restasen los puntos sumados en esa prueba en el trazado andaluz, algo que habría dinamitado la general. En ese domingo Quartararo, segundo del Mundial, ganó y sumó 25 puntos, Viñales, que es tercero, cruzó la misión en segunda posición, y Morbidelli se llevó 11 puntos al finalizar quinto. Una ‘escabechina’ que con un campeonato tan apretado habría dejado a Mir el título en bandeja. Mas Yamaha pudo respirar, al solo perder 50 puntos en la clasificación de mejores constructores, mientras que a sus dos escuderías se le sustraen los sumados por los pilotos para el campeonato de equipos. Constructores y equipos, dos ‘títulos’ mínimos equiparados con el de pilotos, que va a arrancar este viernes un capítulo más de una igualada lucha, con la amenaza de precipitaciones intensas y a bajas temperaturas, la tónica del tramo final de la temporada. Elementos que fuerzan a extremar las prudencias en un punto del año en el que casi parece más importante no fallar que lanzarse con todo a por el premio grande de la victoria en una carrera. Eso que Mir no ha logrado aún.



Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -CRONICA NAVARRACRONICA NAVARRA

aCTUALIDAD

El secuestro del cónsul Bëihl, un programa de propaganda que dejó perplejo al banquillo

Ese 1 de diciembre de 1970 fue Eugene Bëihl, cónsul de la República Federal de Alemania en la capital San Sebastián fue secuestrado en...

Los rosarios del Papa rechazados

En la primera quincena de noviembre de 1970, cuando la suerte de los imputados parecía ya fijada, un grupo de mujeres, religiosas y madres...

Probamos las capacidades del sistema BMW xDrive: tracción sin límites

Sin pendientes pronunciadas ni curvas resbaladizas. El sistema inteligente de tracción en las cuatro ruedas xDrive de BMW, disponible en más de 100...

El fin de Maradona reabre el eterno debate

Si se realizara una encuesta global entre futbolistas, entrenadores, críticos, aficionados, aficionados corrientes y aficionados a las estadísticas, no habría dudas. Alfredo Di...

Comentarios Recientes